Dos empresas sanjuaninas se unieron para producir barbijos de calidad sanitaria que hoy se venden en todo el país

Luciano Guglielmini, miembro de G180, brindó una nota para el diario de Cuyo donde cuenta cómo la pandemia le abrió las puertas para un emprendimiento exitoso y que además genera nuevas fuentes de trabajo.

Ver la nota completa

 

 

La experiencia de Luciano Guglielmini está dentro de las alentadoras y de hecho él mismo lo define con ese espíritu positivo: “La pandemia nos brindó la oportunidad de conformar un nuevo emprendimiento”, dijo. Es que así nació Prosafe, una UTE que se dedica a la producción de barbijos N95, los que por su tipo y eficiencia pueden ser utilizados en el ámbito de la salud, de acuerdo incluso a las normas internacionales vigentes en plena explosión del coronavirus.

Guglielmini, quien ya se dedicaba a la ferretería industrial y a la indumentaria para minería a través de su firma Solimin, unió esfuerzos junto a Ricardo Palacios de RyR, vinculado a la industria del papel y productos de limpieza. Ambos integran la Unión Industrial de San Juan y juntos dieron lugar a un emprendimiento que ya vende sus productos en todo el país, pero mayoritariamente a Mendoza y Buenos Aires.

“En mi empresa somos distribuidores de diferentes productos 3M para la industria y la salud, como tal empezamos a visualizar que con la marcha de la pandemia había comenzado el faltante de estas protecciones”, contó Guglielmini.

El contexto motorizó esta nueva idea que los llevó, inclusive, a realizar el diseño de la máquina con la que hoy producen los barbijos. El desafío se extendió desde fines de marzo hasta julio, entre la inversión en la máquina y conseguir la tela que se adapte a la producción de barbijos con las características que la dupla buscaba. Tras este proceso, desde julio pasado ya llevan producidos más de 10 mil barbijos a través de seis empleados que fueron elegidos mediante la Oficina de Empleo de la Municipalidad de la Ciudad de San Juan.

Según como vaya desarrollándose la situación sanitaria actual y si la demanda aumenta, los empresarios no descartan que deban incrementar su volumen de producción e incorporar a más operarios.

3.000 barbijos diarios es el volumen de producción que actualmente tiene Prosafe, para entregar en varias provincias.

El más seguro

El barbijo N95 es de uso casi exclusivo entre los trabajadores de la salud por su mayor exposición a secreciones respiratorias y por lo tanto mayor riesgo de contraer infecciones que se propagan por esta vía.

 

Fuente: Diario de Cuyo