Fletalo, la app para hacer tu mudanza más simple

Compartimos la nota de Iprofesional a Nicanor Estrada, Andrés Grosso y Gerardo Soto, miembros Vistage, donde nos cuentan cómo surgió su nuevo emprendimiento de servicios de mudanzas y fletes a través de una app: “Fletalo”, sus objetivos y próximos pasos. 

 

 

Ahora también es posible contratar un servicio de mudanzas y fletes a través de una aplicación de manera simple, rápida y segura y a precios por debajo de lo que suele pagarse en empresas tradicionales. Se trata de Fletalo, un market place que se gestó hace unos cinco años cuando Nicanor Estrada, Andrés Grosso y Gerardo Soto coincidieron en que había que avanzar con un servicio que resolviera de manera sencilla esas cuestiones cotidianas.

La sociedad se conformó a principios de 2019 con el objetivo de iniciar la actividad en marzo de 2020. Pero vino la cuarentena. Hubo dudas sobre iniciar o no, y al mes decidieron arrancar a ver qué pasaba. “Y venimos muy bien. Ya tenemos a 500 fleteros registrados y más de 1.000 operaciones realizadas. Por ahora cubrimos el AMBA aunque nos consultan cada vez más desde las provincias”, dijo a iProfesional, Gerardo Soto, CEO de Fletalo.

El market place une a los interesados en dar el servicio de fletes y mudanzas y a quienes necesitan ese servicio. “Es un modelo donde se ofrecen vehículos utilitarios y se ponen a disposición para hacer fletes y mudanzas. Donde más oportunidad hay es en mudanzas, un segmento en el que la gente busca mucho precio. Y hay una oportunidad importante respecto de las empresas tradicionales cuyos valores pueden ser hasta tres veces superiores”, agregó  Soto.

La simplicidad y velocidad en la cotización es el fuerte de Fletalo como así también la calidad de los fleteros registrados que son calificados, no solo por el backoffice, sino por los propios usuarios. La transparencia con los fleteros es clave a la hora de generar servicios de excelencia.

Si bien Soto admitió que las clásicas mudadoras pueden incluir servicios adicionales como el de embalaje, aseguró que una mudanza típica que se cotice a $50.000, en Fletalo se podrá conseguir a $15.000.

¿Cómo logran mejorar los precios? El ejecutivo explicó que desarrollaron una fórmula propia que tiene que ver con los valores de mercado donde según el tamaño del vehículo -hay tres tamaños, mini flete, mediano y grande- calcula un costo por hora y otro por kilómetro. A eso se suma, en caso de corresponder, la cantidad de ayudantes o si hay que armar o desarmar un mueble o, el típico caso, cuando hay que subir o bajar un sillón de tres cuerpos por la escalera porque no entra en el ascensor.

La ventaja es que todo esto se cotiza on line, es decir, que se puede saber en ese mismo momento cuál es el valor del servicio que se quiere contratar. Se trata de la única app que ofrece esta chance.

“Desde que arrancamos no hemos cobrando comisión. Algunas agencias cobran hasta el 25% por ese concepto. Sí queremos cobrar la comisión más baja del mercado que seguramente arrancará a partir del año que viene a través de algún medio electrónico, billetera virtual”, anticipó Soto.

Por esa razón, también avanzan en la búsqueda de nuevos servicios que ofrecer, donde el comercio electrónico aparece como una buena oportunidad para explorar y explotar, especialmente porque en el mercado de fletes hay más competencia.

“El objetivo de facturación para 2021-2022 es de u$s 2 millones, entre comisiones y otros revenue streams que estamos desarrollando para la plataforma”, proyectó Soto.

“De acá a tres años el objetivo es tener entre 30.000 y 40.000 fleteros registrados sobre un parque de más de 500.000 que hay en el país. En 2021 empezaremos a expandirnos y lanzaremos el servicio en marzo en Córdoba y Rosario, en abril o mayo en Mendoza y Tucumán, y tal vez alguna ciudad más. En todos los casos, vamos tener muy alto nivel de servicio. A finales de 2021 queremos estar operativos en algunos países limítrofes, Uruguay y/o Paraguay. La idea es cubrir todo desde México para abajo. Tal como estamos brindando el servicio, nadie lo está haciendo en América Latina”, puntualizó.

