La nueva normalidad y el liderazgo

Nada será como era antes, las Empresas deberán entender que sus estructuras y funciones ya no serán lo mismo. Por Roberto Hernández, Chair Vistage.

Nueva normalidad. Eufemismo para indicar que nada será como era antes y que las Empresas deberán entender que sus estructuras y funciones ya no serán lo mismo.

Lo más recomendable para construir las nuevas organizaciones, y que sean realmente valiosas, será escuchar y observar las preocupaciones de sus Equipos. Esto es algo que se debe hacer inmediatamente. Es necesario tener en cuenta que una escucha inteligente de las nuevas preocupaciones de las piezas claves, llevará tiempo y, si algo no hay, es tiempo.

¿Cuáles son las consecuencias de la nueva normalidad? Lo que hasta el mes de diciembre del 2019 servía, satisfacía las expectativas de nuestros Equipos y nos permitía desarrollarnos, hoy ya no sirve. Es más: continuar con lo mismo puede ser fatal. No existe nada más dinámico que la velocidad del cambio.

La nueva normalidad nos enfrenta a una realidad que no tienen referencias hacia atrás. No hay datos históricos que, de alguna forma, puedan darnos pautas sobre este nuevo escenario. Como mencionaba en una nota anterior. Hoy más que nunca, diseñar el futuro mirando el espejo retrovisor produciría una catástrofe.

Curiosamente, la pandemia está deprimiendo la inflación

Liderar, a partir de ahora, será imprescindible. Apertura y escucha serán los comunes denominadores. Cambios en las metodologías laborales serán cosa de todos los días.

Se me ocurren entonces algunas reflexiones sobre el líder de la nueva normalidad.

Generar Confianza.

Lo que viene es incertidumbre. La incertidumbre convierte al individuo en temeroso. Lo mejor que podemos hacer ante una persona que esta con miedo es generar confianza. La confianza no es algo mágico. Es una construcción. Es como nos debe percibir la comunidad, nuestro contexto social y profesional. Ante la sociedad en general procederemos honestamente. Lealtad y justicia en cada acto generará confianza. En cambio, aquel a quien sólo le importan sus propios intereses, como lamentablemente nos estamos acostumbrando, y que solo desea satisfacerlos, genera desconfianza. No es creíble. Es sospechoso. Y no creen en sus promesas.

Educación a distancia: la otra escuela

Demuestre Actitud y Aptitud Usted debe demostrar en su comunidad, su organización o su ámbito natural, que es un piloto de tormenta. No solo arriesgado, sino que sabe proponer el camino que llevará ala solución para las nuevas preocupaciones. Aquí es donde se manifiesta más claramente en qué medida Usted puede liderar.

Su actitud debe ser de protagonista en la nueva etapa de la sociedad. Quedarse a mirar que cosas van sucediendo en los nuevos escenarios, solamente lo hará estancarse. Y si se detiene, no generará confianza.

Si sus resultados históricos han sido buenos, nada garantiza que lo sigan siendo en la nueva normalidad. Pero admitamos que parte con ventajas si siempre agregó valor a sus Equipos, a sus colegas, a su contexto.

Coronavirus: necesitamos más datos

Ya nada será igual, INNOVE.

La innovación disruptiva es quizás la más difícil. Pero, sin dudas, la más efectiva. Cambia las reglas de una sociedad, crea nuevos hábitos, nuevos sistemas y no tiene comparación con casos anteriores.

Hace una década el teletrabajo era casi impensado. Últimamente aceptado. Hoy es imprescindible. Innovar en RRHH es un desafío notable, pues va en contra de la historia pasada, de los derechos adquiridos, de las normativas sindicales, etc. Es quizás el dolor más grande de los líderes conservadores. ¿Cómo no van a trabajar si no los veo en su escritorio? ¿Cómo haremos la reunión si nadie está en la oficina? Y, sin embargo, los gigantes tecnológicos por ejmplo, tienen oficinas en todo el mundo, que trabajan sincrónicamente, sin estar junto en una misma oficina.

Recapitulando:

  • Genere confianza.
  • Demuestre actitud y aptitud
  • Innove

Estos tres atributos deben estar dentro de un packaging que es Usted. Siendo congruente en su accionar. Consistente, continuo. Donde hace lo que dice, cumple y si se equivoca pide disculpas, compensa y propone soluciones. Recuerde: la integridad lo hace transparente. Y eso convence.

Hoja de ruta para un planeta en suspenso: el desafío de sobreponerse a la parálisis que genera el miedo con inteligencia, creatividad, convicción y pensamiento estratégico

No hay mejor oportunidad para crecer que una crisis. Todo depende de la intención subyacente. Si se piensa que la crisis pone a disposición multitud de gente vulnerable y esa es la oportunidad, fracasará. Si el pensamiento es oportunidad para reinventarse, para seguir aprendiendo y seguir creando, eso será éxito.

