Una nueva protección contra Rayos crece en Argentina

Gustavo Valls, miembro del grupo 11, coordinado por Mariano Pérez Silva, a través de una interesante nota en IProfesional, nos cuenta cómo una protección contra rayos basada en una idea de Tesla crece en Argentina.

Es un mito que colocar un pararrayo asegure que todo rayo en cercanías sea “atrapado”. Hasta puede fomentar su caída en los alrededores.

La Argentina es una de las regiones con más rayos del mundo. Según un estudio de una investigadora del Conicet, dejan por año unas 50 muertes, que pueden ser evitadas.

La protección habitual y más popularizada son los pararrayos, inventados en 1753 por el estadounidense Benjamín Franklin, más famoso por su imagen en el billete de 100 dólares que por su creación.

Sin embargo, existe otro sistema, basado en una patente del inventor serbocroata Nikola Tesla, que genera una protección contra los rayos y que una empresa argentina despliega en el país entre clientes gubernamentales y privados.

En el país hay tres regiones con mayor cantidad de tormentas eléctricas al año: el noroeste andino (Salta, Jujuy, Tucumán), el noreste (Misiones, Formosa, Chaco, Corrientes, norte de Santa Fe y Entre Ríos), y la región centro serrana (Córdoba y San Luis). La frecuencia de las tormentas es mayor en primavera y verano que en las estaciones de otoño e invierno.

Para que haya rayos se precisa aire inestable, gran cantidad de humedad y un mecanismo de ascenso de aire. En esencia los rayos son poderosas descargas eléctricas que ocurren entre dos centros de carga de signo opuesto.

Pueden aparecer en el interior de una nube de tormenta (rayos intra-nube) o entre la nube y el suelo (rayo nube-tierra). Por encima de los 5000 metros de altura, las gotas de agua congeladas y los cristales de hielo en la nube chocan y se rompen al frotarse entre sí, cargándose de energía.

Las intensas corrientes de aire separan las cargas eléctricas, llevan las positivas a la parte superior de la nube y negativas a la base, lo que induce una carga positiva en la superficie de la tierra (los opuestos se atraen).

En condiciones normales, el aire es un buen aislante de electricidad. Pero cuando hay una nube cargada, aumenta el potencial eléctrico dentro de la nube, y entre la nube y la superficie de la Tierra.

Cuando la diferencia de potencial o “voltaje” es muy grande, el aire comienza a conducir electricidad y se abre camino por un canal conductor por el que pasa esta enorme cantidad de electricidad.

Dos sistemas en pugna

Franklin inventó el pararrayos en 1753. Su función es interceptar los rayos desde las nubes de tormenta hacia el edificio o construcción en donde se encuentre; y así logra dispersar las corrientes eléctricas captadas, en el suelo.

Pero es un mito que colocar un pararrayo asegure que todo rayo en cercanías sea “atrapado”; todo lo contrario, en ocasiones puede fomentar su caída en los alrededores e incrementar el riesgo de vida.

La función de los pararrayos es captar, derivar y disipar la corriente del rayo a tierra para brindar seguridad a las construcciones. El pararrayo no evita que caigan rayos, sino que le da un camino determinado para su descarga a tierra; pero no garantizan el 100% de protección.

Se ha observado en muchas ocasiones que apenas a unos metros de distancia de un pararrayo, el rayo ha golpeado directamente el suelo. En ciertos casos la instalación y el mantenimiento son obligatorios, por el código de construcción, y siempre tiene que hacerlo un profesional capacitado.

En Córdoba, por ejemplo, es obligatorio instalar pararrayos en edificios públicos como así también clubes y lugares de esparcimiento al aire libre en general. En todo el país, suele exigirse pararrayos para estaciones de servicio.

El rayo puede entrar a las casas por la línea de teléfono, el bajante de la antena del televisor, las líneas eléctricas de entrada, las tuberías metálicas de agua y los tendedores para secar ropa.

En 1916, Tesla registró la patente número 1.266.175 donde mencionaba los principios de funcionamiento de un dispositivo primitivo y explicaba los inconvenientes que ya en ese entonces producían los pararrayos de punta que en lugar de proteger los bienes y personas, atraían los rayos aumentando la factibilidad de caída de rayos y por consiguiente los riesgos para los bienes y personas.

Nuevos materiales y diseños, sumados a años de experiencia, permitieron mejorar las experiencias de Tesla evolucionando en la protección de fenómenos atmosféricos. Así se llega a un sistema anti rayos, un captador pasivo diseñado para equilibrar y desionizar los efectos de los fenómenos atmosféricos a través de múltiples compensadores, generando un escudo protector en su área cobertura.Su principio de funcionamiento está basado en compensar, estabilizar el campo eléctrico existente en su área de protección, de esta manera anula la formación del trazador ascendente neutralizando el rayo, drenando los campos eléctricos a tierra, en forma de inofensivos miliamperes. Cada capacitor tiene uno de sus electrodos referenciado a tierra el cual se carga con la misma carga que la tierra.El electrodo libre induce cargas atmosféricas contrarias a las de la tierra, equilibrando la carga de los electrodos, lo que genera una diferencia de potencial.  Esto provoca un flujo de cargas a tierra, las cuales son absorbidas de la atmósfera, no permitiendo la formación del rayo.