Como se dijo más arriba, Fletalo se puso en marcha de la mano de los emprendedores Soto, Estrada y Grosso gracias a la inyección de capital que un par de amigos y familia pusieron en el proyecto. Además de expandirse, para 2021 buscarán su segunda ronda de inversión a partir de una propuesta de rentabilidad que se diferencia de cualquier otro proyecto de logística,  la cual permitirá lograr la expansión geográfica planificada.

Fletalo ya tiene sede en Estados Unidos y utilizando el modelo de crowdfunding actualmente están recibiendo tickets de inversión desde u$s 2.500, con el objetivo de afrontar el desarrollo y management necesario para la expansión en Latinoamérica.

“Si bien vamos a ir hacia el mercado de lo que es logística de e-commerce, estamos desarrollando el producto para competir con todos los actores que hay de una forma distinta y más eficiente, para así alcanzar la mayor rentabilidad posible”, concluyó Soto.

Fuente: Iprofesional

 

 

 

La Perseverancia Seguros: nuevas funcionalidades de la versión 2.0 de la app para productores

Aldo Kazakevich, CEO de BDT Group y miembro del G63 y Verónica Marinaro, Directora de La Perseverancia Seguros, nos comparten una nota que brindaron para el medio Todo Riesgo sobre la versión 2.0 de la app para productores.

Seguir leyendo

Todo Riesgo dialogó con Verónica Marinaro, directora de La Perseverancia Seguros, y Aldo Kazakevich, CEO de BDT Group, sobre la versión 2.0 de la app para productores asesores de La Perseverancia Seguros.

“Si bien se lanzó hace seis meses, viene funcionando exitosamente entre nuestro canal de productores. Originalmente, incluía la consulta de pólizas y poder compartirlas por WhatsApp o mail con los asegurados; la consulta de deudores con la posibilidad de generar links de pago para los asegurados y compartirlos también por esos medios; realizar el pago de cuotas por medios electrónicos; y consultar y denunciar siniestros. Ahora, con las innovaciones desarrolladas, se destaca la posibilidad de realizar denuncias de siniestros por interfaz de voz (la app convierte el audio en texto); la mejora de los filtros de búsqueda para acceder fácilmente al estado de cuenta de los asegurados; y poder compartir con ellos los certificados de cobertura o las denuncias de siniestros por e-mail, WhatsApp y todos los servicios de mensajería que prefieran”, puntualizó Marinaro.

También, prosiguió la directiva, “se trabajó en las notificaciones de los servicios de asistencia para que tengan mayor información al instante. A su vez, la renovada app de La Perseverancia Seguros permite consultar fácilmente los vencimientos de pólizas de la cartera de asegurados para trabajar con mayor anticipación en las renovaciones y las refacturaciones. Además, se incluyó la función ‘súper usuario’, que permite centralizar la gestión de todos los productores de la organización en un solo usuario”.

Relación entre equipos

Por su parte, Kazakevich aseguró que “la relación entre nuestro equipo y los equipos de innovación, tecnología y operaciones de La Perseverancia Seguros fue muy buena desde el inicio y se demostró a lo largo de cada etapa del proyecto. En marzo comenzamos a trabajar en el desarrollo de la app para su lanzamiento en julio. En el marco de la pandemia y debido a la necesidad de dar respuesta a los requerimientos de la compañía, hicimos un fuerte trabajo interdisciplinario para alinear tareas y asignar recursos de manera ágil y dinámica. Esto permitió llegar en tiempo y forma al ‘bolsillo de los productores de La Perseverancia Seguros de todo el país’”.

En la primera etapa y en esta segunda, “donde se incorporaron nuevas funcionalidades, continuamos trabajando bajo nuestra metodología de entregas parciales. Así se pueden ir haciendo pruebas y ajustes sobre la marcha, mientras avanzamos en varias líneas de acción”, agregó el ejecutivo.

