Los premios a la comunicación institucional

Mariano Pasik, Presidente del Consejo Publicitario Argentino, CEO de Liebre Amotinada y miembro del Grupo 38 recibió dos premios Eikon por dos campañas que realizó para YPF.

¡Les compartimos la nota completa!

 

Este año, la entrega de los premios Eikon Argentina 2020 tuvo una dinámica diferente pero el mismo compromiso de siempre. Desde 1998, Eikon premia el trabajo que desarrollan comunicadores y comunicólogos, relacionistas públicos, periodistas, publicitarios, lobbystas y organizadores de eventos.

En la entrega, que tuvo lugar en La Rural bajo estrictos protocolos de seguridad, Lucas Moltrasio, Jefe de Comunicaciones Internas y Contenidos de YPF, fue el encargado en recibir el Eikon Azul por su campaña “Diversidad” en la categoría Publicaciones Brand Films. “Buscamos mostrar la diversidad de equipos que tenemos en YPF, la pluralidad de voces y opiniones”, señaló Moltrasio que lleva 10 años en la compañía donde comenzó en una estación de servicio y hoy lidera el equipo de comunicación. “Esta campaña ilustra lo que en YPF se hace en materia de diversidad enfocado principalmente en los empleados, somos una compañía con infinidad de personas con historias muy diversas y la idea era mostrar un poco el compromiso de la compañía en esa materia”, agregó.

YPF cuenta con un Comité de Diversidad conformado por un equipo interdisciplinario que representa las principales áreas transversales de la compañía; busca la transparencia y pluralidad de voces y opiniones y tiene como misión promover una cultura de igualdad de género, eliminando cualquier forma de discriminación y desigualdad dentro de la empresa. “Es un premio muy importante por el trabajo realizado, en especial para todo el equipo de comunicación y para el equipo del Comité con quien trabajamos en conjunto con la agencia, fue un trabajo muy inspirador donde conocimos empleados y empleadas de YPF que no veíamos a diario y las descubrimos con esta campaña, fue muy lindo contar historias que nunca se habían contado”, explicó Moltrasio.

El segundo premio que recibió YPF fue el Eikon de Oro por su campaña “Efemérides”. Ya habían pasado dos meses desde que se había instaurado el aislamiento social, preventivo y obligatorio en todo el territorio nacional y en el marco de la lucha contra el avance de la pandemia en el país y la creciente incertidumbre, YPF buscó enviar un mensaje alentador que pudiera llegarle a todos. Así se decidió aprovechar las efemérides patrias de una manera diferente. Para el 25 de mayo, evocando a los próceres que comenzaron el camino de construcción de la patria y en el presente siguen en nuestras calles el spot mostraba que aunque están separadas entre sí, al unirlas toman una fuerza especial. Para el 20 de junio, el homenaje fue a través de las banderas colgadas en los balcones argentinos.

“Se realizó un spot para redes y televisión para las fechas patrias que tenía que ver con la necesidad de YPF como una de las compañías más importantes y emblemáticas de Argentina, de decir acá estamos en un día importante para todos y lo festejamos en un momento muy especial”, contó Mariano Pasik, CEO de Liebre Amotinada, la agencia de YPF, “la pieza se realizó en muy poco tiempo, con muy bajo presupuesto, con algunos teléfonos y alguna camarita pequeña, se grabó como se pudo, respetando todos los protocolos porque tampoco se podía salir a filmar con un equipo”. El resultado fueron piezas de gran impacto y fuerte repercusión que le valieron a YPF uno de los premios de la noche.

Fuente: Clarín

Vieron el negocio en la crisis de los alquileres y ya esperan facturar $50 M: qué hacen

Tres empresarios argentinos buscan beneficiar a los fleteros con microcréditos y un nuevo servicio de mudanzas digital. De qué se trata.

El decreto que congela los valores y la nueva ley de alquileres -que rige desde julio pasado- repercuten en el mercado locativo, generando aumentos que superaron el 60%. Muchos argentinos se vieron obligados a buscar un nuevo lugar donde vivir. Por el aislamiento obligatorio, las mudanzas estuvieron limitadas a solo los fines de semanas y el traslado de un lugar a otro resultó un desafío para muchos argentinos.

