Reconocimiento: Vistage Argentina eligió al CEO del año

Eugenia Cerdá de Rossi, de Centro de Diagnóstico Rossi, fue homenajeada por la entidad empresaria por su desempeño y metas cumplidas.

La oganización de CEOs, altos ejecutivos y dueños de empresas, Vistage, eligió a Eugenia Cerdá de Rossi, presidente y CEO de Centro de Diagnóstico Rossi, como la mejor CEO del año.

Todos los fines de año Vistage elige al mejor CEO de cada uno de los Grupos que forman parte de la organización. Los casos se presentan al comité y se elige al mejor de todos.

Cerdá de Rossi fue galardonada con este reconocimiento. Ella forma parte de Vistage desde hace 10 años y participa en el grupo coordinado por Jorge Campbell.

Además del galardón de Vistage, Cerdá de Rossi recibió durante 2018 distintos reconocimientos por su labor empresarial y solidaria como Coas, Cilsa y Mujer Empresaria.

Con 10 sedes, el Centro de Diagnóstico Rossi es el centro de diagnóstico más importante de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el cual además realiza una inversión permanente en tecnología. Este año el Centro ya lleva atendidos a más de 1.300.000 pacientes.

Vistage es la organización mundial de Números Uno, altos ejecutivos y dueños de empresas que nació en EE.UU. en 1957. Con oficinas en 20 países, es una comunidad global de más de 22.000 Miembros.

En Argentina, Vistage funciona desde el año 2000 y cuenta actualmente con más de 1.300 miembros entre altos ejecutivos, CEOs y dueños de empresas, con grupos en Capital y GBA, Córdoba, Rosario, Mendoza, San Juan, Jujuy y Salta.

Wetcom en La Visión de los Líderes 2019 – El Cronista

En su 110º Edición de “La visión de los líderes 2019”, el diario El Cronista Comercial vuelve a reunir, como todos los años, a los 500 CEOs y directores más importantes de la Argentina.

Junto a columnistas especializados, los líderes de empresas destacadas opinan sobre cómo será el próximo año en la economía, las finanzas, los negocios y anticipan sus proyectos.

Wetcom forma parte de esta edición especial a través de nuestro Co-fundador y Managing Director, Ing. Diego A. Quintana, quien hace un balance del corriente año y cuenta las proyecciones de la empresa para el 2019. Compartimos sus respuestas ante las consultas de El Cronista.

 ¿Cuáles son las expectativas y proyectos de su empresa para 2019?  

Tenemos el foco puesto en eficiencia del datacenter. Vamos a ayudar a nuestros clientes a balancear su operación mediante una estrategia multi-cloud y de operaciones automatizadas.Tenemos el know-how necesario para ayudarlos a tener una ventaja competitiva, reducir sus costos y enfocarse en el negocio. También hemos certificado nuevas alianzas para darles mejores soluciones a nuestros clientes. VMware®, Amazon®, Intel® y Veeam® serán claves para esta estrategia.

¿Cuáles fueron los principales obstáculos que enfrentó en 2018 y qué balance realiza del año que termina?  

El principal obstáculo es no contar con reglas de juego claras, tanto en economía como en política, que permitan tener visibilidad. El otro desafío es la desaparición del financiamiento del sistema bancario. Nuestra forma de sostenernos ha sido mediante el incremento de la eficiencia y la creación de soluciones de valor real para nuestros clientes.

 ¿Qué políticas públicas podrían contribuir a darle impulso a su sector? 

Es necesario la reducción de impuestos. No hay ningún esquema tributario que incentive la reinversión y la incorporación de personal.

La actual ley laboral limita la posibilidad de generar capacitaciones a largo plazo, que son las necesarias para generar un auténtico valor agregado.

A pesar de los desafíos que se nos puedan presentar, en Wetcom apostamos siempre al fortalecimiento de nuestra relación con los clientes, incrementando nuestra calidad de servicio, automatizando y simplificando las operaciones de quienes confían en nosotros para que puedan enfocarse en el negocio.

Revolución FemTech: cómo piensan las líderes digitales de la Argentina

Una de las mayores ovaciones del Festival de Innovación de Fast Company se lo llevó Whitney Wolfe Herd, creadora de Bumple, una exitosa aplicación de citas y networking cuya particularidad es que es la mujer la que tiene que dar el primer paso en una relación. “¿Qué pasa cuando una mujer toma la iniciativa?”, reflexionó. “Eso es lo que trato de probar. No se trata de una batalla de sexos. Todo mejora para hombres y mujeres cuando las mujeres lideran. Se trata de hacer ingeniería reversa sobre conceptos arcaicos”, cerró.