Herramienta fundamental

Abordada sobre el nivel de aceptación de la app desde su lanzamiento en la etapa de pandemia, Marinaro describió que “todo nuestro canal de productores recibió la app como una herramienta fundamental para su gestión diaria. Para nuestros productores es como llevar la oficina en el bolsillo. Más allá de la pandemia, este tipo de app vino para quedarse. Hoy, la tecnología y las necesidades de los asegurados hacen que sea importante brindar aplicaciones que generen con facilidad toda la información que ellos requieren y para los productores tenerla al alcance de su mano es un valor agregado que les permite estar cerca de los usuarios finales y brindarles más y mejores servicios, que es justamente hacia lo que hoy está orientada La Perseverancia Seguros”.

Nuevos proyectos

Consultado sobre otros proyectos de BDT Group dentro de la industria aseguradora, Kazakevich señaló que efectivamente vienen trabajando en distintos proyectos de aplicaciones móviles tanto para la autogestión de asegurados como para productores. “También desarrollamos e implementamos un sistema de turnos al prever el regreso de la atención física al cliente en las compañías. Además, impulsamos una serie de desarrollos enfocados en chatbots (con nuestra marca SOFI) y voicebot. Esto permite la automatización de tareas a través de la voz y/o el texto, por medio de lenguaje natural, con la utilización de inteligencia artificial en distintos canales, como mensajería instantánea, web y telefónico”, enumeró.

Innovación y transformación digital

Finalmente, Marinaro indicó que “estamos recorriendo un camino de innovación y transformación digital, pero resguardando siempre la calidez y la cercanía con los productores y asegurados. Para la compañía es un valor diferencial. La app ‘LPS Productores’ de La Perseverancia Seguros es un eslabón fundamental en este proceso que tiene como objetivo brindarles todos los elementos necesarios para asistir a los asegurados en lo que necesiten. Durante 2021 seguiremos trabajando en esta misma línea. Ya estamos avanzando en ampliar las funcionalidades de la app. Adicionalmente, estamos desarrollando procesos de automatización para el Area de Siniestros y estamos incorporando Inteligencia Artificial en este mismo sector y en otras áreas con miras a agilizar aun más los procesos y procedimientos. También estamos desarrollando coberturas innovadoras para brindar una amplia gama de productos”.

 

Fuente: Todo Riesgo

 

 

 

¿Tenés una idea o un proyecto y pensás en armar una sociedad?: cuándo te conviene una SA, SRL o un fideicomiso

Carlos Fiorani, abogado y miembro del G15 participó de una entrevista para iProUP sobre startups. Nos aclara qué se debe tener en cuenta a la hora de elegir una buena estructura para un nuevo emprendimiento.

 

El comienzo de una startup puede ser algo inorgánico que se adelanta a cualquier aplicación del derecho positivo, pero esto encierra el peligro de disputas posteriores e incluso al fracaso del proyecto.

Es muy habitual que tomemos contacto con emprendimientos de diferente tipo que nos consultan sobre conflictos que bien podrían haberse evitados si se hubieran tomado mínimas, pero concretas, previsiones legales”, comenta a iProUP José María Allonca, CEO de Allonca & Asoc.

Según el letrado, “esas disposiciones, de haberse adoptado a tiempo, habrían evitado grandes dolores de cabeza y hasta la muerte temprana del proyecto“.

Si bien las sociedades por acciones simplificadas (SAS) han sido frenadas por el Gobierno, al considerar que fueron vehículos para negocios ilícitos, los expertos remarcan herramientas legales para formalizar el emprendimiento.

Qué tener en cuenta

 

Allonca enumera los cinco principales puntos a considerar para pasar de la idea a la implementación legal de una startup.

1. Fijar las reglas de funcionamiento desde un principio

 

El letrado pondera como “primordial” que los socios del proyecto “establezcan por escrito diferentes aspectos tales como:

  • Cómo participaran del negocio y que aportes efectuará cada uno (asumir el compromiso, bajo un procedimiento de adquisición de las participaciones por cumplimiento de objetivos (vesting))
  • Procedimiento de toma de decisiones
  • Management
  • Presupuestos y financiamiento
  • Salarios y compensaciones
  • Plan de negocios
  • Derechos de propiedad intelectual sobre los desarrollos del startup
  • Reglas para la entrada de nuevos socios y salida de los actuales
  • Cual será la estructura legal en base al plan de negocios
  • Métodos de resolución de conflictos
  • Posibilidad de modificaciones y adecuaciones

 

“Es muy importante tener en cuenta que este acuerdo inicial no requiere que el proyecto esté formalizado jurídicamente bajo una sociedad. Sin embargo, sentará las bases a documentos complementarios, como acuerdos de socios, ya sobre la compañía constituida”, indicó Allonca.