Sin embargo, los argentinos saben surfear las crisis. A pesar de la caída en el empleo, pandemia mediante, muchos emprendedores siguen apostando a encontrarle la vuelta a sus ideas y generar negocios de valor. En el segmento de fletes, uno que prima facie no parece tener mucha relación con la tecnología, hay argentinos invirtiendo.

Esta startup argentina nació en medio de un diálogo en una organización de ejecutivos y CEOs. En medio de la crisis económica nacional, Gerardo Soto (49), Andrés Grosso (36) y Nicanor Estrada (48) lanzaron una plataforma de logística semi-pesada que cotiza mudanzas en tiempo real. Se trata de Fletalo, un sitio web con un algoritmo similar al de Uber que permite a usuarios tasar el transporte de sus bienes y grandes bultos de un lugar a otro.

Los tres empresarios vienen de mundos muy diferentes: Soto es ingeniero industrial y dueño de una empresa de gigantografías con más de 14 años en el mercado; Grosso, en cambio, trabaja como CEO de una software factory; y Estrada es ingeniero agrónomo especializado en trading de granos y servicios para exportaciones.

El desarrollo comenzó con una inversión de US$ 200.000 -en la etapa inicial, los fundadores consiguieron un fondeo de US$ 150.000- que ya les está dando frutos: desde su nacimiento crecieron 300% y en 2021, esperan facturar más de $50 millones.

“Hace seis años empecé la idea de Fletalo e hice una versión reducida. Cuando nos conocimos en Vistage Argentina, una organización de asesoramiento de negocios, nos juntamos y decidimos arrancar a emprender juntos. Esto existe en los Estados Unidos pero con un modelo más de subastas. Vimos que en el mercado de América latina no hay nada que marque un servicio global. Fletalo funciona con un algoritmo desarrollado in-house parecido al de Uber“, explica Grosso en diálogo con Infotechnology.

CÓMO FUNCIONA FLETALO

Los fleteros pueden descargarse la aplicación a través de la tienda de aplicaciones de Android. Deben loguearse, presentar documentación e insertar patente de su vehículo. Todos los fleteros pasan por un proceso de validación. Por el momento, hay 400 vehículos trabajando en la plataforma y esperan captar 30.000 más en un futuro cercano.

Los usuarios, en cambio, deberán ingresar a través de la página web oficial de Fletalo para pedir una cotización. Al igual que Uber, la web tiene un algoritmo propio que arroja el precio del transporte automáticamente. “Cualquier empresa antes mandaba una persona para ver tu casa y tus objetos personales. Ahora se puede hacer online y el precio es fijo”, dice Soto.

Las personas no solo podrán enviar sus objetos de un punto a otro con Fletalo sino que también pueden contratar una baulera, embalaje y un seguro, entre otros servicios adicionales. Recientemente, la startup se alió con Space Guru, una empresa de bauleras inteligentes fundada por dos argentinos en 2019. Los usuarios también podrán alquilar espacios de manera temporal y pagar solo por el lugar que ocupan sus cosas. Otro dato importante es que las mudanzas pueden pagarse en cuotas.

A largo plazo, planean beneficiar a los fleteros con microcréditos: “Vemos un potencial muy grande. Los fleteros son un nicho desatendido y no tienen forma de corroborar su ingresoQueremos darle beneficios, seguros, descuentos y créditos. También ofrecerle financiación para devolverle su trabajo y que sea una relación recíproca”, adelanta Soto.

A fin de año, desembarcarán en Uruguay y en Paraguay. Por otro lado, a mediano plazo comenzarán a ofrecer un vertical B2B a empresas, basado en logística de fletes no programada e integrarán los pagos de la plataforma con Mercado Pago, el ecosistema de pagos digitales de Mercado Libre.

Fuente: InfoTechnology

Cambio en el Impuesto a las Ganancias: claves para entender la ley que impulsa el Gobierno y a quiénes más beneficia

Horacio Félix Cardozo, abogado y miembro del G42 nos comparte una interesante nota que brindó para iprofesional donde explica qué impacto tendrá el cambio propuesto sobre el Impuesto a las Ganancias. 

Mirá la nota completa

 

l Gobierno impulsa un proyecto de ley para subir a $150.000 el piso para que los trabajadores paguen el Impuesto a las Ganancias, el que beneficiará especialmente a los solteros.