La necesidad de contar con más cantidad de mujeres en roles de liderazgo es uno de los temas más sobresalientes en la agenda actual: de acuerdo con una investigación de la consultora Spring Professional el desarrollo de carrera para ascender a puestos de alta responsabilidad es visto como favorable a los hombres para un 70% de los ejecutivos argentinos, mientras que entre las mujeres de empresa el porcentaje trepa al 76 por ciento.

En terrenos tecnológicos, los números son aún menos alentadores teniendo en cuenta que en la Argentina, las inscripciones de mujeres a carreras de corte tecnológico no superan el 17 por ciento.

“El hecho de que haya muchas menos mujeres en carreras tecnológicas genera que ellos se encuentren trabajando donde la innovación más sucede”, afirma Valeria Viva, tecnóloga y docente.

“Es habitual que se vincule la necesidad de innovación con la adquisición de tecnología y su utilización estratégica para generar valor al negocio, ámbitos tradicionalmente masculinos”, explica en sintonía Lidia Moroni, directora de Minders Group, el grupo que reúne a profesionales del mundo digital.

Asociación

Es que la tecnología quedó asociada a lo masculino desde tiempos ancestrales. “Hoy el desarrollo de la tecnología digital quiebra definitivamente el paradigma de la fuerza física. En el mundo digital, más flexible, la mujer tiene más oportunidad”, explica Sonia Abadi, la médica y psicoanalista que es la creadora de Pensamiento en Red, Innovación y Redes Humanas, modelo transdisciplinario que integra avances recientes de la psicología, las neurociencias, la sociología y la teoría de las redes.

Visibilidad

A pesar de este panorama, el liderazgo de procesos de transformación o innovación tecnológica cuenta con un protagonismo femenino activo, aunque poco visible.

Natalia Echeverri Tamayo, socia y directora de programas de transformación de Vixerant -una firma especializada en consultoría y capacitación para emprendedores- cuenta que solía pensar que había pocas mujeres trabajando en las áreas de innovación tech.

“Luego me di cuenta de que cuando nos solicitaban consultorías, quienes lideraban la gestión y comenzaban la transformación digital eran más las mujeres que los hombres. Eran las primeras en darse cuenta de que había que hacer algo al respecto”.

“Hay que resetear la cultura del hombre como único líder innovador en tecnología”, apunta por su parte Yas García, Fundadora de Conocimiento Abierto y Media Chicas.

Las expertas apuntan que la transformación digital tiene un fuerte componente de cambio cultural antes que tecnológico. “Esto implica el desarrollo de un nuevo mindset y en ese campo las mujeres tienen gran expertise”, subraya Alejandra Marcote, coach organizacional.

Para Lorena Piazze, presidenta de Voces Vitales Cono Sur, dentro del mundo digital, los hombres cuentan con una sobrerrepresentación estadística: “Es como consecuencia de sesgos sociales, además de las carencias que pueda tener el sistema educativo o el mercado de trabajo”.

“La innovación hoy es un terreno de disputa de poder”, explica Cintia González Oviedo, directora de Bridge The Gap, una consultora enfocada en género, liderazgo y comunicación responsable para organizaciones. “Esto no nos da o nos impide acceso a determinados recursos y oportunidades. Las mujeres siempre hemos tenido poco acceso a la voz pública y autorizada, reservada a temas privados y/o domésticos”.

Viviana Diamore, Chair Vistage Argentina
“Hay más mujeres ingresando en carreras tecnológicas. Este cambio se está visualizando en forma incipiente en las nuevas generaciones.”

Link de la nota: https://www.lanacion.com.ar/2203714-revolucion-femtech-como-piensan-las-lideres-digitales-de-la-argentina138-x-227-cm

Cómo es el programa que capacita a estudiantes para salir al mercado laboral

Adián Saporiti, Javier Chornik y su Chair, Carlos Scott.

La idea de Empujar nació hace seis años en el seno de un grupo de empresarios que se conocían a través de Vistage, la organización mundial que impulsa a los números uno de empresas a asesorarse entre sí en la toma de decisiones. ¿Qué es “Empujar”? En primera medida el acrónimo de “Empresas Unidas por los Jóvenes Argentinos”, aunque más específicamente se trata de potenciar las oportunidades de los chicos que cursan el último año del secundario capacitándolos para el mundo del trabajo.

“Queríamos ‘hacer algo’ que fuera más allá del mero aporte económico, y así surgió esta idea de fomentar la cultura del trabajo, el compromiso, la cooperación y el ascenso social”, arranca a contar el presidente de Empujar y miembro Vistage Javier Chornik. “El modelo que tenemos fue transformándose a medida que avanzábamos e íbamos introduciendo cambios -explica-. Hoy se trata, básicamente, de una capacitación para chicos de bajos recursos y alto potencial que están cursando quinto año en alguna de las escuelas de las zonas donde funcionan nuestras nueve sedes”.