Además, el especialista asegura que la confección de este primer entendimiento “es una muy aconsejable norma de buen gobierno corporativo, muy valorada por los inversores potenciales de la startup, aun en la instancia más temprana del desarrollo”.

2. Formalización de la sociedad

 

“Es importante que, más temprano que tarde, el proyecto cuente con un vehículo societario, alineado con los principios básicos establecidos en el acuerdo”, afirma Allonca, y añade que permitirá:

  • Formalizar los aportes de capital y ser titular de derechos
  • Contratar personal y proveedores
  • Solicitar subsidios, financiamiento y apoyo estatal
  • Recibir inversión

Se trata, en definitiva, de “salir a la luz” como una persona jurídica. En este sentido, las dos herramientas legales para ello, luego de los cuestionamientos a las SAS, son las Sociedades de Responsabilidad Limitada (SRL) y las Sociedades Anónimas (SA).

La adopción de uno u otro tipo debe ser revisada junto con asesores legales y contables-fiscales, ya que las decisiones podrían variar según el tipo de proyecto que se trate”, alerta Allonca.

3. Protección de la propiedad intelectual de la startup

 

Allonca precisa:  “Otro aspecto importante a considerar tiene que ver con una temprana protección de la propiedad intelectual (PI) del proyecto, en diferentes aspectos: marcas, desarrollos, ideas, etc.

La PI es de la startup y no de un socio en particular, por lo que la misma debe estar protegida en los registros (INPI, Dirección Nacional de Derechos de Autor), como así también en acuerdos con proveedores y contrapartes, freelancers, empleados y otros colaboradores que hagan desarrollos.

“En caso contrario, se podría estar expuesto a riesgos de discusión de su titularidad, generando una gran inseguridad jurídica al proyecto”, enfatiza Allonca.

En este sentido, Allonca considera muy aconsejable en negociaciones con potenciales contrapartes y amparar siempre la información de la startup que pudiere brindarse bajo un convenio de confidencialidad.

4. Riesgos de la tercerización

 

“Existen muchas veces zonas grises en relación a las prestaciones de servicios que pueden ser consideradas en caso de conflicto como relaciones laborales encubiertas“, afirma Allonca.

Y añade: “Si así sucede, los costos de las indemnizaciones resultarían en la práctica sumas impagables para el proyecto, por lo que deben tomarse previsiones legales frente a  tercerizaciones“.

5. Buenas normas de gestión y gobierno corporativo desde el inicio

 

Será sumamente valorado por cualquier accionista que la startup se encuentre debidamente alineada a buenas prácticas y normas de derecho corporativo.

Es importante dar un riguroso cumplimiento a las formalidades societarias: registro de las decisiones, aprobaciones de cuentas balances, mantener los contratos y acuerdos siempre por escrito.

Asimismo, contar con un set de documentos mínimos para cualquier transacción que se pueda presentar a la contraparte, como condiciones de contratación y contrato modelo, entre otros.

“También deben cumplir y hacer cumplir los acuerdos de socios que son vitales para la subsistencia de la startup, su crecimiento y evolución sobre bases sólidas: la tan llamada sustentabilidad“, recomienda Allonca.

¿Qué tipo societario elegir?

 

A su vez, el abogado Carlos Fiorani se pregunta: ¿qué debemos tener en cuenta para elegir una buena estructura para un nuevo emprendimiento?

“La respuesta a esa pregunta se debe apoyar en el proyecto de negocios. No debe responder al plan, porque el futuro es incierto, sobre todo en estos tiempos, sino al proyecto“, afirma Fiorani

“Incluso es posible que algunos emprendimientos no requieran una estructura societaria formal sino una forma asociativa más laxa sin personalidad jurídica diferenciada, o directamente con un conjunto abierto de contratos comerciales relacionados entre sí”, asegura Fiorani.

