Dólares y criptomonedas, los elegidos por los argentinos para ahorrar

Seguimos compartiendo repercusiones de la encuesta de salarios e inflación de Vistage Argentina. En este caso, en una nueva nota de Iprofesional. 

Mirá la nota completa.

 

Los argentinos van corriendo detrás de todas las formas de inversión posible que le permitan resguardar los ahorros y “sacarse los pesos de encima”. Dólares y criptomonedas aparecen como los más destacados en una encuesta realizada por el Instituto de Ciencias Sociales y Disciplinas Proyectuales (INSOD) de la UADE en octubre.

El trabajo online indagó en las percepciones y hábitos de los argentinos en cuestiones relacionadas con las finanzas personales, el ahorro, la inversión y los métodos de pago corrientes.

Según el estudio, más de la mitad de los encuestados (el 52%) que dijo haber podido ahorrar algo de dinero durante el último año, eligieron los dólares en efectivo. El 30% indicó que lo hizo en criptomonedas y el 28%, fue dólares en cuenta bancaria.

De los que hicieron algún tipo de inversión, 9 de cada 10 indicaron que tuvieron alguna ganancia, mientras que un 6% dijo haber perdido un poco y un 2% restante “haber perdido mucho” en el último año.

Deudas

Un 23% de los encuestados indicó haber tenido que pedir prestado una suma importante de dinero a algún familiar o amigo durante los últimos 5 años entre 1 y 3 veces. Un 7% indicó haberlo hecho en 4 en más oportunidades.

Según la encuesta, el 71% de los consultados afirmó que, si tuvieran que pedir una suma importante de dinero en el futuro, le pediría a algún familiar, y sólo un 22% acudiría a un banco. Dos de cada 10 encuestados dijeron no operar con bancos con frecuencia.

La tarjeta de débito es el medio de pago elegido por más de la mitad de los consultados. El 52% dijo utilizarla siempre o casi siempre, y otro 32% dijo utilizarla con relativa frecuencia. En segundo lugar, le siguen los pesos en efectivo y más atrás las tarjetas de créditos.

Los medios de pago menos utilizados señalados por los encuestados fueron las tarjetas prepagas, los dólares en efectivo, y algunas billeteras digitales. Ninguno de esos medios de pago superó el 15% de utilización frecuente.

La encuesta se hizo sobre un universo de 1.400 personas, en el área metropolitana, mayores de 18 años y con un promedio de edad de 35 años. Fue realizada de forma online voluntaria.

Sueldos por el piso

Los argentinos siguen preocupados por la tendencia alcista del dólar ya que en el país los sueldos son en pesos. Si bien para poder ahorrar se busca hacerlo en la divisa estadounidense, la capacidad de ahorro el los últimos años se encuentra en descenso ya que hoy, si se hace una comparación, se cobra el salario en dólares más bajo en los últimos quince años.

Los trabajadores en el país tuvieron en agosto un incremento mensual del 3,2% en sus ingresos, en relación al mes anterior, según el índice de salarios Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), que dio a conocer los resultados correspondientes a agosto.

El promedio de los salarios en la Argentina subió 3,2% en agosto y 4,9% en julio, cuando la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) que publica el organismo había sido de 2,5% en agosto y de 3% en julio.

Ahora bien, en el acumulado de los primeros ocho meses del año, el Índice de Salarios del INDEC sumó una suba de alrededor del 29%, mientras que los precios y tarifas se apuntaron un alza del 32,3% en ese período. Asimismo, en la comparación interanual la inflación a agosto 2021 habría llegado al 51,4% mientras que la suba de sueldos estubo un poco por debajo de eso, en 49,1%, siempre de acuerdo al organismo oficial.

Frente a estos números en pesos, el salario promedio en dólares de los trabajadores estables llegó a las elecciones en u$s476, lo que implica una caída de 32% en los dos primeros años del Gobierno de Alberto Fernández, según informó en su cuenta de Twitter el economista Esteban Domecq, director de la consultora financiera Invecq.

Además, los salarios en dólares muestran una caída acumulada de 67% desde principios del 2018 por lo que “estamos con el salario en dólares más bajo en quince años”, advirtió el economista.
“El salario promedio en dólares (trabajadores estables) llegó a las elecciones en U$S 476, lo que implica una caída de 32% en los dos primeros años de AF y una caída acumulada de 67% desde principios del 2018. Estamos con el salario en dólares más bajo en quince años…”, escribió en su cuenta de Twitter.

¿Cuánto perdieron en dólares los sueldos argentinos?

Según la última actualización del Salario Promedio de los Trabajadores Registrados (RIPTE), públicos y privados, en septiembre, los ingresos aumentaron un 4,2%, lo que muestra una cifra superior a la inflación de ese mes, que fue del 3,5%. En pesos. se trata de unos $94.157,71.

Si se compara a esta cifra al contado con liquidación (CCL), en septiembre el salario RIPTE fue de u$s489.

Para hacer una comparación con otros momentos de la historia, en un informe de Nery Persichini, economista y head of strategy de GMA Capital, al analizar los ingresos con un CCL constante, descontando la inflación acumulada que el dólar en los últimos 25 años, en febrero de 1995 se cobraba $928,29, con lo que el sueldo representaba unos u$s1.718 actuales. Era el momento de la convertividad: hoy, se gana un 28,4% de ese total.

