Desde la cuarentena, crece el pesimismo de empresarios y consumidores sobre el futuro de la economía

El 60% de los empresarios considera que las condiciones presentes son peores que las de hace 12 meses, según el índice Vistage. En tanto, la confianza del consumidor sobre la actualidad económica que mide la UTDT retrocedió 4,7% respecto de marzo.

El 60% de los empresarios considera que las condiciones presentes son peores que las de hace 12 meses, según el índice Vistage. En tanto, la confianza del consumidor sobre la actualidad económica que mide la UTDT retrocedió 4,7% respecto de marzo. Las perspectivas de los empresarios y los consumidores sobre las condiciones macroeconómicas actuales empeoraron significativamente desde el comienzo de la cuarentena del coronavirus , al igual que las expectativas a mediano plazo, según mostraron los índices de confianza de Vistage Argentina y de la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT) , respectivamente.

Si bien el primero corresponde a la lectura empresaria del primer trimestre del año y el segundo se ciñe a la lectura de los consumidores y pertenece a abril, los intervalos de las fechas en las que se realizaron los relevamientos son similares.

El relevamiento de confianza de Vistage del primer trimestre, realizado a 170 empresarios tanto de grandes compañías como de pymes entre el 27 de marzo y el 6 de abril , bajó 58% respecto al guarismo de final de 2019, al caer de 88 unidades a 37, el menor nivel desde comienzos de 2016

El 60% de los empresarios encuestados consideró que las condiciones macroeconómicas actuales son peores que las de hace 12 meses , mientras que el 32% cree que siguen igual y apenas el 8%, que mejoraron.

El panorama respecto a las expectativas es más sombrío aún, dado que el 89% espera que la situación estará peor, mientras que apenas el 6% augura que se mantendrá y un 5%, que mejorará.

En cuanto a las condiciones de las empresas, el 80% de los empresarios vaticina que su rentabilidad disminuirá en los próximos 12 meses, en tanto que sólo el 6% espera mayores ganancias y el 14% no espera cambios.

Similares son las expectativas respecto a las ventas, dado que el 69% prevé caídas en los próximos 12 meses y sólo el 13% ve una expansión. El 18% considera que se mantendrán al mismo nivel.

Las perspectivas en cuanto al personal son más estables, dado que el 56% considera que la dotación se mantendrá en los próximos 12 meses y un 36% cree que habrá recortes. Sólo un 8% considera que contratará más empleados.

Más elasticidad presentan los pronósticos sobre inversiones, dado que el 52% vaticina que disminuirán en los próximos 12 meses. Un 42% las mantendrá y sólo un 6% las aumentará, según las cifras del relevamiento de Vistage.

Por el lado de los consumidores , el Índice de Confianza al Consumidor (ICC) de abril del Centro de Investigación en Finanzas (CIF) de la UTDT, construido a partir de un relevamiento realizado entre el 30 de marzo y el 13 de abril , mostró un retroceso de 4,7% respecto al mes pasado.

En el desagregado, el subíndice de situación personal subió 5,9% y el de situación macroeconómica aumentó 1,8%, siempre respecto al mes anterior.

El componente de bienes durables e inmuebles se desplomó un 55,1%, casi en su mínimo histórico de enero de 2002.
Por territorio, la confianza del consumidor bajó 6,3% en Capital Federal, un 6,0% en el Gran Buenos Aires y 1,6% en el interior. La pérdida entre los sectores de mayor ingreso fue de 3,7%, en tanto que en los segmentos de menor ingreso alcanzó el 5,1%.

Las perspectivas por las condiciones económicas presentes se derrumbaron 20,7% a 19,1 unidades, mientras que las expectativas para los próximos doce meses subieron 1,8% a 59,5 enteros, por lo que la brecha entre ambas variables se estiró a 40,4 puntos.

Fuente: Cronista.com