El experto enumera 10 elementos clave que se deben tener en cuenta como marco en la elección de la figura societaria:

1. Los fines del emprendimiento

 

Se debe considerar la respuesta a la pregunta de qué se quiere hacer y con quién. Por ejemplo:

  • “Si es para un desarrollo de tiempo acotado para el cual los participantes deben unirse de forma temporal, tal vez la figura a elegir sea una asociativa sin personalidad jurídica, como la Unión Transitoria de Empresas (UTE), o un fideicomiso acotado en el tiempo”, señala el experto
  • “En cambio, si los objetivos están atados a un proyecto de duración indeterminada, una figura societaria estable parece ser más apropiada”, añade.

2. Pasos de ejecución

 

Según Fiorani, se deben determinar “qué pasos se proyectan en el porvenir del emprendimiento. Es decir, cómo se van a ejecutar las acciones del proyecto y en qué tiempo”.

“Si la velocidad de crecimiento y de cambio del desarrollo es muy acelerado, puede ser conveniente constituir de inicio una SA, o una SRL” dijo Fiorani.

3. Recursos requeridos

 

En este punto, Fiorani advierte que hay que establecer “qué se requiere para el emprendimiento: capital y colaboradores, y con qué tipo de estructura se pueden incorporar, gestionar y hacerlos crecer con más eficacia”.

Por ejemplo, si el emprendimiento requiere principalmente de recursos propios de una sociedad de profesionales, tal vez en el momento inicial sea mejor armar una estructura de contratos personales de naturaleza asociativa.

“En este caso, quedaría para una etapa posterior la conformación una persona jurídica autónoma como una sociedad comercial”, indica Fiorani.

4. Tipos de vínculos

 

Es vital fijar los vínculos que son necesarios entablar con clientes y proveedores y también el tipo de estructura para gestionar y hacerlos dinámicos en el curso del emprendimiento.

“Muchas veces, la existencia de una sociedad formalmente constituida (bajo un tipo societario como una SA o SRL)brinda una mayor confiabilidadsuperior a la que daría un Monotributo o un autónomo responsable inscripto”, expresa Fiorani.

5. Riesgo

 

En este punto hay que detectar qué riesgo implica el emprendimiento y cuáles son las peores consecuencias que se están dispuestos a enfrentar los participantes.

Toda estructura que limite la responsabilidad de sus participantes sólo a la pérdida de los recursos o capital puesto en juego en el emprendimiento es central.

Las sociedades que limitan la responsabilidad al capital aportado, que son la SRL o la SA, y los fideicomisos son buenas figuras a considerar desde esta óptica”, afirma Fiorani.

6. Flexibilidad

 

Considerando que siempre va a mandar la situación concreta del negocio, es fundamental tener presente que la estructura jurídica permita adaptarse a lo que el negocio demande:

  • “Si el emprendimiento es un local comercial, tal vez se puede empezar con una empresa unipersonal”, destaca Fiorani
  • “Pero si se contempla la apertura de muchos localesel desarrollo de una marca o la incorporación de nuevos socios, tiene que contemplarse que a futuro el emprendimiento se transmita de forma sencilla a una estructura societaria formalizada como la SRL o la SA“, añade

7. Sustentabilidad del negocio

 

Se debe tener en cuenta tanto la sustentabilidad del negocio ante distintos escenarios, como su transmisión futura a otros participantes. “Idealmente, se iría estructurando el emprendimiento con miras a facilitar la futura transmisión, sea a los herederos de los dueños, colaboradores de primer nivel o terceros interesados”, señala el experto.

Fiorani además remarca que también se puede disponer “con miras a su extinción y liquidación si no hay transmisión factible, como sucede cuando el proyecto tiene una vida productiva definida de antemano, por ejemplo, una obra civil de ingeniería”.

Se trata de diseñar el Exit Planning desde el momento constitutivo. Según Fiorani, “la SA tiene muchas ventajas para el diseño de Acuerdos de Socios o Protocolos Familiares eficientes, además de ofrecer mayor facilidad en el cambio de socios sin reforma estatutaria”.

“También la estructuración del negocio a través de fideicomisos, con o sin combinación con estructuras societarias, es otro conjunto de posibilidades a revisar bajo esta óptica”, precisa Fiorani.