Otro beneficio es que el aguinaldo no se sumará al monto para llegar a los $150.000, indicó una fuente del equipo económico del presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa, autor del proyecto.

Ese valor de $150.000 será actualizado anualmente con la variación anual de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE), indicó la contadora Romina Batista.

Hoy los trabajadores solteros empiezan a pagar Ganancias desde sueldos de $81.000 aproximadamente, explicó Raúl Sanguinetti, de Baker Tilly, mientras que para casados con 2 hijos a cargo, el salario mínimo es de $107.000.

En la iniciativa oficial, Ganancias se aplica sobre los sueldos y el impuesto pierde la característica de personal en el segmento exento, y pasa a ser un impuesto objetivo, hasta $150.000, no importa la condición personal ni familiar, no estás alcanzado, explicó Sanguinetti.

Una negociación aceitada

 

El proyecto presentado por el diputado Massa, según fuentes cercanas al dirigente peronista, fue negociado con la AFIP, el Ministerio de Economía, la Jefatura de Gabinete y el bloque que encabeza Máximo Kirchner.

Por este motivo, se espera que la iniciativa sea ley en cuanto comiencen las sesiones ordinarias del Congreso, o sea, a partir del 1 de marzo.

De todos modos, como Ganancias es un impuesto de liquidación anual, la modificación se aplicará a todo el año 2021.

El mecanismo para sacar a 1.267.000 trabajadores y jubilados de la órbita del Impuesto a las Ganancias no toca la base del gravamen sino uno de los componentes del Mínimo no Imponible, que se denomina “deducción especial“.

En concreto, la deducción especial deberá incrementarse todo lo necesario para que nadie que cobre por debajo de $150.000 pague el Impuesto a las Ganancias.

Las fuentes del equipo económico del diputado Massa explicaron que de los componentes del Mínimo no Imponible, se eligió elevar la deducción especial, porque es el componente que permite llegar más directamente a los trabajadores con salarios más bajos.

A la vez, la suba de la deducción especial, en lugar de la base imponible, tiene menor costo para el erario público, que ya es elevado, ya que se calcula que el proyecto le costará al Estado una pérdida tributaria de $40.000 millones, indicaron las fuentes consultadas.

El texto incluye una facultad al Poder Ejecutivo para que aumente las deducciones para quienes perciban entre $150.000 y $173.000, lo que les permitirá pagar menos de Ganancias.

Es decir, los que ganan más de $173.000 de remuneración bruta seguirán pagando el tributo sin cambios (unos 733.000 asalariados y jubilados).

De manera, 102.741 trabajadores y jubilados con remuneraciones de entre $ 150.000 y $ 173.000 gozarán de un incremento adicional de sus deducciones para evitar “saltos” bruscos en la escala del impuesto, puntualizó Batista

Sin embargo, para Marcelo D. Rodríguez, CEO de MR Consultores, resulta cuestionable la medida que significa delegar al Poder Ejecutivo la facultad de modificar por Decreto los montos deducibles sobre los salarios, a fin de beneficiar a determinados sectores contribuyentes.

Aunque, de todos modos, Rodríguez consideró que la iniciativa de Massa es positiva, aunque cuestionable a la luz de los principios de igualdad generalidad.

Jubilados y autónomos

El proyecto también establece un piso para las jubilaciones, las que recién pagarán el impuesto cuando superen los 8 haberes mínimos garantizados, actualmente $152.280.

Además, ratifica que será de 1,5 el múltiplo para la deducción especial de autónomos, cuando se trate de nuevos emprendedores o nuevo profesionales.

Actualmente, los trabajadores en relación de dependencia multiplican la deducción especial por 3,8, pero los autónomos sólo por 1.

El proyecto contiene algunas restricciones para ser un verdadero beneficio, aseguró el abogado Horacio Cardozo, subdirector del Observatorio Penal tributario de la UBA.

El aumento de la deducción especial aumenta a 1,5 veces a los nuevos profesionales o nuevos emprendedores, los que en la práctica al principio de su actividad no tienen ganancias, afirmó Cardozo.