¿Cuál es la ventaja de este sistema frente al pararrayos convencional? Según explicaron a iProfesional Guillermo Valls y Gustavo Valls (gerente comercial y director comercial, respectivamente, de la empresa Alari), el desarrollo creado a partir de la patente de Tesla está diseñado para proteger utilizando contramedidas que controlan y compensan los efectos electro atmosféricos producidos por el cambio climático, la contaminación electromagnética a nivel industrial, meteorológico o solar, manifestados en forma de tormentas eléctricas, y pulsos electromagnéticos.

El sistema anti rayos protege de manera permanente su área de cobertura para corregir los efectos de las perturbaciones electromagnéticas en función de su procedencia, frecuencia, tensión e intensidad.

Así compensan y estabilizan la corriente de los campos eléctricos en su entorno drenándolos a tierra y anulando la formación del rayo. El área de protección es de entre 25 y 120 metros de radio según modelo.

Negocios eléctricos

Alari es una empresa argentina especializada en protección perimetral y seguridad anti rayos, con 70 años de trayectoria y cuatro generaciones de familia. Hoy emplea a 40 personas, con una planta de fabricación, depósito y salón de ventas en el barrio porteño de La Boca con una superficie de 1200 m2.

Cuenta con 22.960 instalaciones en obras residenciales y 591 proyectos de alta complejidad en sitios remotos. En la Argentina es pionera en equipamiento para seguridad anti rayos con su producto PDCE SERTEC. Su facturación en 2018 fue de 2 millones y medio de dólares, y su expectativa de crecimiento en los próximos cinco años es de un 100%.

La compañía posee la representación exclusiva de los productos PDCE SERTEC, que además de estar certificados por normas internacionales, cuentan con sello verde. Alari evolucionó en esta tecnología. Los ensayos locales realizados por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) superaron las exigencias en resultados respecto de la norma y ensayos europeos.

Hoy tiene más de medio centenar de instalaciones realizadas en el país. Fábricas, hospitales y sanatorios, complejos deportivos, construcciones, monumentos y sitios históricos, centros comerciales, aeropuertos, subestaciones eléctricas de alta y media tensión, entre otros clientes, en los que figura la Casa de Moneda.

Además de los sectores mencionados arriba, la empresa apunta a barrios cerrados (ya están en el country San Carlos, en el norte del Gran Buenos Aires) e incluso a recitales. En el siguiente video se exhibe el caso de las balanzas de Vialidad Nacional en Santiago del Estero:

Un costo promedio de instalación está en unos 7.500 dólares. Se trata de una implementación llave en mano, que se hace por única vez, tras la cual hay revisiones de la puesta a tierra cada dos años.

Fuente: iProfesional

4 pasos para tomar decisiones en base a información

Cuando Kodak se declaró en bancarrota en 2012, parecía el resultado inevitable de la incapacidad de la empresa para adaptarse a la aparición de la fotografía digital como una fuerza disruptiva en su mercado. Sin embargo, habían invertido miles de millones en el desarrollo de su propia línea de cámaras digitales para hacer que los “momentos Kodak” fueran instantáneos. Entonces, ¿por qué fallaron?

La misma razón por la que miles de otras compañías fracasan cada año: tomaron malas decisiones críticas. Según una investigación de la Universidad Estatal de Ohio, hasta el 50% de las empresas que han fracasado lo han hecho debido a una decisión crítica defectuosa (Nutt, 2015). En 2015, según la Oficina del Censo de EE. UU., Se crearon 400,000 empresas y 470,000 empresas fracasaron. Hasta 235,000 de estas empresas pueden haber caído innecesariamente debido a una o más decisiones críticas no informadas. (Meszaros, 2016).

Las implicaciones económicas, sociales y competitivas de esta crisis son profundas para los individuos, las familias, las comunidades y las partes interesadas. Las pérdidas de empleo directas e indirectas impactan entre 5 y 7 millones de empleados anualmente. Entonces, ¿cómo puede su empresa evitar encontrarse con el mismo destino que Kodak? La respuesta está en su toma de decisiones. 

Decisiones desinformadas vs. informadas

La toma de decisiones informada es un proceso que se basa en gran medida en factores humanos para tomar una decisión. Muchos ejecutivos utilizan instintivamente este método para decisiones simples y críticas. Los estudios sugieren que el fracaso es cuatro veces más probable (Ch, 2015) cuando los ejecutivos utilizan la toma de decisiones no informada, independientemente de la naturaleza crítica de la decisión.