El programa es intenso -hablamos de unas tres horas por día, de lunes a viernes, durante seis meses y a contraturno del horario escolar- e incluye tanto clases “teóricas” como recorridas por las empresas de la zona.

Son cerca de 200 los estudiantes que hoy están formando parte de la propuesta (un poco más de 20 por sede) y reciben entrenamiento en formación y desarrollo personal, autoconocimiento, orientación vocacional, armado del currículum y entrevistas laborales, además de la enseñanza de contenidos técnicos como logística, seguridad e higiene laboral, administración, ventas y atención al cliente.

Según Chornik una pata fundamental de Empujar es la proximidad geográfica de las escuelas con las empresas participantes, lo que potencia en cada comunidad el desarrollo y la generación de vínculos. “Los mismos directivos y empleados de las empresas son los que dictan los contenidos y hacen de mentores -dice-, con lo cual se da un intercambio súper rico entre los chicos con el mundo productivo de su zona. O sea que se los capacita, pero también se los conecta”.

Un sueño que crece

“Es muy impresionante ver la dedicación de estos miembros del grupo, que con todas las ocupaciones que ya de por sí tienen como líderes de sus empresas se hacen además un tiempo importante para dedicarle a Empujar de cara a que la propuesta pueda crecer más y más”, agrega.

El proyecto, de hecho, ha venido creciendo a un ritmo más que auspicioso: de las quince empresas iniciales pasó a más de cien compañías participantes con cerca de 700 voluntarios y una coordinadora en cada una de las nueve sedes distribuidas entre la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires. “La meta es que haya centros Empujar en todo el país -advierte Chornik-. Y creemos que podemos lograrlo, porque para las empresas que quieren hacer algún aporte el esfuerzo individual no es tan grande, ya que lo vamos dividiendo entre todos”.

“El sueño es armar una gran red de compañías que actuando localmente, cada una con su comunidad, generemos un cambio en la vida de muchos jóvenes”, añade el empresario y hace hincapié en el concepto de que las empresas puedan convertirse en un vehículo de ascenso social en cada zona en la que están insertas. “El chico que hoy viene a recorrer tu empresa es el que va a la escuela por la que pasás con el auto todos los días”, reflexiona.

Lo que el programa no ofrece son pasantías. Tampoco pueden asegurar un puesto de trabajo, pero si allanar el camino todo lo posible para que el participante lo consiga. “Calculamos que un 70 por ciento de los chicos han conseguido empleo formal dentro del primer año de haber terminado la secundaria”, marca Chornik. Y concluye: “Lo que queremos transmitirles a los estudiantes es que si realmente están dispuestos a esforzarse, entonces ahí cerca va a haber gente que los va a ayudar”.

Fuente: https://www.lanacion.com.ar/2190098-como-es-programa-capacita-estudiantes-salir-al

Simones: cómo “hacer marca” en un mercado saturado

Diego Siekera y Laura Litchmaier junto a sus Chairs Osvaldo Abeledo y Adolfo Imas

Diego Siekiera, Director de Simones, junto a su mujer y actual socia, Laura Litchmaier, cuentan cómo fueron sus comienzos y cómo de la mano de Vistage, la organización mundial que impulsa a los número uno de empresas a asesorarse entre sí en la toma de decisiones, lograron seguir creciendo y profesionalizar la empresa.

“Empezamos muy chiquitito”, cuenta Diego, sobre los inicios de esta marca de accesorios (bolsos, mochilas, fundas, billeteras) inspirados en imágenes caninas. “Estampábamos por sublimación unos productos súper funcionales y con un diseño bastante creativo. Desde el principio gustaron mucho”, recuerda.

Diego es estampador textil, y Laura, actuaria de profesión. Ella estaba cansada de su antiguo empleo y él, aunque tenía su propia empresa, solamente trabajaba para otras marcas. Se lanzaron entonces con Simones en la Feria Puro Diseño y a la par distribuían en tiendas multimarcas hasta que vieron que en varias de estas últimas sus productos alcanzaban un 80 por ciento de la facturación.

“Si queríamos hacer marca, entonces teníamos que poner nuestros propios locales. ¿Y dónde? En el punto de venta más fuerte del país, que para nosotros era Alto Palermo”, narra Diego. Se movieron, averiguaron y la gente del shopping terminó recibiéndolos, aunque les adelantaron que raramente daban un espacio a una marca que recién arrancaba. Pero Diego y Laura los invitaron a Puro Diseño, y al constatar el fenómeno terminaron aceptando.

Corría septiembre de 2013 y Siekera tembló cuando para asegurarse un año de contrato tuvo que emitir cheques posdatados por un millón de pesos. “Fue un riesgo enorme – rememora-, pero lo cierto es que el punto de venta con mayor tráfico era el del metro cuadrado más caro de la Argentina”.