8. Impuestos

 

Sobre todo en Argentina, se debe tener en cuenta el impacto tributario de la figura elegida en la dinámica del emprendimiento y en su flujo de operaciones y de fondos.

¿Será un emprendimiento que toque solo una jurisdicción tributaria (sólo en Buenos Aires, por ejemplo) o interjurisdiccional, con operaciones en varias provincias? “De la respuesta a esta pregunta depende si se va a elegir una figura contractual o societaria, y si va a ser solo una sociedad o varias“, advirtió Fiorani.

9. Toma de decisiones

 

El experto destaca que la sociedad anónima permite el diseño sofisticado de mecanismos de Gobierno Corporativo que posibilita la toma de decisiones de forma eficaz en empresas con múltiples socios e intereses.

“Por otra parte un emprendimiento unipersonal concentra de forma natural todo el proceso de decisor“, explica Fiorani.

10. Diversidad de aportes, contribuciones y fines de los participantes

 

La SA es mucho más flexible para el diseño de roles distintivos y distintos tipos de socios, lo que en materia contractual también podría replicarse con una estructura fiduciaria o fideicomiso”,  indica Fiorani, quien alerta que “en ningún caso el factor a tomar en cuenta es el costo de constitución”,  alertó Fiorani.

Según el experto, este suele ser un error común porque privilegia la foto de corto plazo y la falsa sensación de accesibilidad que da armar una estructura jurídica menos costosa.

Pero si la decisión no se tomó apreciando estos puntos de vista claves, va a representar con seguridad un mayor costo operativo futuro, en su sustentabilidad, o en su flexibilidad de adaptación a circunstancias cambiantes, concluye Fiorani.

Fuente: IproUP

 

 

 

Conversaciones difíciles en nuestra vida personal y empresa

Una conversación difícil se caracteriza por ser una situación en la que tenemos que encarar un diálogo con otra persona, con la cual podemos experimentar tensión, miedo, bronca o culpa. La conversación difícil es una situación que nos moviliza emocionalmente ya que la percibimos compleja, conflictiva o ríspida.  A lo largo de nuestra vida, todos estamos expuestos a un sinnúmero de situaciones complejas que debemos abordar, tales como:

  Conflictos, discusiones  y disputas de poder entre socios familiares dentro de la empresa (hermanos, hijos, primos, etc).

  Diálogo y tirantez  entre padres  e hijos por traspaso de liderazgo. 

  Conversaciones con nuestra pareja por temas de dinero, hijos y afecto. 

  Herencia familiar.

  Límites adecuados a nuestros hijos. 

  Peleas con familiares y ex parejas.

  Despidos e indemnizaciones. 

  Marcación de límites y orden con nuestros empleados (algunos con perfiles complejos y conflictivos).

Estos son algunos ejemplos de conversaciones difíciles que pueden tocarnos en nuestra vida personal y profesional. Y que pueden desencadenar en nosotros, un cúmulo de emociones y sentimientos encontrados que nos lleven a disgustos, infelicidad e inclusive enfermedades a causa del estrés.  A algunos nos moviliza marcar límites a un empleado. A otros les genera culpa poner límites a sus hijos. Están aquellas personas que se sienten como pez en el agua cuando lidian con conflictos laborales pero se asustan ante la idea de hablar de dinero o sentimientos íntimos con su pareja.  ¿Te ha tocado afrontar alguna “conversación difícil” en estos meses o años?  O  quizás, ¿debés encararlas en un futuro cercano? ¿Qué emociones te genera?  ¿Con qué recursos contás para abordarlas eficazmente?