Este problema abarca e influye en toda la comunidad empresarial. Según un informe de McKinsey de 2017, las fallas de decisiones críticas ocurren con tanta frecuencia como los éxitos de decisiones. Además, más del 90% de las decisiones comerciales se basan comúnmente en factores como la intuición personal, las experiencias, la educación, la historia, las emociones y los sentimientos viscerales (Marks, 2017; Elliott, 2007; Wolf, 2013).

La toma de decisiones no informada es apropiada para decisiones que no presentan riesgos significativos, desventajas o consecuencias, donde la intuición y la experiencia son factores clave para el éxito.

Al enfrentar una decisión con una complejidad, riesgo, costo o consecuencias significativas, los ejecutivos deben adoptar un enfoque muy diferente. Deben aplicar la toma de decisiones informada, que integra los aspectos intuitivos de la toma de decisiones no informada con información y lógica. Esto le brinda al tomador de decisiones una mejor oportunidad de un resultado exitoso.

Toda la información no es igual o importante en la toma de decisiones. Recopilar y analizar la información correcta sobre las necesidades de sus clientes es fundamental para neutralizar las amenazas competitivas y evitar las oportunidades perdidas.

La evidencia empírica del estudio del estado de Ohio indica que el 90% de los ejecutivos admiten que no tienen esta información crítica, incluida la forma en que califican a otros competidores. Además, el marketing y las ventas no son las únicas funciones que necesitan esta información. Los departamentos como fabricación, envío, servicio al cliente, finanzas e investigación y desarrollo lo necesitan para cumplir y /o superar mejor los requisitos y expectativas de sus clientes. 

4 pasos para tomar una decisión informada

La toma de decisiones informada proviene de la integración de estos cuatro pasos:

Adquirir, organizar y difundir información adecuada y precisa.

  • Filtre, priorice, analice y sintetice datos o información para respaldar o refutar una decisión.
  • Extraiga y categorice los conocimientos y la sabiduría de las mejores prácticas en un repositorio de conocimiento de fácil acceso.
  • Comunicar información crítica y conocimiento al personal apropiado.

Crea un equipo personalizado de apoyo a las decisiones.

  • Brindar fácil acceso a especialistas que pueden brindar asesoramiento y asesoría de expertos en campos tales como legal, financiero, regulatorio, marketing, ventas y operaciones.
  • Fomentar una cultura que promueva enfoques de colaboración y sistemáticos para la toma de decisiones.

Establecer un sistema de alerta temprana de amenazas y oportunidades.

  • Identificar y monitorear los desafíos y oportunidades importantes de tecnología, industria y competitividad.

Adoptar un proceso rápido de toma de decisiones.

  • Defina un proceso que funcione bien con decisiones de negocios críticas repetitivas e inesperadas.
  • Optimice el proceso en función del tamaño y tipo de su negocio.
  • Elija y planifique priorizar las opciones, minimizar los riesgos y evitar consecuencias negativas al evaluar la situación existente y aplicar los mejores recursos disponibles. ¿Por qué cada CEO necesita un grupo asesor de pares?

El juicio de un ejecutivo es tan bueno como su información y cómo empoderan a su equipo. La toma de decisiones informada es una herramienta crucial para evitar que su negocio se convierta en el Kodak de su industria.

Referencias

Blenko, M., Mankin, M., y Rogers, P. (2010). La decisión dirigida Organización. Harvard Business Review. Recuperado de https://hbr.org/2010/06/the-decision-driven-organization.

Ch, N. (2015). Toma de decisiones: Decisiones estratégicas, tácticas y operativas. LinkedIn, recuperado de: https://www.linkedin.com/pulse/decisions-making- estratégico-táctico-operacional-neeth-ch.

De Smet, A., Lackey G., Weiss, L. (2017). Desenredar la organización de su organización. Toma de decisiones. McKinsey Quarterly. Recuperado de https://www.mckinsey.com/business-functions/organization/our Ideas / desenredo de la toma de decisiones de su organización.

Elliott, T. (2007). Los 5 ingredientes de la toma de decisiones. Análisis de negocio Y negocios digitales. Obtenido de http://timoelliott.com/blog/2007/09/ the_5_ingredients_of_good_deci.html.

Lindzon, J. (2016). Por qué los ejecutivos no confían en sus propios datos y análisis Insights. Empresa rapida Obtenido de https://www.fastcompany.com/ 3065294 / why-ejecutivos-no confíe en sus propios datos y análisis-insights.

Marcas, S. (2017). Emociones frente a la toma de decisiones en los negocios. Business.com, Obtenido de https://www.business.com/articles/emotions-vs-information- toma de decisiones de negocios.

Meszaros, G. (2016), qué porcentaje de empresas fracasan: lo real Número. Puerto de éxito. Obtenido de http://www.successharbor.com/percentage-businesses-fail-09092015/.

Nutt, P. (2015). La mitad de las decisiones comerciales fracasan debido a la gestión de Los errores, un nuevo estudio encuentra. Comunicaciones de investigación, Obtenido de, http://researchnews.osu.edu/archive/decfail.htm.

