La Nación: Aumentó levemente la confianza empresarial en la economía local

El Índice de Confianza Empresaria Vistage, arroja que 39% de los consultados cree que la situación estará mejor en los próximos 12 meses.

Luego de un 2018 para el olvido, con crisis económica, caída de ventas y pedido de auxilio al Fondo Monetario Internacional (FMI), los empresarios vislumbran una tenue mejoría para 2019 y, aunque en general se mantiene el pesimismo, exhiben una leve recuperación de la confianza.

Según surge de la encuesta del Índice de Confianza Empresaria Vistage, correspondiente al cuarto trimestre del año pasado, consultados por las expectativas económicas del país para los próximos 12 meses, 39% de los encuestados expresó que cree que la economía argentina estará mejor, mientras que 40% dijo ver que seguirá igual y 21% consideró que empeorará. En lo que hace específicamente al resultado del índice de confianza, esta medición alcanzó los 77 puntos: se toman como referencia los 100 puntos y siempre que está por debajo de eso el pesimismo le gana al optimismo.

Marco Bellotti, gerente general de Vistage Argentina, comentó que el resultado obtenido en esta medición muestra un positivo cambio de tendencia si se compara con el de la consulta hecha en septiembre. “Hay más optimismo por parte de nuestros empresarios en cuanto a las expectativas a nivel país. Un dato que lo demuestra es que un 39% de los encuestados estima que la economía argentina mejorará y un 40% opina que se mantendrá igual durante los próximos 12 meses”, expresó .

En lo que hace al índice de confianza, que en la medición previa había alcanzado los 61 puntos y que refleja las respuestas de 357 empresarios, CEO, gerentes generales y dueños de empresas, Bellotti dijo que se lo considera un instrumento que alienta a un intercambio de puntos de vista para la toma de decisiones y para ejecutarlas. La ventaja, en ese sentido, es que se trata de una encuesta que suma 52 ediciones realizadas en los últimos años.

Al ser consultados sobre la rentabilidad esperada para los próximos 12 meses para sus empresas, 22% de los encuestados respondió que espera que aumente (en la edición anterior había respondido de esa manera el 14%). En tanto, 37% opina que se mantendrá igual y 41%, que disminuirá.

Ítalo D’Ambrosio, directivo de una empresa del rubro de alimentos que participó de la encuesta, contó que su rentabilidad en 2018 se vio muy afectada por la devaluación. “Fue muy difícil trasladar eso a precios, en un contexto de retracción del consumo, que golpeó por igual a todo el sector”, explicó.

Ya con la mirada puesta en los próximos 12 meses, D’Ambrosio, que forma parte del grupo 52 de Vistage, dijo que él tiene solo una “sensación”, porque no sabe a ciencia cierta lo que va a suceder con distintas variables económicas. “Si me preguntás qué espero, respondo que este año no va a ser mejor que 2018”, consideró.

Por otra parte, 86% de los encuestados manifiesta que el escenario económico ha empeorado al compararlo con el mismo período de un año atrás. Ese índice se mantuvo igual que el obtenido en el tercer trimestre de 2018. A la vez, 11% indica que el escenario económico se quedó igual y solo 3% indica que mejoró. En cuanto a las perspectivas de inversión en activos fijos para los próximos 12 meses, 20% de los empresarios estima aumentarla y 55% de las empresas tiene previsto mantener esa variable sin cambios.

Respecto de la facturación, 60% de los empresarios consultados respondió que espera que haya un incremento en los próximos 12 meses, mientras que un 29% estima que se mantendrá sin cambios y 11% cree que disminuirá. Asimismo, en lo que tiene que ver con cómo se comportará el volumen de unidades de la empresa, 44% proyecta un aumento, 36% dice que se mantendrá igual y 20% estima que disminuirá.

Gustavo Vignera, CEO de la empresa de consultoría en informática Blue Patagon, consideró que la Argentina está saliendo de terapia intensiva, algo que él ya percibe con la alta demanda que tuvo durante este mes (que suele ser un mes malo en ventas para su rubro). “El enfermo no está para correr una maratón, pero sí se puede levantar y dar una vueltita. Por eso creo que el año va a ser positivo y eso se va a traducir en un aumento de la facturación”, analizó.

Vignera estima que sus ventas crecerán este año entre 30% y 40%. “En realidad, la industria de la informática siempre crece. Los años malos crece 10%, pero este año, que veo que se presenta mejor, ese crecimiento estará muy por encima”, afirmó el empresario, que participó de la encuesta para el Índice Vistage.

Por otro lado, 28% de los líderes consultados proyecta algún incremento en las contrataciones de personal, un índice que, de esta manera, mejoró en 9 puntos respecto de la medición anterior. Y 52% no espera cambios en la dotación de su empresa durante los próximos 12 meses.

Roberto Ziger, socio gerente de ZNET IT Solutions, dijo que en su empresa tienen como guía mantener las fuentes de trabajo sin considerar el cortísimo plazo, apostando a mantener y mejorar la calidad del servicio, cosa que no se puede lograr reduciendo personal en los momentos malos y recuperándolo en los momentos de mejoría.

En referencia al tema del empleo, Ziger explicó que el de tecnología informática es un mercado laboral complejo, en que por el auge de la transformación digital escasea la oferta de personal capacitado. Por eso, es posible que la situación vista allí no refleje lo que pasa en el mercado laboral en su conjunto.”En conclusión, para 2019 esperamos mantener la misma dotación, con la posibilidad de sumar algún recurso comercial”, señaló.

Consultados sobre cuál es el problema de negocios más importantes para la empresa en la actualidad, 35% respondió “la incertidumbre económica”; 27%, “temas financieros”; 17%, “mayores costos”; 9%, “crecimiento” (demasiado rápido o demasiado lento); 7%, “personal”, y 5%, “otros”.

Por último, al momento de hacer un pronóstico sobre dos variables claves de la economía argentina, la estimación de los consultados fue que la inflación de este año será de 31,7% y que la cotización del dólar se ubicará en $49,9.

Fuente: La Nación