Para fines de 2021, el promedio del salario que cobraban los empleados era de $884,83 (esto es unos u$s1.066 de ahora). Con estos números, se ve que en 2021 los ingresos son menos de la mitad que en diciembre de 2001 (un 45,8%), en dólares.

Estas son las subas de sueldos que darán empresas en 2022

Las grandes compañías que operan en la Argentina, tanto las nacionales como las multinacionales, suelen cerrar en noviembre los presupuestos salariales pensados para el año siguiente.

Mientras se espera un 50% de inflación interanual para cerrar 2021, el año siguiente en el caso de los argentinos permanece como una incógnita, con las elecciones, el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional y los controles de precios aún en veremos, solo para mencionar algunos de los factores.

Los niveles de emisión monetaria, sin embargo, ya preanuncian que no se tratará de un ciclo tranquilo. Como dato, las 545 grandes firmas consultadas en el país por Willis Towers Watson (WTW) para su reporte de compensaciones y beneficios de octubre, dio como resultado que las empresas anticipan en una mediana de 44% de inflación para el año próximo.

Eso quiere decir que los presupuestos salariales para 2022 en grandes empresas en la Argentina incluyeron previsiones de aumentos de precios y tarifas de entre 41% y 44%, de acuerdo a lo revelado por los analistas de WTW en un evento llevado a cabo el miércoles.

Sueldos fuera de convenio 2022

Como suele ocurrir en los últimos años, los aumentos de sueldo planificados por las grandes compañías de un año al otro intentan, en principio, acompañar la inflación, si bien en los últimos años los salarios vienen perdiendo la carrera.

El de 2022 podría volver a ser el caso: los incrementos generales para personal fuera de convenio serán del 44,4% en promedio y 45% de mediana.

Esto quiere decir que las empresas otorgarán subas de entre 42% y 47% para el año próximo, si bien es probable que la pauta cerrada en este momento –el 69% de los consultados ya están trabajando en el presupuesto para el año próximo- se modifique a lo largo del ciclo.

No por nada, el 60% de la suba se dará en el primer ajuste, el del primer semestre del año, y el 40% restante en la última parte.

Solo el 1% de las organizaciones relevadas concentrará todo el monto en un ajuste anual. El 45% de la muestra se siguen inclinando por el esquema de un aumento por semestre, y un 35% planificó tres para 2022. El restante 20% se posiciona en cuatro subas de sueldo o más.

Claro que no solo la inflación influye en esa decisión. Otros factores que tendrán impacto en los salarios fuera de convenio serán el valor de mercado de cada profesional, los resultados de negocio de las compañías de distintos sectores y los acuerdos paritarios celebrados con los gremios.

Aumentos “por mérito”

Lo anterior refiere a los aumentos generales para todo el personal. El desempeño en la Argentina parece estar desvalorizado pero las empresas siguen decidiendo una parte de la compensación en función de ello.

“Las empresas siguen valorando el desempeño como un diferencial pero cuesta plasmarlo en el presupuesto salarial. Lo que vemos es que en la Argentina el presupuesto salarial es del 100% de la inflación, cuando en otros mercados es entre el 50 y el 70 por ciento, entonces un 20 o 30 por ciento se adiciona por desempeño”, dijo al respecto Marcela Angeli, directora de gestión de Talentos y Compensaciones de WTW.

Lo mismo sugirió esta semana una encuesta de la organización de CEOs Vistage Argentina. La misma consignó los aumentos de salario que dieron empresas de distintos rubros en 2021. Las de Comercio e Industria se ubicaron en torno al 30% anual mientras que las del área de servicios variaron entre 15% y 30% en lo que refiere a las alzas generales.

Pero en los tres sectores los aumentos de sueldo por mérito se definieron por dar un 5% extra. “En este ítem casi no hubo distinción en cuanto al nivel de facturación de las empresas, lo que se traduce en un reconocimiento generalizado al esfuerzo de los empleados durante 2021”, resaltó al respecto Guadalupe San Martín, CEO de Vistage Argentina.

Sectores que le ganarán a la inflación en 2022

Nuevamente y como ya ocurrió en 2021, la industria de Comunicaciones y entretenimientos se posicionará en el percentil 75 de los sectores con mejores aumentos de sueldo para el año próximo. Esa área planea dar 47% de alza el año próximo, seguido de la industria petrolera con 46% de incremento.

En 45% se posicionaron muchos de los sectores más competitivos de la economía: la industria metalúrgica, la de la energía, la automotriz, las empresas de tecnología financiera (fintech), bancos y entidades financieras, y la alta tecnología.

Cerrando la lista de las áreas que le ganarán a la inflación el año que viene, tal y como fue calculada por las empresas, hoy figuran dos sectores muy golpeados este año por la pandemia: los servicios y el retail. En ambos casos se pautaron, hasta el momento, aumentos de sueldo apenas por encima del 44% proyectado para los precios y tarifas.

El turismo, otro de los sectores más golpeados por las restricciones preventivas del COVID-19, no figura siquiera en la tabla elaborada por WTW, aunque se trata de reflejar los planes de ese 69% que ya trabaja en su presupuesto para el año próximo.

Los sectores que quedaron “en orsai” frente a la inflación proyectada serán la logística, el transporte, las aseguradoras, la industria agropecuaria, la química y la industria, entre otras.

Fuente: Iprofesional