Wolf, T. (2013). El 90% de nuestra toma de decisiones es irracional. Conversioner. https://www.conversioner.com/blog/90-of-our-decision-making-is-irrational.

Fuente: Vistage.com

Mariela Mociulsky es la nueva presidenta de Saimo

Mariela Mociulsky, miembro del grupo 39 coordinado por Roberto Gorrissen, fue nombrada nueva presidente de SAIMO, la Sociedad Argentina de Investigadores de Marketing y Opinión.

ariela asume su Presidencia en sucesión a Gonzalo Roqué, quien fue presidente en dos gestiones de Saimo. A partir del mes de junio y por los próximos dos años, Mociulsky encabezará la Junta Directiva de SAIMO, que se encuentra conformada de la siguiente manera:

  • Presidenta: Mariela Mociulsky
  • Vicepresidente: Adrián Kohan
  • Secretaria: Valeria Dubinowsky
  • Pro Secretaria: Susana Beer
  • Tesorero: Alvaro Tuso
  • Pro Tesorero: Juan Carlos Tejada
  • Vocales Titulares: Gonzalo Roqué, Gonzalo Peña, Roxana Laks, Ariel Abkiewicz, Patricio Pagani
  • Vocales Suplentes: Alejandra Belfiore, Esteban Foulques, Gerardo Adrogué
  • Revisor Titular: Gerardo Tuñón
  • Revisor Suplente: Oscar Muraro

A partir de su nombramiento, la nueva Junta Directiva encabezada por Mociulsky mantendrá e intensificará el rumbo de la gestión anterior e impulsará la generación de nuevos proyectos vinculados a la innovación y a la transformación digital en la industria del marketing y la investigación de mercado.

“En la nueva era digital, se incrementan las fuentes para obtener la información de forma espontánea y en tiempo real. Justamente, en un contexto donde domina el paradigma del big data, es posible obtener una cantidad casi infinita de datos a disposición. No obstante, la complejidad que genera medir la eficacia de los contenidos, hace que una de las áreas más importantes y relevantes de trabajo sea la curaduría de la información. Ahí es donde se requiere que la formación de los investigadores incluya el conocimiento de tecnologías y metodologías emergentes, el desarrollo de habilidades de consultoría para colaborar en la toma de decisiones, y contribuir así con las necesidades del negocio”, expresó en relación a su visión sobre la investigación de mercado.

Y concluyó: “En definitiva, se trata de una concepción de la investigación más amplia, el valor agregado viene de la mano de una sintonía más fina con el contexto tecnológico y que contemple de manera más integral y holística las necesidades de los clientes”.

Fuente: Infonegocios

10 tendencias tecnológicas que marcarán el rumbo en 2019

Tendencias Tecnológicas: Los asistentes virtuales serán cada vez “más humanos”, surgirán nuevas aplicaciones basadas en blockchain y se implementarán estrategias para lograr que los vehículos autónomos sean más seguros. Los avances y los nuevos desafíos que anticipa DAMO, la academia de investigación de Alibaba.

Ciudades más inteligentes, identidad digital y redes 5G. Éstas serán algunas de las tendencias tecnológicas que marcarán el ritmo este 2019, según anticipa DAMO, la academia de investigación del gigante asiático Alibaba.

Será un año donde se avanzará en la implementación de estas tecnologías que hoy todavía son incipientes. También será un año donde habrá que mejorar las medidas de seguridad para evitar ciberataques y optimizar el cuidado de datos para proteger la privacidad de los usuarios.

1. Redes 5G

La red 5G promete ser hasta 100 veces más veloz que el 4G. Según DAMO, esto acelerará el desarrollo de videos de ultra alta definición 4k y 8k, así como el avance de realidad virtual y aumentada.

Esta tecnología también favorecerá el desarrollo de internet de las cosas, y de vehículos autónomos donde la baja latencia (la reducción en el tiempo de respuesta entre que se manda y recibe una orden) resulta fundamental.

2. Nuevas arquitecturas de computación

Arquitecturas de computación heterogéneas, sistemas con más de un tipo de procesador y circuitos integrados con aplicación específica (ASIC). Todo apunta a mejorar el procesamiento de datos, optimizar la eficiencia energética y a reducir la latencia, algo fundamental para internet de las cosas.

La arquitectura de computación se irá optimizando para potenciar el desarrollo de inteligencia artificial y la tan esperada llegada de la computación cuántica.

3. Chips de inteligencia artificial

Los sistemas de machine learning requieren de procesamiento de grandes volúmenes de datos a toda velocidad. Para optimizar estos procesos, se comenzarán a usar cada vez más chips de inteligencia artificial (IA), cada vez más potentes gracias al apilado en 3D.

chip-inteligencia-artificial

Estos chips especializados podrían convertirse en los elementos más relevantes dentro del hardware utilizado para el entrenamiento de la inteligencia artificial.