La NUEVA NORMALIDAD modificará nuestros hábitos y conductas. No modificará nuestra esencia.

Fuente www.perfil.com

Se dispara el pesimismo entre los empresarios

El Índice de Confianza Empresaria VISTAGE bajó de 88 puntos a 37 en el primer trimestre del año.

Las perspectivas de los empresarios sobre las condiciones macroeconómicas actuales empeoraron significativamente desde el comienzo de la cuarentena del coronavirus, al igual que las expectativas a mediano plazo, según mostró el índice de confianza de Vistage Argentina, la organización de CEOs más grande del mundo.

En el primer trimestre la lectura empresaria de la situación del país realizado a 170 empresarios tanto de grandes compañías como de pymes entre el 27 de marzo y el 6 de abril, bajó 58 por ciento respecto al guarismo de final de 2019, al caer de 88 unidades a 37, el menor nivel desde comienzos de 2016.

El 60 por ciento de los empresarios encuestados consideró que las condiciones macroeconómicas actuales son peores que las de hace 12 meses, mientras que el 32 por ciento cree que siguen igual y apenas el 8 por ciento dijo que mejoraron.

El panorama respecto a las expectativas es más sombrío aún, dado que el 89 por ciento espera que la situación estará peor, mientras que apenas el 6 por ciento augura que se mantendrá y un 5 por ciento que mejorará.

En cuanto a las condiciones de las empresas, el 80 por ciento de los empresarios vaticina que su rentabilidad disminuirá en los próximos 12 meses, en tanto que sólo el 6 por ciento espera mayores ganancias y el 14 por ciento no espera cambios.

Similares son las expectativas respecto a las ventas, dado que el 69 por ciento prevé caídas en los próximos 12 meses y sólo el 13 por ciento ve una expansión. El 18 por ciento considera que se mantendrán al mismo nivel.

Las perspectivas en cuanto al personal son más estables, dado que el 56 por ciento considera que la dotación se mantendrá en los próximos 12 meses.

Fuente: El Día

¿Quién querés ser como persona y líder durante esta crisis del covid-19?

Pablo Nachtigall, psicólogo y expositor Vistage, nos comparte un interesante artículo sobre qué rol queremos ocupar en tiempos de Coronavirus.

La crisis del coronavirus ha constituido un evento sin precedente en la historia de la humanidad debido a su impacto tremendamente negativo en la salud y economía de todos los países. En Argentina, así como en el resto del mundo, se han adoptado medidas extremas de cuarentena, para evitar contagio y así ralentizar la tasa de expansión del virus. Esto ha generado que la inmensa mayoría de las personas, salvo aquellos que deben salir a trabajar, permanezcamos en nuestros hogares. Desde la mirada milenaria china, el vocablo crisis se compone de 2 caracteres que son amenaza y oportunidad. Frente a esta crisis de alto impacto para todos, podemos preguntarnos a nivel personal y profesional, ¿Qué amenazas psicológicas- emocionales – materiales estás experimentando? Y también…¿Qué oportunidades te brinda esta crisis para crecer como persona y líder? ¿Qué lecciones podemos aprender de esta crisis para superarnos a nivel integral? Veamos algunos conceptos con mayor detenimiento. El covid19 nos trae variadas amenazas (primera parte del vocablo Crisis) que pueden hacer tambalear nuestra salud integral, tales como:

Encierro forzado que nos genera bronca, frustración y hace emerger nuestra locura interior habitualmente tapada por la rutina laboral.
Acrecentar los conflictos de pareja (si es que convivimos) o bien familiares por la convivencia continua sin poder salir.
Tornarnos mas reactivos, depresivos, fóbicos o con algún cuadro de ansiedad generalizada.
Enfermarnos por estrés y/o contagio.
Intoxicarnos con noticias a lo largo del día.
Permanecer en estados crónicos de temor y angustia.
Distanciarnos emocionalmente de nuestros seres queridos.

¿Experimentás alguna de estas amenazas a lo largo del día? Y como líder de tu empresa, ¿Estás conciente que también tus gerentes, mandos medios y empleados pueden vivenciar alguna de estas amenazas? ¿cómo crees que esto puede afectar tu bienestar, claridad y capacidad de liderazgo? ¿Cómo afectan estas amenazas el funcionamiento de tu empresa?