Esto es así pues las nuevas actividades tienen costos y gastos que se van compensando con ganancias futuras, alertó Cardozo,

En la medida en que el nuevo profesional pague los aportes de autónomos en general no es un gran beneficio, pues a pesar de no ganar nada puedo estar pagando autónomos, que al fisco le compensa el beneficio en la práctica, aseveró Cardozo

Según los fundamentos, con el proyecto, Ganancias sólo alcanzaría al sector de mayores ingresos y beneficiaría al 63 ,4% de los contribuyentes que actualmente lo pagan en todo el país.

Se está estudiando un esquema similar para los autónomos y jóvenes profesionales, que en la actualidad comprende a medio millón de personas, que tienen un mínimo no imponible más bajo.

El beneficio en números

Hasta fines de 2020, el Impuesto a las Ganancias afectaba a unas 2,3 millones de personas, el 25,6% del total de los contribuyentes en relación de dependencia.

Con la actualización anual del impuesto, de acuerdo a la ley vigente a partir de enero de este año, 300.000 trabajadores dejaron de ser alcanzados por el tributo.

Con la propuesta del diputado Massa, la cantidad de trabajadores y jubilados que dejarían de pagar el impuesto se incrementaría a más de 1.267.000 trabajadores y jubilados.

En consecuencia, permitirá consolidar un esquema progresivo, en el que el Impuesto a las Ganancias solo lo pagaría el 10% de los contribuyentes con mayores ingresos y las jubilaciones de privilegio.

Alrededor de 730.000 trabajadores que perciben más de $173.000 continuarán pagando el impuesto sin cambios, afirman los fundamentos del proyecto.

Por distritos, dejarán de pagar el impuesto, en la Provincia de Buenos Aires 569.000 empleados y empleadas, jubilados y jubiladas; en Córdoba, 103.000; en Santa Fe, 98.000; en la Ciudad de Buenos Aires, 158.000 y en Tucumán, 30.000, entre otras provincias, dice el proyecto.

Fuente: Iprofesional

 

 

 

Tiempos de incertidumbre. En lugar de esperar, es hora de proponer cambios

RECONVERSIÓN. Nueva normalidad

Al no poder evitarse las transformaciones que trajo la pandemia, lo mejor es intentar adaptarse al nuevo escenario.

El 2021 no parece ser muy diferente al 2020, al menos hasta ahora. Siguen la incertidumbre, las inquietudes y los desafíos que afectan profundamente nuestras emociones, las decisiones que tenemos que tomar, nuestro desempeño en la vida y en el trabajo. Los budistas dicen que el sufrimiento se origina en nuestra imposibilidad de aceptar la impermanencia, el constante cambio en nosotros mismos, los otros y el mundo que nos rodea.

Si bien el anhelo de estabilidad y seguridad es natural en los seres humanos, el excesivo apego a cómo éramos, cómo eran las cosas y cómo las hacíamos antes, al confort de lo conocido, puede llevarnos a pelearnos con la realidad, a resistirnos, paralizarnos o sucumbir al desasosiego.

No podemos evitar muchas de las transformaciones y las consecuencias que la pandemia trajo a nuestras vidas, pero si aceptamos que todo, incluidos nosotros, está sujeto al cambio, ganamos más claridad y libertad para elegir cómo actuar.

Encontrar el camino

Alejandra perdió su trabajo a mediados del año pasado debido a la reducción de personal en la empresa en la que trabajaba. Es una joven profesional muy formada y con una interesante carrera laboral. Después de varios meses de hacer trabajo free-lance, finalmente recibió la propuesta de una startup de tecnología que estaba a punto de lanzar un nuevo proyecto para hacerse cargo de la comunicación y el marketing. Como suele suceder en estos tiempos de distanciamiento, las entrevistas y el proceso de incorporación fueron por Zoom.

Le resultó raro empezar en un trabajo nuevo sin conocer la oficina, a sus jefes ni a sus compañeros, pero lo compensaba el entusiasmo de un equipo joven y desbordante de ideas. Las primeras semanas fueron muy confusas. Apenas le dieron algo de información sobre la compañía y el proyecto, pasaban días sin que la contactaran. Cuando insistía en preguntar, sus jefes estaban demasiado ocupados para responderle. Alejandra no tenía claro qué se esperaba de ella, y pronto se empezó a sentir sola, suelta y culpable por no tener nada que hacer. Cuando por fin apareció una tarea, era urgente, `para ayer`.

