Escenario 2020: la confianza empresaria en la economía, con un leve repunte

Una encuesta privada hecha a fines de 2019 concluye que se le da el beneficio de la duda al Gobierno; hay preocupación por la incertidumbre y la inflación, que se estima para este año en 44,8%.

Los empresarios parecen darle el beneficio de la duda al gobierno de Alberto Fernández, aunque mantienen cierta cautela al estimar cómo evolucionarán en los próximos 12 meses sus ventas, su rentabilidad y su plantilla de empleados. Por ahora, concluyen que no hay novedades que permitan valorar el desempeño del Gobierno, pero hay algo que sí tienen claro: la incertidumbre económica y la inflación siguen siendo las principales preocupaciones

Según surge de la encuesta del Índice de Confianza Empresaria Vistage, correspondiente al cuarto trimestre de 2019, consultados por las expectativas económicas del país para los siguientes 12 meses, 40% de los consultados expresó que cree que la economía local estará mejor, mientras que 23% dijo que empeorará y 37% consideró que seguirá igual.

En lo que hace específicamente al resultado del índice de confianza, que se formó con respuestas recogidas entre el 9 de diciembre y el 27 de diciembre de 2019, se puede decir que alcanzó los 88 puntos, 24 puntos por encima de la anterior (se toman como referencia los 100 puntos y siempre que se está por debajo de ese nivel, entonces el pesimismo le gana al optimismo)

En la encuesta, que se hizo cuando ya se conocía el resultado de las elecciones presidenciales en las que resultó ganador Alberto Fernández, se consultó a 380 CEO, altos ejecutivos y líderes empresarios.

Alejo Canton, presidente de Vistage Argentina, comenta que, a través de este índice de confianza, se puede ver en cada trimestre qué expectativas tiene el empresariado respecto del país y su realidad económica. “Hubo un repunte en la medición del cuarto trimestre de 2019 con respecto a la del tercero. Los empresarios le están dando al Gobierno el beneficio de la duda y el Índice de Confianza refleja este optimismo”, comenta.

No obstante, analiza Canton, la incertidumbre económica y la inflación siguen siendo las grandes preocupaciones. “Las políticas de contención social, como el congelamiento de tarifas, la doble indemnización y la entrega de tarjetas alimentarias, son percibidas por los empresarios como medidas necesarias en un contexto de crisis, pero que no resuelven el problema de fondo, que es retomar una senda de crecimiento sustentable e inclusivo”, explica el ejecutivo.Canton dedica un párrafo especial a las pymes, ya que considera que están en una situación extremadamente vulnerable y que necesitan un contexto de mayor certidumbre con menor inflación para invertir y crecer. “Que solamente el 25% esté dispuesto a invertir en activos fijos y solamente el 34%, a aumentar su dotación, indica que este sector, que es el principal generador de riqueza y de empleo histórico del país, desconfía del futuro que le espera. El Gobierno tiene la responsabilidad de mejorar las condiciones para que estas empresa crezcan y prosperen y, así, generen más y mejor empleo”, señala el presidente de Vistage.

En lo que hace al índice específicamente, a la hora de responder sobre cómo le irá a su rentabilidad en los próximos 12 meses, 43% de los directivos consultados respondió que se mantendrá igual; 29%, que aumentará, y 28%, que caerá. En lo que hace a las ventas, 56% cree que crecerán; 31%, que se mantendrán igual y 13%, que disminuirán.

Marcelo Sánchez, socio gerente de la textil Detalles de Moda y participante del relevamiento de Vistage dice, en lo que a rentabilidad se refiere: “Por lo que hablo con colegas y también en mi caso personal, las ganancias se fueron achicando. Igual, estoy analizando propuestas de proveedores y poniendo mucha atención en los márgenes en todos los sectores de la empresa. Considero que a mitad de año esto se va a acomodar de a poco y se va a empezar a ver un aumento del consumo”.

Por su parte, Hernán Fares Taie, director del laboratorio de biotecnología Fares Taie y también miembro de Vistage, se muestra optimista. Su análisis es que la biotecnología es de suma importancia para la Argentina, por lo que con condiciones generales estables, la actividad debería andar muy bien este año. “Nosotros tenemos que ver con alimentos, medio ambiente, industria, agricultura y ganadería, que son todos áreas de gran relevancia en el mundo. Esto ayuda a generar valor económico, a crear trabajo y a reducir el impacto ambiental; por eso estimo que el negocio debería crecer”, opina.

Cuando en la encuesta se pregunta sobre la inversión en activos fijos para este año, 59% de los consultados dice que seguirá igual; 25%, que aumentará y 16%, que disminuirá.

Asimismo, cuando se los consulta sobre cómo creen que evolucionará la plantilla de empleados en el año, 56% responde que seguirá igual; 34%, que la dotación será mayor y 10%, que será menor.

Omar Onsari, presidente de la cadena de carnicerías Res, tiene su propia perspectiva. “Este año el empleo va a crecer muy fuerte en nuestra organización, porque estamos en un proceso de expansión importante. Vamos a abrir 40 nuevas sucursales este año.En cada una de ellas trabajarán un promedio de 5 personas, lo que quiere decir que habrá 200 nuevos empleos”, afirma el empresario.

Onsari sostiene que su plan de negocios tiene el objetivo de crecer cada año en volumen y en clientes, y que buscará que la suba de facturación supere a la inflación.

Y, justamente, al hablar de inflación, los empresarios encuestados por Vistage estiman que 2020 cerrará con un índice de 44,8%, que se situaría por debajo del 53,8% de 2019, pero que aún seguiría siendo un número preocupante.

Fuente: La Nación