Líderes empresarios ayudan a jóvenes de bajos recursos a insertarse en el mundo laboral

A través del programa “Empujar”, referentes de diferentes compañías crean caminos posibles de formación y trabajo. Los voluntarios son indispensables para que la cadena funcione.   

Compartimos esta nota del Diario Crónica el Programa Empujar y su principal objetivo de ayudar a los  jóvenes de bajos recursos a insertarse en el mundo laboral.

En medio de un contexto delicado para la economía argentina, el programa Empujar, que nació en 2013 y está conformado por miembros de Vistage, organización mundial de líderes empresarios, tiene como objetivo ayudar a jóvenes de bajos recursos a insertarse en el mundo laboral.

Nosotros los motivamos a que imaginen y construyan caminos posibles de formación y trabajo”, dijo a Crónica su directora, Mariana Frenkel. En Empujar, que surge de la Fundación Pléroma, una organización no gubernamental que obtiene la totalidad de sus fondos de manera independiente, son los propios directivos de las empresas colaboradoras quienes encabezan el programa y participan en el dictado de contenidos y experiencias formativas, generando una red de voluntarios activos.

Es así como se crea un sistema de ayuda y enriquecimiento, que se potencia cada vez que un joven logra su primer empleo formal. Si bien la capacitación suele ser presencial, ante el contexto de la pandemia este año es online“El programa está 100% dirigido a jóvenes de entre 18 y 24 años de los sectores vulnerables, que tienen potencial y ganas de salir adelante, algo que nosotros evaluamos para poder participar. Es una condición que ellos nos aseguren que van a contar con el compromiso necesario de empezarlo y terminarlo”, señaló a este diario Frenkel, quien destacó: “Los acercamos a personas e historias diversas, motivamos a que imaginen y construyan caminos posibles de formación y trabajo. Estamos al servicio de todos los y las jóvenes que deseen un presente mejor, y que quieran sumarse al desafío de construir en red una sociedad mucho más integrada, colaborativa, productiva, asumiendo el compromiso individual, del esfuerzo personal necesario, que logre potenciar a la vez el compromiso colectivo”.

En ese sentido, aseguró que para difundir el programa: Empezamos a trabajar, en alianza con organizaciones barriales, sociales, oficinas de empleo, municipios y también con distintos actores, para poder acercarnos a los chicos. Por la pandemia es todo un desafío. Entonces ahora estamos llegando a estos jóvenes a través de publicaciones en redes sociales. En Instagram, cada miércoles posteamos una historia diferente en @programaempujar”.

“Cuando comienza cada capacitación, ponemos al lado de cada chico o chica un mentor que los acompañe. Antes hacíamos presenciales y prácticas laborales. Pero ahora le encontramos la vuelta y vamos a hacer actividades de entrenamiento laboral remoto y visitas virtuales”, completó Frenkel.

Testimonio

“Terminé la capacitación y gracias a Empujar conseguí empleo en Marítimas Meridian. Hoy, por el contexto, estoy trabajando home office. Al principio me costó, pero, ni bien logré acomodarme, comencé a ver los beneficios que tiene trabajar en casa. Las responsabilidades y el horario no cambian. Desde la empresa me dan ayuda siempre y nos mantenemos todos conectados. Ahora me siento más cómoda y segura”, expresó Rocío de Jesús, oriunda de Lanús y ex alumna del programa.

Fuente: Crónica