4. Asistentes virtuales cada vez “más humanos”

Los asistentes virtuales integrados en parlantes, computadoras y teléfonos se han vuelto cada vez más inteligentes: responden preguntas, se anticipan a necesidades del usuario y hasta cuentan chistes.

El aprendizaje de las máquinas no sólo los están volviendo cada vez más efectivos sino cada vez más “humanos”. Prueba de ello es la función Duplex con la que Google sorprendió durante el evento para desarrolladores, en mayo de 2018. Ahí se veía que el asistente virtual podía hacer un llamado y reservar un turno en una peluquería casi como si fuera una persona. Sorprendió por lo natural de su voz, por las pausas y hasta dudas que expresaba al hablar.

En este 2019 se seguirán humanizando los asistentes al punto tal que, según anticipa DAMO, incluso podrían pasar el test de Turing en algunas situaciones. Claro que de la mano de estos avances también llegan nuevos desafíos, de ahí que será necesario establecer nuevas regulaciones y mecanismos de control para que no se abuse de esta tecnología para, por ejemplo, cometer fraudes.

También habrá que mejorar la seguridad de estos equipos para evitar que se filtren conversaciones. Cabe recordar un incidente difundido el pasado diciembre, en el que Amazon envió a un usuario de Alexa 1.700 grabaciones de otra persona. O cuando en mayo, un dispositivo Echo grabó conversaciones de una pareja y las mandó, también por error, a una persona en la lista de contactos de esos usuarios.

Los asistentes serán cada vez más humanos, útiles y compañeros de los humanos que los usarán tanto para que se les faciliten las tareas, así como para interactuar con ellos para sentirse más acompañados.

5. Máquinas con sentido común

Las redes neuronales emulan el funcionamiento del cerebro humano. Esto les otorga a las máquinas cada vez mayores capacidades cognitivas, de análisis y hasta sentido común.

El uso de técnicas de aprendizaje profundo (deep learning) permitiría resolver situaciones que antes no se podían abordar. En este sentido se podría comenzar a entender cómo las redes neuronales de IA toman decisiones.

Esto permitiría mejorar el entrenamiento de las máquinas y continuar hacia un futuro cada vez más inteligente.

6. Ciudades más inteligentes

Uno de los grandes desafíos de este año será encontrar alternativas para mejorar la calidad de vida en las ciudades. En un contexto donde cada vez hay mayor concentración de habitantes en espacios reducidos, se vuelve vital mejorar la gestión de residuos, optimizar los medios de transportes y disminuir la contaminación ambiental, por ejemplo.

Para resolver estos problemas, es importante contar con sistemas para analizar y comprender mejor las necesidades de las ciudades. Así es que utilizarán cada vez más modelos de simulación urbana que, a partir de plataformas computacionales podrán reproducir, con precisión, los movimientos en tiempo real en las ciudades. Además, estos sistemas contarán con modelos algorítmicos predictivos para interpretar mejor los datos no estructurados, como los videos.

DAMO concluye que, durante este año, se invertirá más dinero y recursos en el desarrollo de aplicaciones para optimizar estos modelos de simulación para la gestión de las ciudades inteligentes.

7. Vehículos autónomos más seguros

Se desarrollará tecnología para mejorar la seguridad en la conducción autónoma. Algo que resulta vital para lograr instalar los vehículos autónomos. Cabe recordar que, a raíz de una falla, un coche autónomo de Uber atropelló y mató a una mujer en Arizona, Estados Unidos.

Se espera que en los próximos dos o tres años, esta tecnología esté lo suficientemente madura como para implementarla en el transporte público y para la entrega de paquetes de manera automatizada.

vehiculos-seguros

8. Identidad digital

Los sistemas biométricos como el reconocimiento facial, el lector de huellas y de iris está transformando las formas de autenticación.

Este año se seguirá expandiendo esta tecnología que ya se usa para verificar la identidad, confirmar pagos o verificar ingresos de personas en los establecimientos. En la Comunidad Europea ya se desarrolló un sistema de control de fronteras que es capaz de analizar hasta 38 microgestos faciales.

reconocimiento-facial

También es posible que surjan nuevas formas de autenticación biométrica. Ya hay varias líneas de investigación que plantean utilizar desde latidos del corazón y hasta las transpiración.

9. Tecnologías aplicadas a la protección de datos

En este último año se puso mayor atención a los datos: ¿cómo se compilan? ¿de qué manera se usan? El mayor desafío ahora es encontrar mecanismos para cuidar la privacidad de los usuarios.

La economía de los datos requiere que se refuercen las medidas de seguridad para evitar que se filtre información privada. En este sentido, se avanzará en la implementación de sistemas para evitar ataques cibernéticos y para expandir la trazabilidad entre sistemas.

10. Aplicaciones basadas en blockchain

Más allá de los amores y desamores que puede generar el bitcoin, lo cierto es que hay algo de esta criptomoneda que llegó para quedarse: el blockchain.