Las conversaciones difíciles constituyen amenazas y oportunidades formidables para templarnos y volvernos personas más potentes, equilibradas y sabias. Muchas personas temen la perspectiva de tener que enfrentarse con alguna conversación difícil, por lo que suelen postergarlas, evadirlas o evitarlas, ya que no desean tener que pasar por un momento incómodo. En algunos casos, es entendible ya que el tener que hablar con un familiar cercano, pareja, empleado o socio con quien hemos tenido roces frecuentes, puede desencadenar situaciones indeseadas. Uno de los peligros de percibir las conversaciones difíciles como amenazas, es que puede llevarnos a procrastinar de manera continua una conversación que debemos afrontar con alguien. Cuando esta conducta evitativa se mantiene en el tiempo, puede causarnos perjuicios psicológicos, económicos y societarios. Imaginate si postergas durante meses una conversación que traiga mayor claridad con un socio, un familiar o tu pareja acerca de un tema que es importante para la convivencia y funcionamiento de ambos, ¿Cómo afectaría tu bienestar y tranquilidad? Muchos dueños de empresas, suelen evitar las conversaciones difíciles y esto les trae estrés, infelicidad y perjuicios económicos. 

Llegado a este punto, cabe preguntarnos, ¿Cómo podemos comenzar a percibir una conversación difícil como una oportunidad de transformación? Uno de los caminos más potentes consiste en conectarnos con los recursos internos y externos, que pueden ayudarnos a prepararnos para afrontar dichas conversaciones complejas, en oportunidades para templarnos y convertirnos en líderes más valientes. Recuerdo el caso de un empresario con quien trabajé, que era propietario junto a sus primos hermanos, de un holding familiar de la construcción muy importante en el país. Llegó un momento en que la convivencia entre los primos que eran socios propietarios, se tornó conflictiva e insostenible, por lo que iniciaron conversaciones para separarse en buenos términos. Pero dichas conversaciones eran difíciles porque afloraba con facilidad, las emociones de bronca y desconfianza, que se habían acumulado durante muchos años.  Estos dos primos, que eran los líderes del holding, apelaron a un recurso fabuloso, que consistió en que sus respectivos hijos de 30 años, conversasen cara a cara, y llegasen a una negociación adecuada, siempre bajo la consulta permanente con sus padres. Como ambos hijos, tenían una relación más relajada y podían dialogar sin llegar a las discusiones, el proceso pudo avanzar y madurar adecuadamente. Dicho proceso de negociación duró cerca de un año y tuvo un desenlace fructífero para ambas partes, y lo mejor, pudieron separarse en buenos términos sin llegar a instancias judiciales. Cabe destacar que estos dos empresarios que eran primos, tuvieron el recurso interno de la sabiduría, al darse cuenta que solos no podían llegar a un acuerdo adulto, y a la vez apelaron al recurso externo, que eran sus respectivos hijos que si podían dialogar en buenos términos y llevar las negociaciones eficazmente. 

Toda conversación difícil requiere un proceso de preparación y desarrollo de habilidades comunicacionales, que nos permita escuchar, expresarnos y llegar a acuerdos o desacuerdos, pero de manera adulta. Cuando falta preparación psicológica en nuestra manera de comunicarnos apropiadamente, podemos encontrarnos que nos enredamos fácilmente en discusiones, luchas de poder o reacciones emocionales que nos juegan en contra. Muchas empresas familiares e inclusive holdings gigantescos familiares, se han desangrado por la falta de preparación de sus socios, en sentarse a dialogar adultamente. Cuando emergen las emociones sin control, se genera un clima tóxico que puede arruinar el clima, la salud y finanzas de la empresa. Sin contar que los vínculos entre socios, líderes y empleados, pueden tornarse insostenibles. 

En mi experiencia profesional como consultor, considero fundamental realizar un diagnóstico certero y adecuado de cuán preparado se encuentra una persona, líder o empresa para afrontar adecuadamente las conversaciones difíciles que se le presentan a diario. Una vez que podemos clarificar el estado actual de nuestras habilidades comunicacionales, podemos ver que precisamos trabajar para estar realmente preparados para encarar una conversación difícil. La realidad es que un líder que se prepara adecuadamente y encara conversaciones difíciles en su vida personal y profesional, se vuelve una persona más equilibrada, sabia y potente. 

¿Cómo encaras tus conversaciones difíciles en tu vida privada y laboral? ¿Cuál es la preparación que realizas en tu persona y empresa, para que dichas conversaciones puedan darse en un clima de respeto y confianza? Todos tenemos la capacidad de entrenarnos para encarar sabiamente las conversaciones difíciles que se nos presentan. 

Pablo Nachtigall- Psicólogo y Consultor de Empresas.

www.pablonachtigall.com