Sueldos vs. precios: una carrera muy desigual

Compartimos una nueva nota respecto de la última encuesta de Vistage Argentina sobre los sueldos, salarios e inflación con la opinión de Guadalupe San Martín, CEO de Vistage Argentina. 

Mirá la nota completa.

 

Solo dos palabras alcanzan para definir la carrera salarios versus inflación. todos pierden. Así lo definen los expertos en remuneraciones, a la hora de analizar el actual contexto de los sueldos en el mercado local, con los niveles de suba de precios que se registran. “Salvo excepciones, la inflación siempre gana. En épocas como estas, prácticamente todos los trabajadores pierden. Tal vez solo podrían excluirse niveles gerenciales y la alta dirección”, describe Julio Bresso, director ejecutivo de Bresso C&M y profesor en la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad Austral.

Según la Encuesta de Compensaciones 2021 de Vistage Argentina (organización líder mundial de CEOs, altos ejecutivos y dueños de empresas que nació en los Estados Unidos en 1957), el 63% de las empresas de Servicios (con facturación anual de menos de $ 200 millones), otorgó a sus empleados ajustes por inflación mayores al 30%, mientras que el 49% de las compañías industriales dio incrementos del 30% como tope. Del sector Comercio, el 59% respondió que el incremento salarial se situó entre 15% y 30%. “Este último dato cambia en las firmas del mismo sector con mayor nivel de facturación: el 80% de aquellas que poseen ingresos anuales de $200 millones a $400 millones, respondió que el ajuste fue superior al 30%, casi en la misma línea que plantearon aquellas que facturan de $400 millones a $600 millones y las que facturan más de esa cifra, en coincidencia con las empresas vinculadas a la industria”, explica Guadalupe San Martín, CEO de Vistage Argentina.

Escalas. Con respecto a los aumentos por mérito, la mayoría de las firmas de los tres rubros (Comercio, Industria y Servicios) respondieron que el incremento salarial fue mayor al 5%. “En este ítem casi no hubo distinción en cuanto al nivel de facturación de las empresas, lo que se traduce en un reconocimiento generalizado al esfuerzo de los empleados durante 2021”, resalta San Martín.

Para Bresso, “en términos generales, las compañías tratan de acompañar la alta inflación y han tenido que rearmar sus presupuestos en función de un crecimiento inflacionario de un promedio del 3% mensual”. De todos modos, considera que “suelen quedarse un poco más atrás. Salvo excepciones, la inflación siempre gana”.

Su opinión es coincidente con la de Fernando Troilo Marcos, director del posgrado en Recursos Humanos de UCEMA, “Desde hace muchos años, el problema de la alta inflación impidió gestionar de una manera más efectiva los salarios”, opina. Y amplía: “las firmas, en general, acompañan con incrementos los vaivenes inflacionarios. Esto atenta con realizar incrementos por meritocracia, o poder dar una compensación diferencial con talentos clave”.

En este contexto, un aspecto que no pasa inadvertido para los expertos es la diferencia que existe entre los aumentos para el personal dentro y fuera de convenio. “Algunas veces, provocan inequidad interna y contribuyen al problema del solapamiento salarial que se arrastra también desde hace varios años. Una manera de poder combatir estos problemas es diseñar programas de compensación total, con componentes monetarios y también no monetarios sobre los que se puede trabajar con mayor innovación para generar equilibrios y propuestas de valor para los colaboradores”, explica Troilo Marcos.

​​Paritarias. Si bien, para Bresso, los sindicatos tienen “bastante aceitadas” sus dinámicas salariales a través de las paritarias, desde su óptica “hay dos problemas” que se deben tener en cuenta:  1) la posibilidad de que se generen solapamientos entre personal de convenio y jefes fuera de convenio, resultando en ocasiones más redituable no acceder a una promoción si, por ella, quedan fuera de convenio, y 2) para las PYMEs es difícil pagar la misma escala salarial que las grandes empresas, Aquí, surge un dilema: ¿puede el dueño de una PYME que cuenta con dos camioneros abonar lo que exige el convenio de dicho sindicato? “Claramente, no, Es indispensable que los gremios perciban esa realidad y trabajen para resolverla”, destaca.

¿Cuáles son las áreas más beneficiadas y las más afectadas? Lo responde Bresso: “Vemos que Marketing (especialmente el digital), Tecnología, Recursos Humanos (por la necesidad de retener talento y atraer a los jóvenes profesionales), son los más beneficiados. Los más afectados son las áreas administrativas, logística, compras y transportes”. Otro de los aspectos que impactan en el tema salarial tiene que ver con la virtualidad. Para muchos profesionales, el nuevo contexto generó una apertura de fronteras, y surgieron oportunidades de obtener compensaciones en dólares. “El mercado laboral se abrió mucho más a partir de la virtualidad. Hoy los talentos argentinos son buscados por organizaciones regionales y globales”, detalla Troilo Marcos.

Esto también genera un desafío para las empresas locales, a las que les cuesta competir con propuestas de compensación atractivas frente a las ofertas del exterior. Claro que para que surjan este tipo de oportunidades, el profesional debe demostrar algunas aptitudes determinadas: “En general, hay que tener un dominio avanzado de idioma inglés, contar con manejo de idioma portugués suma un diferencial. En términos de habilidades, son muy valoradas la agilidad de aprendizaje, la colaboración e innovación. Además, se busca como tendencia, profesionales con la capacidad de análisis de información y toma de decisiones basada en datos”. Capacidades que pueden servir para que la carrera de los salarios frente a la inflación no sea tan desigual.

Fuente: Revista Noticias