La tecnología de cadena de bloques, empleada para validar transacciones de manera segura, se comenzó a expandir. Se espera que surjan mayor cantidad de aplicaciones basadas en este sistema, desde facturas electrónicas hasta registros judiciales. El blockchain ya se está usando para hacer contratos inteligentes, títulos universitarios y hasta en el rubro de logística.

Uno de los beneficios del blockchain es que los bloques están entrelazados para evitar la modificación de datos que ya fueron publicados y añadidos a la cadena. Esto le otorga mayor fiabilidad y transparencia al sistema.

Fuente: infobae

Ambito: ¿Están los dueños de las empresas preparados para “salir” en algún momento?

¿Estás preparado para“salir”en algún momento? ¿Conocés, como dueño de tu empresa, el valor de tu negocio? Gustavo Schutt, miembro del grupo 5, coordinado por Roberto Gorrissen, brindó una nota para ámbito.com, donde relata cómo se certificó como ExitPlanningAdvisor luego de recibir la consulta de varios empresarios que estaban pensando retirarse sin tener muchas certezas de cómo hacerlo.

En 2017, trabajando con uno de mis clientes, dueño de una empresa del rubro financiero, me pidió que lo ayudara porque cumplía 64 años y estaba pensando en vender su empresa y salir, en un plazo de tres años. Tenía la duda sobre si uno de sus hijos, que de hecho trabajaba con él, tendría ganas de seguir con el negocio. Sería para él como un sueño cumplido. Luego de unas reuniones con el hijo quedó claro que no tenía interés ni motivación. Es más, el planteo que me hizo fue el de trabajar para agregarle valor y poder venderla.

Mi cliente y su esposa, bastante desanimados con la noticia, definieron entonces que debíamos trabajar para llegar a buen puerto en tres años. Al mismo tiempo, otro cliente, en una circunstancia distinta, también me estaba pidiendo ayuda pero para hacer una transición familiar.

Estos casos me llevaron a investigar si había posibilidades de especializarse en este tipo de situaciones en las que los dueños de empresas desean abandonar el negocio y así descubrí que existía en Estados Unidos el Exit Planing Institute, que había desarrollado un modelo para abordar estos temas. Hice el curso correspondiente y me certifiqué allí como Exit Planning Advisor.

Aunque parezca mentira, los dueños de empresas, independientemente de su tamaño, no están preparados para “salir”, lo cual en algún momento inexorablemente ocurrirá, ya sea por decisión propia o por circunstancias externas que lo impongan.

A los dueños les pregunto: ¿estás preparado para salir (en algún momento)? Otras preguntas que les formulo son: ¿conocés como dueño de tu empresa el valor de tu negocio?, ¿sabés qué alternativas podrías tener para “salir” cuando llegue el momento?, ¿pensaste en trabajar sobre esas alternativas?

Son múltiples los motivos por los cuales un dueño puede llegar a tener el deseo, la necesidad o la obligación de salir de su empresa. Pueden presentarse de a uno, pero lo más habitual es que se den dos o más de manera simultánea, combinándose para desencadenar la salida.

Entre las decenas de razones posibles, las que aparecen con mayor frecuencia son: deseo de “retirarse” del negocio o al menos de pasar a otro proyecto; aburrimiento; pérdida de la pasión que sentía; ausencia de sucesores; incapacidad de competir, de hacer lo que el mercado demanda; carencia del capital necesario para crecer; edad y problemas de salud.

– Necesidad de bajar el ritmo de trabajo y reducir el estrés; capitalizar lo trabajado durante tantos años y dejar ordenado el patrimonio familiar; conflictos con los socios; ganas de viajar o de pasar más tiempo con la familia.

Mi trabajo consiste entonces en implementar una metodología de “aceleración del valor”, que se centra en incrementar el valor de la empresa para que los dueños cuenten con las mejores condiciones posibles y la mayor cantidad de alternativas, ya sea para ejercer alguna salida de su negocio o para continuar creciendo, siempre focalizados en agregar valor. Esto hace que una posible decisión de “salir” sea independiente del tiempo.

Se trata de un desafío muy interesante porque es una práctica nueva en Argentina. No existía aquí hasta el momento otra propuesta con este enfoque integral.

Para que la transición sea exitosa, resulta clave asegurar que el dueño maximice el “valor” de su empresa y entienda este proceso (a veces no es fácil comprender qué es lo que realmente da valor); esté preparado personal y financieramente y tenga siempre un proyecto posterior

Para la gran mayoría de los dueños de empresas, muchos de ellos fundadores, puede ser una primera y única experiencia, razón por la cual no es extraño encontrarlos poco preparados y poco informados sobre uno de los procesos mas importantes que van a atravesar en sus vidas.

Fuente: Ámbito.com

iProfesional: Por la incertidumbre económica, más de la mitad de las empresas planea despidos

Según una encuesta de la organización de CEO, Vistage, más de la mitad de las compañías ya prevé un recorte de personal por el agravamiento de la recesión.

