Fueron pioneros en el home office y cuentan cómo hacerlo

Manuel Picallo y Pablo Ces, de la empresa Flexibility y miembros Vistage, nos comparten un interesante artículo publicado por el cronista.com donde cuentan cómo en un año signado por la pandemia, la empresa, además de vivenciar un crecimiento, consolidó la forma de trabajo home office que tuvo desde sus inicios y definió valores internamente. 

Ver nota completa

Por aquel tiempo aún no existía el término “fintech”. Picallo venía de trabajar en una multinacional fuera de Argentina y ya no se identificaba con ciertos modos de trabajo. Ces estaba convencido de que los procesos estructurados y sin cierta agilidad entorpecen el desarrollo de los proyectos. Juntos perseguían el sueño de trabajar menos horas fuera de su casa, compartir tiempo con sus familias y, a la vez, ofrecer sus talentos en el mundo digital.

“Para innovar teníamos que jugar al límite de las reglas”, reconoce Ces, CEO de flexibility. Sin saberlo con exactitud, los guiaba el concepto de desobediencia inteligente, que hoy se aplica en el mundo IT para pensar en innovación de procesos caducos, superar el miedo a lo desconocido y potenciar la creatividad.

CRECER RÁPIDO Y ROMPER LÍMITES

El proyecto creció rápido y fuerte. En un primer momento, flexibility se destacó por brindar servicios de consultoría para firmas como Banelco, Coelsa y Prisma, entre otras. Con el desarrollo, sin embargo, también llegaron los límites de trabajo, encarnados en el propio cuerpo de sus creadores.

Ces y Picallo pensaron entonces en crear un producto para desarrollar y ofrecer soluciones escalables. Nacía una nueva misión: conectar a bancos, fintech y retailers de una manera distinta, potenciando lo que mejor conocían: la implementación de servicios financieros.

Comenzaron a diseñar soluciones de integración a medida y a interpretar contextos detrás de cada necesidad. Retailers, cobros de servicio o bancos demandaban distintos tratos.

Mientras ponían manos a la obra, Ces y Picallo detectaron un problema común a resolver. Se trataba de la digitalización de los canales de comercialización y la resolución de la última milla, que conecta a las principales entidades de servicios financieros.

Para cubrir esa última milla se propusieron crear un producto. En el camino aprendieron que la necesidad a la que daban respuesta no era exclusiva de la banca: también aparecía en otros sectores. A partir de eso nació Plug, un middleware que evolucionó para brindar soluciones a otros servicios de internet.

Como resume Ces, en la actualidad la compañía apunta a “ser una empresa de producto, donde todo sea escalable y los procesos se automaticen”.

FLEXIBILIDAD, AUTONOMÍA Y GÉNERO

En 2020 flexibility amplió su equipo de trabajadores en un 170 por ciento. La flexibilidad en los procesos y la autonomía siguen siendo las banderas que levanta la compañía. Es así que uno de los sectores claves de flexibility es el área de Mejora continua, liderado por Ailén Correa.

“La agilidad tiene que ver con una forma de sentir, pensar y actuar. Esos valores se expresan en las prácticas de cómo trabajamos y qué procesos tenemos y cómo nos vinculamos”, explica Correa, al tiempo que destaca a esta organización por su “carácter resiliente y de rápido aprendizaje”.

Por otro lado, la empresa atendió a la brecha de género del sector fintech, que viene reduciéndose hace años. Así, flexibility logró que la contratación de mujeres escalara en un 43%, favoreciendo la diversidad en el equipo laboral.

En un año signado por la pandemia, la empresa, además de vivenciar este crecimiento, consolidó la forma de trabajo home office que tuvo desde sus inicios y definió valores internamente.

“Tuvimos necesidad de transitar, identificar, crear herramientas que nos permitieran crear nuestra identidad no solo para transmitirla sino para vivirla”, menciona Romina D’ Amato, líder de Recursos Humanos de flexibility.

Además, destaca: “Fue un hito en la compañía, una experiencia en términos de cultura organizacional. Participamos de workshops virtuales, con dinámicas lúdicas para identificar valores y para escribir nuestro manifiesto como equipo de trabajo. Algo nos une, y poder compartirlo y vivirlo es fundamental.”

RUMBO AL FUTURO

De cara al futuro, Ces se muestra confiado. Mientras en plena pandemia muchas empresas se vieron golpeadas por el panorama de crisis e incertidumbre, en flexibility encontraron que estaban preparados para afrontar el momento y siguieron con un ritmo de crecimiento fuerte.

“Teníamos un modelo de trabajo remoto, en ningún momento aplicamos un plan de contingencia ni nada por el estilo. Sí fue una contingencia social, donde cada uno tenía distintas situaciones que atender en su casa.”

La receta que siguieron tuvo que ver con profesionalizarse internamente, se invirtió el talento y capacitación, en adquisición de herramientas. El resultado: la madurez organizacional y la reducción de tiempos en procesos claves.

 

Como desafío, Ces menciona la importancia de posicionar a la empresa como referente en latinoamérica. Ya tienen una sucursal en Colombia y el año pasado tuvieron oportunidad de negocio en nueve países distintos.

“Estamos definiendo en qué mercados queremos jugar directamente, para entender cómo abarcar varios mercados en paralelo y tener un crecimiento a nivel de escala rápida.”

Fuente: El Cronista