Clima empresarial y economía: cómo será 2021 según los ejecutivos

La Nación online publicó los resultados de nuestro Índice de Confianza Q4, en este último sondeo realizado participaron más de 230 miembros.

La nota realizada por el periodista Carlos Manzoni, contó con la participación de Jésica Numa, Pablo de Chiara y Ariel Sacks, todos ellos miembros Vistage a quienes les agradecemos por su participación.

Según surge de la encuesta del Índice de Confianza Empresaria Vistage, correspondiente al cuarto trimestre de 2020, consultados por las expectativas económicas del país para los próximos 12 meses, el 35% de los encuestados expresó que espera que el escenario económico empeore, mientras que el 33% estima que mejorará y 32% que se mantendrá igual.

En lo que hace específicamente al resultado del índice de confianza, esta medición alcanzó los 86 puntos (se toma como referencia los 100 puntos y siempre que está por debajo de eso, el pesimismo le gana al optimismo).

Alejo Canton, presidente de Vistage Argentina, comenta que el Índice de Confianza Vistage se recuperó al mismo nivel que hace un año, antes del inicio de la pandemia. “Estos casi 90 puntos reflejan el máximo nivel de confianza empresaria desde la llegada de este nuevo gobierno. Hay mayor optimismo para 2021 en términos de facturación, rentabilidad, volumen e inversión en activos fijos y dotación que en las tres mediciones anteriores“, expresó el ejecutivo.

El Índice de Confianza Empresaria Vistage, que se realiza desde 2003, encuestó a un total de 231 empresarios, números uno, CEO, altos ejecutivos y dueños de empresas, entre el 16 y el 31 de diciembre de 2020. Las consultas formaron un conjunto de 19 preguntas, entre las que se incluyeron temas como la economía general de la Argentina; condiciones económicas actuales y esperadas; inversiones planeadas en activos fijos; crecimiento esperado en ventas y rentabilidad; cambios esperados a nivel empleo; entre otras.

Así, luego de un año signado por la pandemia de coronavirus y una profunda recesión, los empresarios ven un rebote en algunas variables de sus compañías, en línea con las previsiones que indican que la actividad en general se recuperará cerca de un 5%. A la hora de responder cómo creen que se comportará su rentabilidad en los próximos 12 meses, el 39%, que se mantendrá igual, 35% de los contactados respondió que aumentará; y el 26%, que disminuirá.

En este sentido, Jésica Ariadna Numa, directora de Ilpea, empresa familiar dedicada a la fabricación por extrusión de perfiles plásticos rígidos y flexibles, entre otros, dijo: “Pudimos adaptarnos al trabajo remoto, y con esto bajan los costos y sube la rentabilidad”, agregó.

Por su parte, Ariel Sacks, director ejecutivo de Felsim, empresa que brinda servicios de inyección de termoplásticos, dijo que “tanto las ventas como la rentabilidad serán mejores este año”.

También surgen estimaciones en lo que respecta a cómo se desarrollarán las ventas en 2021. En este sentido, ante la pregunta “¿Cómo cree que se comportará el volumen en unidades vendidas de su empresa en los próximos 12 meses?”, el 53% contestó que cree aumentará. En tanto, 32 dijo que se mantendrá igual, y solo 15% opinó que disminuirá.

¿Y qué podrá pasar con la inversión en la “nueva normalidad”? Según lo que respondieron los empresarios consultados, cuando se les preguntó “¿Cómo espera que sea la inversión en activos en su empresa para los próximos 12 meses?”, el 48% dijo que seguirá igual; 31%, que se incrementará, y 21% que disminuirá.

El empleo, otro tema sensible en una Argentina que tiene 13% de desocupación y que durante la pandemia perdió millones de puestos de trabajo, también estuvo presente entre las preguntas de la encuesta. Al ser consultados sobre cómo creen que será en los próximos 12 meses su número de empleados, 46% respondió que será mayor; 39%, que será igual, y 15%, que será menor.

En cuanto al comportamiento de la economía, comparado con un año atrás, 83% de los empresarios indicó que empeoró, y un 10% expresó que se mantuvo igual. Sólo un 7% expresó una mejoría. Asimismo, el 68% de los encuestados reflejó que, en los próximos 12 meses, su facturación aumentará; mientras que el 23% cree que se mantendrá igual, y un 9% piensa que disminuirá.

“Con respecto al panorama internacional que nos influye también, esperamos un acomodamiento de la economía, los precios y de la producción mundial, que no haya escasez de insumos que se importan para la producción nacional como vivimos en el 2020″, acotó Numa.

Además, la ejecutiva de Ilpea cree que las empresas que pudieron adaptarse al trabajo remoto van a poder bajar los costos y ganar rentabilidad, y verán mucho más fluido el contacto con los clientes y proveedores a la distancia. “Las compañías que trabajaron durante 2020 en mejorar la estructura interna y el desarrollo de productos son las que se verán más beneficiadas al momento del crecimiento”, comentó.

Por su parte, Pablo De Chiara, gerente general de Fersar, empresa de construcción, expresó: “En cuanto a la rentabilidad voy a discriminar entre bruta y neta, ya que cada una refleja cosas diferentes: la primera se vio gravemente afectada en 2020 por la caída de productividad y producción como consecuencia del Covid, pero creemos que este año va a mejorar (sin llegar a niveles de 2019), mientras que la segundase vio menos afectada en 2020 gracias a los programas como el ATP y créditos con tasas subsidiadas”, precisó el ejecutivo.

Inflación y dólar, dos variables que siempre tienen protagonismo en la Argentina, no podían quedar afuera del análisis empresario. Por lo tanto, allí también los hombres de negocios dejaron sus impresiones y proyecciones: para el primer caso, los empresarios vislumbran un índice promedio de 48,1% al 31 de diciembre de 2020, y para el segundo caso, calculan un tipo de cambio oficial que se ubicará en los $155 por dólar.

Fuente: La Nación