Cronista: Aunque más pesimistas, empresarios plantean qué esperan del próximo gobierno

Los ejecutivos piden políticas activas al gobierno que resulte electo el domingo. Aunque ya no tienen la confianza que manifestaron durante los últimos cuatro años, son moderadamente optimistas.

La confianza empresaria se desplomó entre el segundo y el tercer trimestre del año, y se ubica cerca de su piso histórico.

Así lo revela el índice de confianza empresaria de Vistage Argentina, que quedó en 64 puntos en la medición actual, contra los 93 que registró en el segundo trimestre.

Alejo Cantón, CEO de Vistage, comentó: “Estamos cerca del piso histórico con esta caída”, que es la segunda en importancia tras la medición de “2018, con la devaluación” que llevó el tipo de cambio de $ 20 a $ 40 por dólar.

Cantón resumió que “todas la variables cayeron, la rentabilidad, la facturación, las relacionadas con el empleo y la inversión, y lo que pasó fue el resultado de las PASO”.

El CEO de Vistage explicó que durante toda la administración Macri hubo alta confianza empresaria porque se percibía un contexto amigable, y agregó que esta percepción ya no está.

Mirada a Futuro

Además la encuesta, a la que accedió El Cronista, reveló qué políticas le piden los empresarios al próximo gobierno. Si bien la prioridad es una reforma impositiva y previsional, la sigue la reactivación del mercado interno y el consumo.

Recién con un 18% de las respuestas aparece un duro combate contra la inflación y con 17%, el control del déficit fiscal, según el trabajo de la encuestadora Vistage, a la que accedió El Cronista en exclusiva.

Sobre el cepo cambiario , un 77% de los empresarios anticipa que se endurecerá en el corto plazo.

Para diciembre, además, las compañías esperan una inflación de 52,4% y el tipo de cambio en $ 71,60 por dólar.

En cuanto a perspectivas de negocio, los ejecutivos son relativamente optimistas para el año próximo: para la mitad se mantendrán igual y para 25% aumentarán, mientras que sólo para el otro 25% caerán.

Sin embargo, 47% de los directivos de empresas consultados opina que su rentabilidad disminuirá, a pesar de que 41% considera que en unidades las ventas se mantendrán y 33% incluso cree que aumentarán.

Con relación al empleo para el año próximo, el índice de conanza Vistage arrojó que sólo 12% de las empresas prevé despedir trabajadores, mientras para 54% el plantel se mantendrá e incluso para 34%, aumentará. En tal sentido, 64% contestó que no aumentará el plantel en los próximos 12 meses.

Los reclamos sindicales por aumentos de salarios son inexistentes para 28% de las rmas y no son relevantes en 31% de ellas, mientras resultan manejables para 34% de las empresas.

Por otra parte, las inversiones en activos jos, según el sondeo, tendrían una caída más amplia, de 29%, frente a una ampliación de 18%. Se mantendrá la capacidad instalada para 53% de los encuestados.

Inversiones nuevas en los próximos 12 meses no son una opción para 63% de estos ejecutivos, y la posibilidad de contar con tecnología o nuevas plantas sólo es prioridad para un 8%.

Frente a 74% de ejecutivos que piensan que los precios de sus productos aumentarán, sólo 46% espera que suba su facturación y 36% anticipan que se mantendrá.

Preocupaciones y prioridades

En el tope de los problemas que enfrentan las compañías, para casi la mitad de los directivos encuestados está la incertidumbre sobre la futura política económica, con 46% de las respuestas en ese sentido.

En tanto para 24% la principal preocupación pasa por problemas financieros, como el nanciamiento, el flujo de caja y la rentabilidad. Muy atrás, vienen la suba de costos o el personal.

Entre las prioridades, destaca conseguir la apertura de nuevos mercados como oportunidad para el crecimiento empresario, con 38% de las respuestas en este sentido, mientras sólo 22% se trata del lanzamiento de nuevos productos al mercado. La búsqueda de nanciación viene en tercer lugar lejos.

El frente externo es poco relevante para las empresas argentinas, ya que 69% sólo vende al mercado interno y apenas 18% también lo hace a Latinoamérica. El resto del mundo adquiere mercaderías locales en pequeña medida.

Tampoco desde el punto de la competencia el resto de los países afectan a las compañías argentinas, ya que para el 37% la competencia es inexistente, para 35% no es relevante y para 24% es manejable.

Sólo 4% de las empresas encuestados manifestaron que la situación es “preocupante” para ellas.

Participaron de la encuesta 427 empresarios de la Argentina (CEOs, presidentes, gerentes generales y dueños de empresas), mediante el envío personalizado de una encuesta electrónica, la que fue respondida entre el 16 de junio y el 7 de julio pasados.

Por actividad, las empresas pertenecieron a los rubros Alimentos y Agroindustria; Automotriz y Autopartes; Comercio; Construcción y Equipamiento; Electrónica; Energía, Química, Petroquímica, Plástico y Metalúrgica; Salud, Farmacia, Cosmética y Laboratorio; Servicios; Tecnología e Informática; Telecomunicaciones; Textil, Indumentaria y Accesorios; Transporte y Logística; Turismo, Hotelería, Gastronomía y Entretenimiento; entre otros.

Accedé al Índice de Confianza Vistage desde acá