Mientras que las autoridades de Hacienda salieron a enmendar esta semana el acuerdo con el FMI para poner, una vez más, paños fríos frente al mercado y aplacar la última estampida del dólar, en las empresas ya tienen asumido que el costo de este empeoramiento económico no será gratuito.

Mucho antes de que el precio del “billete verde” superara la barrera de los 45 pesos, los CEO y titulares de pequeñas y medianas compañías en Argentina preveían que llegaría al menos a $52,30 en diciembre, y que la inflación acumularía en 2019 un alza de 38,5% en promedio.

Son los resultados que obtuvo la organización empresaria Vistage Argentina al realizar su sondeo trimestral en marzo, que no incluyen esta última etapa de  del tipo de cambio.

Respondieron a la consulta unos 367 dueños y altos ejecutivos de compañías, y en base a ello la entidad concluyó que la confianza empresaria cayó siete escalones respecto del comienzo del año y quedó en 70 puntos.

Es cerca del piso de 61 puntos que tocó este indicador en el tercer trimestre de 2018, luego de lo cual había ocurrido un repunte. No es de extrañar además esta reacción, que acercó el indicador a los menores niveles históricos, que se vieron en 2014, otro año electoral. Solo que en aquella época el clima propio de los comicios no se combinaba con repentinas alzas cambiarias y con el empobrecimiento tanto de las arcas de las empresas com de la sociedad en general, algo que sí ocurrió en los últimos años.

Es por eso que lo que evidencia el último informe de Vistage es que el principal problema para las empresas es la incertidumbre económica. El 40% de los consultados la ubicaron al tope de sus preocupaciones. El flujo de caja, el financiamiento y la cadena de pagos, entre otros temas financieros, quedaron en segundo lugar, con el 26% de las respuestas.

“Este primer índice de confianza del año refleja la preocupación del empresariado con respecto a la incertidumbre económica, pero, aun así, un 26% de los encuestados cree que la economía repuntará durante este año, lo que nos indica que nuestros empresarios argentinos no se rinden”, expresó al respecto Alejo Cantón, presidente de Vistage Argentina, para brindar una cuota de optimismo.

Sin embargo, los números hablan por sí solos: el 39% de los CEO consultados espera que la economía se mantenga igual y el 35% restante ya cree que empeorará en los próximos 12 meses. Los que anticipan una mejora son la minoría.

Por otro lado, el 82% manifestó que el escenario económico ha empeorado al compararlo con el mismo período que hace un año atrás, y sólo un 3% indicó que vio una mejora en esta última etapa.

En ese marco, el 71% adelantó que habrá aumentos de precios en sus productos en el próximo año y el 24% apuesta a mantenerlos. Sólo un 5% considera que bajarán. A estos aumentos también se suma que la mayoría espera que se incremente (38%) o se mantenga (38%) en los próximos 12 meses la cantidad de unidades vendidas.

Así y todo, al ser consultados por la rentabilidad de su compañía, la gran mayoría de los empresarios demostró que no espera una mejora. El 47% de los CEO encuestados indicó que es probable que disminuya su beneficio y un 33% espera poder mantenerlo.

“La rentabilidad empeora aunque vendan más unidades porque hay mucha dificultad para trasladar la inflación a los precios”, explicó Cantón a iProfesional. “Entonces, los productos o servicios en general aumentan menos que algunos costos internos de la empresa. Eso hace que las compañías ganen menos plata”, detalló.

¿Y el empleo?

Desde hace tiempo que estos indicadores económicos que dan cuenta del estado de situación en las empresas argentinas muestran un entorno complicado para los negocios. Pero a diferencia de lo que ocurría en otras épocas recientes del país, a las compañías se les acabaron las opciones para recortar gastos y turnos sin despedir empleados.

Así fue que por primera vez en mucho tiempo, son más las organizaciones que esperan recortes de plantilla en los próximos 12 meses que las que apuntan a mantener su nómina sin cambios.

De acuerdo al último reporte de Vistage, el 55% de las firmas relevadas ya prevé que disminuirá su nómina en el próximo año. Un 22% no espera modificaciones y el 23% augura un aumento del personal.

Hace exactamente un año, el mismo informe de la organización empresaria daba cuenta de cómo el 11% nada más planeaba recortes, y la gran mayoría (52%) planeaba mantener el staff. Más aún, el 38% aún estimaba que se harían contrataciones. Ese panorama se mantuvo casi todo el año, hasta que en este último sondeo hubo un cambio radical de tendencia.

El 67% además confirmó a Vistage que no planea contratar nuevos empleados en los próximos 12 meses. Y un 38% añadió que no realizó búsquedas de personal en el último año.

Cantón explicó que este cambio rotundo tanto en las previsiones de contratación como en las expectativas en cuanto a recortes se da, por un lado, debido a que el aumento de precios de los productos y servicios no alcanza para que las empresas compensen del todo el incremento que sus costos sufren a manos de la inflación. A esto se suma, según el presidente de Vistage, una menor demanda de parte de los consumidores.