Sin respaldo, hizo las cosas como pudo y cometió errores, lo que la hizo sentir todavía peor. Y luego la angustia dio paso al enojo, a la frustración y al estancamiento. Cuando llegó a consultarme estaba desmoralizada. `No soy lo suficientemente buena para este rol. Estoy segura de que me van a despedir`. Juntas pudimos retroceder un paso y ampliar la perspectiva.

Para Alejandra, acostumbrada al orden y las jerarquías del mundo corporativo de su trabajo anterior, era difícil adaptarse a la idea de `emprendedor interno` con que en general se manejan las incubadoras de tecnología. Esperaba más guía de sus líderes, más especificidad sobre lo que eran sus tareas. Y, sobre todo, se sentía aislada en un medio nuevo y con códigos desconocidos.

¿Qué necesitaba la empresa de ella? ¿Qué podía hacer para atraer la atención de sus jefes, cómo podía liderarlos para que le dieran la información que necesitaba y poder planificar las acciones en conjunto?

Como un ensayo, `como si` fuera real, Alejandra diseñó una compleja campaña de marketing en redes sociales. Pudo superar el prejuicio de que era `una pérdida de tiempo` elaborar un plan a partir de lo poco que sabía y hacer el ejercicio como una manera de empezar a mover la máquina. Además, se puso en contacto con diseñadores gráficos, animadores y programadores para ir armando una base de talentos para el futuro desafío.

Sus jefes recibieron muy bien la propuesta, valoraron su creatividad y su actitud proactiva. Una vez atrapado su interés se dispusieron a colaborar para hacer las modificaciones necesarias, y hoy el proyecto está en plena actividad. Al mismo tiempo, Alejandra propuso un encuentro relajado en un lugar cuidado, un bar al aire libre, para conocerse con sus compañeros, de modo de lograr una sensación de pertenencia. Hoy ya están funcionando en un modo mixto, presencial y virtual, y los vínculos fortalecidos facilitan la colaboración.

Momento de despabilarse

Como dice Yonguey Mingyur rimpoché, el monje tibetano considerado `el hombre más feliz del mundo`, que recorre el mundo enseñando a abrazar el cambio y encontrar la sabiduría y la libertad, `La vida nos lanza a una situación en la que no nos queda más remedio que espabilarnos`.

Dejar de resistirnos y aceptar la incertidumbre, flexibilizar nuestra mirada para ver más allá de lo obvio, desarmar la creencia sobre lo que no podemos o no se puede cambiar, amigarnos con nuestras emociones, que también son transitorias, y tomar acción aunque no tengamos todo claro quizás no colme nuestro anhelo de permanencia y seguridad, pero nos permite sufrir un poco menos y canalizar nuestra energía en una dirección más constructiva. ß Cuando se acepta la nueva realidad se gana en claridad y libertad ShutterStock

Panorama incierto

La incertidumbre sobre la marcha de la economía no se disipó con el cambio de año. Según el Índice de Confianza Vistage, el 35% de los empresarios locales espera que el escenario empeore contra 33% que estima una mejora y 32% que cree que seguirá igual.

Fuente: La Nación

Cómo y cuándo aplicar el Exit Planning

Gustavo Schutt, expositor Vistage y miembro del G05 cuenta en una nota que realizó para BAE sobre cómo y cuando aplicar el Exti Planning.

Ver nota completa

 

Fuente: BAE Negocios

 

 

 

El Índice de Confianza Empresaria VISTAGE reflejó 86 puntos en el cuarto de 2020

El Índice de Confianza Empresaria VISTAGE, presentó los resultados del último trimestre de 2020, el cual volvió a subir por cuarto trimestre consecutivo, esta vez a 86 puntos, y marcó el último ascenso del año.

 

Un total de 231 empresarios, Números Uno, CEOs, altos ejecutivos y dueños de empresas respondieron la encuesta de VISTAGE entre el 16 y el 31 de diciembre de 2020. Las consultas formaron un conjunto de 19 preguntas, entre las que se incluyeron temas como economía general de la Argentina; condiciones económicas actuales y esperadas; inversiones planeadas en activos fijos; crecimiento esperado en ventas y rentabilidad; cambios esperados a nivel empleo; entre otras.

