Cuarentena: claves para que las pymes hagan home office

Rodrigo Puopolo, Director de cuentas de Vodemia SRL, miembro Vistage del grupo 52, en una nota realizada para ECOS 365 de Rosario nos brinda herramientas para desarrollar de manera óptima el trabajo desde casa.

 

Debido a la cuarentena obligatoria en emergencia sanitaria por Covid-19, el home office -un beneficio que se realizaba de forma ocasional en algunas empresas o era llevado adelante por trabajadores freelance- hoy se convirtió en algo indispensable para aquellas personas cuyo trabajo les permite llevarlo adelante. 

Rodrigo Puopolo, ingeniero en sistemas y Director de Cuentas en Vodemia SRL, dialogó con Ecos365 acerca de algunas claves para desarrollar de manera óptima el teletrabajo.

“El home office es algo que vino para quedarse. Si bien esperamos que se levante la cuarentena en algún momento, también es probable que más adelante tengamos una recaída. Pero además el home office es una práctica que ya se viene dando y evolucionando con el tiempo”, comentó el especialista.

Puopolo explicó que “si bien en los últimos días se habla mucho de herramientas”lo más importante es “definir el protocolo en cada empresa”.

Un protocolo es una guía que debe tener una empresa sobre cómo espera que se comporten sus colaboradores en el ámbito profesional. “Generalmente, cuando no estamos cara a cara pueden darse problemas de comunicación”, explicó y agregó: “Damos por sentado ciertas conductas que se esperan y el otro no tiene por qué saberlas”.

Otra cuestión clave a definir en el protocolo es el lugar de trabajo y es importante “que sea apto”, manteniendo ciertos parámetros que se realizarían de ir a trabajar en la oficina. Por ejemplo, no trabajar en pijamas, ni acostados en la cama, para que el trabajo remoto sea realizado de buena manera.

En cuanto a las herramientas, Puopolo las divide en tres: la comunicación de un equipo, la organización de las tareas y conocer el estado de cada una de las personas que integran el equipo.  

Con respecto a la comunicación, el especialista recomienda no usar WhatsApp, ya que considera fundamental “dividir la vida personal de la profesional”.

“Seguramente muchas empresas se crearon grupos de WhatsApp y ese es un canal informal que mezcla la vida personal con la laboral”, explicó.

“Si me quiero comunicar con un colaborador por WhatsApp, lo más probable es que, cuando vea un mensaje mío, vea también un montón de otros mensajes de familiares y amigos”, ejemplificó.

Una de las herramientas que recomienda es Slack, un servicio de mensajería que puede descargarse como aplicación y que “reemplaza el mail a corto plazo y facilita responder preguntas rápidas”.

En cuanto a la comunicación grupal, más allá de los chats, Puopolo recomienda utilizar herramientas de videollamada: Zoom, Google Meet, Skype, entre otras. 

En relación a la organización del trabajo, se puede utilizar un CRM para la gestión de tareas y desarrollado para la empresa, pero también hay otros en el mercado como Monday.com, Jira o Trello, que permiten generar diagramas, diferenciar casos y personas, poner fechas límites y organizar tareas para el grupo.

Particularmente, el director de cuentas recomienda TeamSpeak, que es reconocida en el mundo de los videojuegos, ya que permite diferentes canales o “salas de conversación”.

Finalmente, acerca de la ciberseguridad y dependiendo el tipo de tareas que se realicen en la casa, se pueden configurar una VPN, que son redes seguras pero necesitan el soporte de una empresa especializada para ello.

“En general, todas las herramientas de acceso público tienen varios baches de seguridad, es un tema muy complejo”, explicó.

Leer nota completa