“El mercado está más competitivo, entonces como está más difícil ganar plata, las empresas tienen que tratar de que sus empleados hagan más con menos, o la empresa quiere hacer más con menos y en gran parte lo hace a través de sus empleados”, resumió.

La mayoría de las firmas consultadas por esta entidad son del rubro de servicios, y por lo tanto insumen una cantidad importante de mano de obra.

“Están siendo cuidadosas. Este contexto desfavorable la baja de confianza empresaria y las perspectivas para los próximos 12 meses hacen que todas las empresas estén más cautelosas, tiendan a no sobreinvertir y a tratar de capear el temporal de la mejor forma posible”, describió el directivo.

“Creo que por eso este cambio con respecto a las previsiones de cantidad de personal: las empresas típicamente contratan apostando a un crecimiento y en este contexto creen que no es momento de arriesgar”, sentenció.

Estas proyecciones de los socios de Vistage no están lejos de los datos oficiales respecto de la actividad y el empleo. El Ministerio de Trabajo y Producción anunció que el empleo registrado volvió a caer en febrero: hubo 32.000 puestos menos que en enero y 252.000 por debajo de febrero de 2018. El 60% de las bajas en ese mes fueron de empleos registrados en el sector privado.

Y gran parte de esta merma responde también a un achicamiento en la actividad manufacturera. La actividad industrial cayó 7% en febrero respecto a igual mes de 2018 de acuerdo a la Unión Industrial Argentina (UIA). El automotriz, el textil y la construcción fueron algunos de los sectores más golpeados.

Inversiones

Respecto a las perspectivas de inversión en activos fijos durante los próximos 12 meses, el 53% de los empresarios consultados por Vistage afirmó que piensa mantener su inversión y un 20% estima que la aumentará.

Pero un 63% ya le confirmó a la entidad de CEO que al menos hasta marzo, no tenía planes de realizar inversiones en activos fijos este año.

Solo un 10% de ellos afirmaron que realizan este tipo de desembolsos regularmente todos los meses. Del resto, un 16% dijo que concentrará esos esfuerzos en el primer semestre del año.

Solo un 6% invertirá en activos fijos en el tercer trimestre, y un 5% guardará esta carta para los últimos tres meses del año, cuando estén despejadas ya las dudas que genera el escenario electoral de octubre.

Fuente: iProfesional

iProfesional: Empresarios argentinos anticipan una inflación de 38,5% y un dólar a 52,3 pesos para diciembre

El 39% de los CEO y titulares de empresas consultados por Vistage esperan que la economía se mantenga igual y el 35% anticipa un empeoramiento.

El Índice de Confianza Empresaria Vistage, el sondeo trimestral que la organización mundial de CEOs realiza a empresarios argentinos, presentó los resultados del primer trimestre de 2019. En esta oportunidad alcanzó los 70 puntos, siendo este valor siete puntos menos que el trimestre anterior y uno de los más bajos de la historia de este relevamiento.

Un total de 367 empresarios, altos ejecutivos y dueños de empresas respondieron la encuesta en marzo pasado. Las consultas formaron un conjunto de 21 preguntas, entre las que se incluyeron temas como economía general de la Argentina, condiciones económicas actuales y esperadas, inversiones planeadas en activos fijos, ventas y rentabilidad, empleo, entre otros.

“Este primer índice de confianza del año refleja la preocupación del empresariado con respecto a la incertidumbre económica, pero, aun así, un 26% de los encuestados cree que la economía repuntará durante este año lo que nos indica que nuestros empresarios argentinos no se rinden”, expresó al respecto Alejo Cantón, Presidente de Vistage Argentina.

Ante las expectativas económicas del país para los próximos 12 meses, el 26% de los encuestados espera que el escenario económico mejore. Mientras que el 39% espera se mantenga igual y el 35% restante cree que la economía empeorará.

Por otro lado, el 82% de los empresarios encuestados manifiesta que el escenario económico ha empeorado al compararlo con el mismo período que hace un año atrás, y sólo un 3% indicó que vio una mejora en este período.

Respecto a las perspectivas de inversión en activos fijos durante los próximos 12 meses, el 53% de los empresarios piensa mantener su inversión y un 20% estima aumentará. Asimismo, la rentabilidad para los próximos 12 meses, reflejó que el 20% de los empresarios considera que aumentará, mientras que el 33% manifestó que se mantendrá igual.

Por su parte, el 71% de los encuestados espera que los precios de sus productos o servicios aumenten en los próximos 12 meses, el 24% cree que se mantendrán igual, y sólo un 5% considera que bajarán.

Por último, los encuestados proyectan al 31 de diciembre de 2019 un promedio de inflación del 38,5%, y el tipo de cambio a $52,30 por dólar.

Fuente: iProfesional