Pero como hemos comentado antes, esta crisis nos brinda oportunidades únicas de crecimiento personal y espiritual. Si nos colocamos en una postura centrada y reflexiva, el covid19, nos permite experimentar posibilidades que pueden volvernos personas más bellas, y líderes más equilibrados. Veamos alguna de estas oportunidades que podemos aprovechar en esta crisis:

Despertar espiritual.
Comenzar a formularnos preguntas profundas existenciales que nos llevan a una calidad de vida mas plena (Para que estoy en este mundo – Qué me sucede con el amor con quienes me rodean- qué áreas de mi vida he estado descuidando- que lecciones debo aprender como persona en medio de esta crisis- etc.).
Incorporar rutinas de poder personal que me ayuden a centrarme como persona y líder (deporte, yoga, relajación, alimentación balanceada, rituales de compartir familiar, etc.).
Conectarme con quienes me rodean desde un lugar de mayor autenticidad , amorosidad y calidez (ya que la muerte está cercana, más allá que no nos pase nada).
Capacitar a mis empleados para empoderarse y manejar mejor el estrés covid19.
Practicar la generosidad y contribución a los demás a fin de honrar el trabajo que otros deben hacer para que estemos en nuestras casas protegidos (como los doctores, cajeros de supermercados, vigiladores, policías, etc..).

¿Podés reconocer y experimentar alguna de estas oportunidades en tu vida actualmente? Y como líder de tu empresa, ¿Estás consciente de la enorme importancia de dialogar y capacitar a tus gerentes, mandos medios y empleados para que puedan aprovechar estas oportunidades, mejorar su manejo del estrés y empoderarse como profesionales?

Esta crisis constituye una bendición encubierta para que podamos emerger como personas y lideres más sabios, vitales y equilibrados. Te invito a concientizarte de las amenazas para poder mejorar su afrontamiento, y aprovechar al máximo estas oportunidades para crear una transformación personal y profesional en tu vida. Y sobretodo, aprovechar las redes y recursos de Vistage, para empoderarte como líder y apoyarte en tus pares. Estamos todos juntos apoyándonos en esta crisis.

Lic. Pablo Nachtigall- Psicólogo y consultor sistémico de empresas

Leer nota completa

Los tres factores en común que tienen los negocios con alto valor

Gustavo Schutt, miembro del Grupo 5 y expositor Vistage, habló en El cronista.com sobre los factores que tienen en común los negocios con alto valor.

Al momento de valuar a una empresa hay múltiples factores. En todos los negocios que tienen mucho valor hay tres
componentes que no siempre son tenidos en cuenta por los dueños.

Muy buen equipo gerencial.
Sistemas y procesos que conforman un modelo de negocios que genera cash flow positivo sustentable.
Diversificación de clientes.
Muy buen equipo gerencial.

En general, la profesionalización tan anhelada se da con el crecimiento para que la empresa pueda sostener el precio de esta gran inversión.

Los profesionales que se incorporan suelen ser, cada uno en su especialidad y en las competencias soft, mejores que los dueños. Son los que llevan la empresa al siguiente nivel. Es el equipo, con sucesión y con procesos para formar a sus sucesores. Es decir, armar la maquinita para que funcione mejor.

Deben tener una muy buena formación académica, empresarial y competencias soft transversales: liderazgo, pensamiento crítico, trabajar en equipo, comunicarse y tomar decisiones, entre otras.

Es lo que le da valor a la empresa. ¿Cuánto valor tiene una empresa que depende del dueño? Según estadísticas, luego de vender, los dueños se quieren ir. Es una generalización, ya que hay excepciones. Pero dentro del primer año, el 70% de los dueños que vendió se va.

¿Quién se quedaría habiendo cobrado y reportando a un jefe, que le impondrá nuevas formas de trabajo u obligaciones de reporting? Muy pocos.

El armado de un equipo es casi una obligación para el dueño, y una de las mejores inversiones. Es una de las llaves para la creación real de valor. Si no puede hacerlo, él y su negocio estarán en riesgo. Los compradores quieren negocios que puedan funcionar con independencia de sus dueños.

Las empresas que logran mayor valor tienen sus sistemas y procesos documentados y funcionando. Asegurar a cualquier potencial comprador o sucesor que el modelo seguirá funcionando sin dependencia de sus dueños incrementa el valor.

En la mayoría de las pymes, los dueños son quienes le dan vida a la empresa, los impulsores de lo importante que allí sucede. El negocio depende de ellos. Esto no es sustentable.

Si logramos dar el salto y transformar todo esto en una maquinita que funcione con independencia, habremos creado valor en serio.

Cualquier dependencia es mala en función del valor de la empresa. Ni hablar si dependemos de pocos clientes, donde se concentran las ventas, utilidades o rentabilidad. Cualquiera de ellos que por alguna circunstancia se aleje, generará un importante problema.

Una base diversificada de clientes muestra a compradores estratégicos, competidores y empleados clave que esos clientes no están atados por la relación con los dueños, sino que valoran los productos o servicios que reciben. Esto garantiza que, si el dueño sale, los clientes no lo harán. Por otra parte, contar con esta base firme permite a la empresa ir en busca de nuevos mercados, nuevos clientes, e incrementa en definitiva el potencial de crecimiento.

Leer nota completa