“Lo que hizo la cuarentena fue terminar de acentuar un pesar que venimos teniendo todos los comercios”

Transportes Expreso Richter hace más de 80 años recorre las rutas de la Patagonia, convirtiéndose en el primer transporte de cargas de Trelew y Puerto Madryn. Su propietario, Carlos Ekmekdjian y miembro del grupo 193, fue consultado por EL CHUBUT sobre cómo afecta a la empresa la cuarentena en todos sus aspectos.

Carlos Ekmekdjian mencionó que “Richter particularmente es una empresa que nació en Chubut hace 85 años, en Trelew, y nuestro foco de clientes, nuestro dinero como empresa está en Chubut, o sea el 70 por ciento de todo lo que cobra la empresa para mover Buenos Aires, Rosario, Bahía Blanca, Neuquén y todos los lugares que se hacen siempre se cobró en Chubut; que estemos en Buenos Aires es por un tema de facilidad de impuestos y demás pero sino nosotros nos movemos en Chubut” destacando que “ya desde los últimos gobiernos que tuvimos veníamos en picada; lo que hizo la cuarentena es agravar más aún; ya desde que el Gobierno venía pagando mal los salarios a los maestros, a los trabajadores, eso se ve afectado, porque si la gente de Chubut no compra mercadería, los comercios de Chubut no venden y nosotros no les podemos llevar mercadería; lo que hizo la cuarentena fue terminar de acentuar un pesar que venimos teniendo de años todos los comercios de Chubut y más Richter que asiste a todos los comercios, empresas, particulares de Madryn, Trelew y Comodoro Rivadavia”.

“DECIDi COMO DUEÑO
NO BAJAR LA NoMINA”
“A partir de que se dictaminó lo de la cuarentena nosotros lo que decidimos para evitar contagios y demás es armar guardias y lo que estamos haciendo es trabajar con guardias programadas porque somos un trabajo esencial que abastecemos también alimentos y farmacias y medicamentos a los ciudadanos de la provincia, estamos haciendo guardias y nos vamos turnando para trabajar de acuerdo a cómo llega la mercadería” remarcando que “estamos trabajando a un 30 por ciento y tomando todas las precauciones, barbijo alcohol en gel, lavarse las manos con jabón, máscaras y demás. Y como no hay trabajo, porque trabajo no hay y el valor de Richter como empresa es el valor humano, hay gente con mucha antigüedad lo que hicimos fue hablar con los empleados, explicar la situación; ellos la entienden  e ir turnándonos para abastecer y tratar de poner lo mejor de cada uno para pasar esto que nos está pasando a todos los argentinos».
“Lo que hicimos básicamente y lo que yo decidí como dueño es no bajar la nómina; no despedir a nadie, tratar de aguantar este momento como sea y evitar cualquier tipo de conflicto, ya sea con el personal de Richter, los operadores, o con los clientes porque no está pagando absolutamente nadie porque están cerrados así que me parece que este es el momento para unirse todos y terminar con esto de una vez por todas. El trabajar por turnos también es para que la gente no se amontone en los momentos que no hay trabajo”.

“LAS VENTAS BAJARON ESTREPITOSAMENTE”
“Las ventas bajaron estrepitosamente” así lo sentenció Ekmekdjian.
“En estos primeros 40 días de cuarentena se facturó un 30 por ciento de los que se venía facturando y en el flete incide mucho la mercadería que se lleva, por lo tanto sino se lleva electrodomésticos, sino se venden telas, si no se vende ropa u otro tipo de insumos que son para la industria y lo único que podemos llevar son alimentos los fletes son más económicos porque son un commoditie. Entonces por un lado nos encontramos que somos trabajadores esenciales para el Estado en donde no entramos en ningún beneficio de todos los que nombra el Gobierno Nacional, nosotros no paramos de trabajar pero no tenemos como trabajar esencial, el propietario de transportes no tiene ningún beneficio ni provincial ni nacional porque es un trabajo que para la Afip no paró, pero no paró de trabajar pero sí se paró de facturar; todo el centro de Trelew está absolutamente cerrado, hay problemas con los textiles, todo el centro de Puerto Madryn está cerrado, el Parque Pesado nunca se terminó de reactivar; la gente no está comprando entonces todo esto nos dificulta porque nosotros no estamos llevando mercadería y tenemos nuestros empleados, por eso una de las medidas que tomamos es, como quedamos afuera de toda calificación por ser empresa esencial, yo lo que hice fue presentar todos los papeles al banco para pedir un crédito pagar los sueldos y pasar este mes de mayo y que la gente tenga para comer y para moverse”.
“Nosotros tratamos de adaptarnos a la situación tratando de ver lo que mejor que tenemos que es el valor humano, tratamos de tener cero problema con el gremio, con el personal y con los clientes que no pueden pagar tenemos que aguantar; eso hace que se retrase el pago de salarios, los que nos pueden llegar a pagar porque están trabajando nos pasaron de 15 días a 60 días, y todo se dificulta muchísimo. La única información que yo bajo como dueño es ‘cero conflicto’ y tratar de pasar el momento y no achicar la nómina” repitió.

“LOS IMPUESTOS
SON IMPAGABLES”
“Esta es una oportunidad para que tanto el Gobierno Nacional como el Provincial baraje y dé de nuevo porque ahora con el último aumento del dólar es otra devaluación más para nosotros, para los insumos, para los empleados, para el bolsillo, los impuestos son impagables, tanto los Ingresos Brutos Provinciales que se pagan con las tasas municipales como también lo que cobra la Afip o lo que cobra el Gobierno, se termina pagando un 57 por ciento de lo que se termina vendiendo y es una historia que la conocemos todos.
Entonces así como yo como dueño de Richter tomé la determinación de no achicar la nómina y los empleados toman la determinación de esperar a que yo les pague el sueldo más tarde me parece que es buen momento para que tanto el Gobierno Nacional como el Provincial noten lo que está pasando y todos pongamos un poco de cada uno para achicar esto; somos una empresa del Sur, una empresa patagónica, de Trelew, de Madryn; queremos seguir estando y no vamos a bajar los brazos” cerró.

Fuente: El Chubut