“El Índice de Confianza Vistage se recuperó al mismo nivel que hace un año, antes del inicio de la pandemia. Estos casi 90 puntos reflejan el máximo nivel de confianza empresaria desde la llegada de este nuevo Gobierno. Hay mayor optimismo para el 2021 en términos de facturación, rentabilidad, volumen e inversión en activos fijos y dotación que en las tres mediciones anteriores”, expresó Alejo Canton, Presidente de Vistage Argentina.

El escenario empeorará

Ante las expectativas económicas del país para los próximos 12 meses, el 35% de los encuestados cree que el escenario económico empeorará. Con muy poca diferencia, un 33% estima que mejorará, y el 32% restante cree que se mantendrá igual. En cuanto al comportamiento de la economía, comparado con un año atrás, 83% de los empresarios indicó que empeoró, y un 10% expresó que se mantuvo igual. Sólo un 7% expresó una mejoría.

En cuanto a la rentabilidad en los próximos 12 meses, un 35% consideró que aumentará, y un 39% indicó que se mantendrá igual. En cambio, un 26% expresó que disminuirá. Respecto del volumen en unidades vendidas, el 53% opinó que aumentará. En cambio, el 32% expresó que se mantendrá igual y un 15% disminuirá.

Activos fijos

Sobre las perspectivas de inversión en activos fijos para los próximos 12 meses, el 48% de los encuestados expresó que se mantendrá igual, el 31% consideró que aumentará, y sólo un 21% que disminuirá.

Asimismo, el 68% de los encuestados reflejó que, en los próximos 12 meses, su facturación aumentará; mientras que el 23% cree que se mantendrá igual, y un 9% piensa que disminuirá.

Por último, los encuestados proyectaron al 31 de diciembre de 2020 un promedio de inflación del 48,1%, y un tipo de cambio a $155 por dólar.

Para ver el informe completo del Índice de Confianza Vistage ingresar a:  https://argentina.vistage.com/wp-content/uploads/sites/16/2021/01/Indice_de_Confianza_Q42020.pdf

Fuente: Bank Magazine

 

 

 

Forbes: Optimismo empresarial: qué esperan los ejecutivos de este 2021

El 2020 se despidió con más pena que gloria y, con el arranque del 2021, todo vuelve a foja cero. Según el último sondeo que organizó VISTAGE, el Índice de Confianza Empresaria que elabora la empresa trimestralmente todos los años muestra niveles similares previo a la pandemia.

Los casi 90 puntos de este Índice en último trimestre del 2020 reflejan el máximo nivel de confianza empresaria desde la llegada del nuevo Gobierno. De esta forma, se consolidó una tendencia alcista por cuarto trimestre consecutivo el índice alcanzó los 86 puntos.

Hay mayor optimismo para el 2021 en términos de facturación, rentabilidad, volumen e inversión en activos fijos y dotación que en las tres mediciones anteriores”, expresó Alejo Canton, Presidente de Vistage Argentina.

Datos destacados del informe

  • Expectativas económicas del país para los próximos 12 meses: el 35% de los encuestados cree que el escenario económico empeorará. Con muy poca diferencia, un 33% estima que mejorará y el 32% restante cree que se mantendrá igual.
  • Comportamiento de la economía: comparado con un año atrás, 83% de los empresarios indicó que empeoró, y un 10% expresó que se mantuvo igual. Sólo un 7% expresó una mejoría.
  • Rentabilidad en los próximos 12 meses: un 35% consideró que aumentará, y un 39% indicó que se mantendrá igual. En cambio, un 26% expresó que disminuirá.
  • Volumen en unidades vendidas: el 53% opinó que aumentará. En cambio, el 32% expresó que se mantendrá igual y un 15% disminuirá.
  • Perspectivas de inversión en activos fijos para los próximos 12 meses: el 48% de los encuestados expresó que se mantendrá igual, el 31% consideró que aumentará, y sólo un 21% que disminuirá.
  • Facturación: el 68% de los encuestados reflejó que, en los próximos 12 meses, su facturación aumentará; mientras que el 23% cree que se mantendrá igual, y un 9% piensa que disminuirá.
  • Dólar inflación: los encuestados proyectaron al 31 de diciembre de 2020 un promedio de inflación del 48,1%, y un tipo de cambio a $155 por dólar.

Fuente: Forbes