Crecer y después

En paralelo al avance comercial Laura y Diego debieron adaptar la organización al nuevo volumen de ventas. Crearon nuevos puestos de trabajo e impusieron controles administrativos colocándose a la altura de las necesidades financieras de un capital de trabajo sustancialmente mayor. Fue entonces cuando entró en escena Vistage, la organización que impulsa a los número uno de empresas a formar grupos que con la ayuda de un chair se asesoran mutuamente en la toma de decisiones.

“Entré a Vistage hace tres años por recomendación de un conocido. Y hoy no tomo una sola decisión sin consultarla con mi grupo, así hablemos de lo empresarial o de cuestiones que tienen que ver con mi calidad de vida”, reconoce Diego.

Su chair Osvaldo Abeledo observa que Simones tuvo dos etapas bien marcadas, ya que el éxito comercial empujó a sus dueños a desarrollar una estructura media de jefes y encargados. “Había que profesionalizar la empresa. Y en ese camino el grupo pudo aportar sus años de experiencia para que fueran capaces de formar equipos de trabajo sólidos, qué profesiones tenían que cubrir y cuál era el perfil de cada puesto”, explica.

Un aprendizaje continuo

Litchmaier es también miembro Vistage, aunque en un grupo diferente. No obstante la pareja se reúne periódicamente con sus respectivos chairs en una suerte de “mesa chica” en la que se dedican a conversar temas de la empresa.

“Vistage te ayuda a anticiparte y evaluar los riesgos. Era el soporte que estábamos necesitando”, concluye Diego y dice que lo recomienda fuertemente para todos “pero especialmente para los emprendedores que están arrancando y que sienten que todo es cuesta arriba”. “En lo personal lo tomo como una inversión -asegura-, no como un día al mes que no puedo estar en la fábrica, sino como ese día en el que estoy absolutamente dedicado a la toma de decisiones futuras”.

Fuente: https://www.lanacion.com.ar/2191666-simones-como-hacer-marca-mercado-saturado

De antigua fábrica textil a parque industrial modelo, el caso de Parque Suárez

El desafío parecía descomunal: se trataba de encontrarle un destino rentable a un predio de 50 mil metros cuadrados que alguna vez había sido una fábrica textil. El lugar: la localidad bonaerense de José León Suárez. El momento: uno de los peores de la última gran crisis, febrero de 2002.

“El terreno era el mismo en el que mi papá había dirigido por años la compañía textil que fabricaba los Casimires Spencer y cuya caldera se apagó el 24 de mayo de 1994. Después el predio se alquiló a una empresa logística, pero a mediados de 2001 nos avisó que habían tomado la decisión de consolidar sus operaciones en otro lado”.

Quien habla es Andrea Werthein, ingeniera agrónoma que por esos tiempos cursaba las últimas materias de un MBA. Su familia estaba entonces completamente dedicada a los negocios agropecuarios y el reto de encontrarle un destino a ese predio la encontró en un contexto difícil pero -advierte ella misma- “a la vez repleto de oportunidades”. “Recuerdo que durante la crisis hubo un saqueo que salió por la televisión y que mostraba a un coreano, dueño de un supermercado, en pleno llanto. Eso ocurrió en José León Suárez y para mí es una imagen que como ninguna otra grafica el dramatismo del momento”.

Y así arrancó el nuevo proyecto “Parque Suárez”, uno de los primeros parques industriales del país. En paralelo a comenzar a escribir a esta historia, ingresé a Vistage, la organización mundial que impulsa a los número uno de empresas a formar grupos que con la ayuda de un Chair se asesoran mutuamente en la toma de decisiones. “Deambulé por inmobiliarias y llamé a consultores de todo tipo hasta que me crucé con la experta en bienes raíces Ana Simeone. Ella fue muy clara: me dijo que al terreno iba a tener que ponerle un nombre, hacer un reglamento, dividirlo y alquilarlo separadamente”, explica Werthein.

El contexto general era claramente desfavorable, pero al mismo tiempo las importaciones se derrumbaban en tanto un conjunto de empresarios empezaba a advertir que, además de capacidad instalada ociosa, en el país existía talento y creatividad para producir.

Parque Suárez alberga hoy cerca de mil trabajadores y 47 empresas que comparten servicios centrales y espacios comunes en lo que la propia Werthein describe como un “country de compañías”. “Para nosotros fue muy gratificante pasar de una etapa de almacenaje de mercaderías a esta en la que conviven industrias de todo tipo: hay dos laboratorios, una fábrica de globos preciosa, una empresa que produce leche de almendras, otra hamburguesas veganas, otra más de cerveza artesanal y un emprendimiento de transfers para las camisetas de fútbol, entre tantos otros”, explica desde su oficina en el mismo predio los pormenores de un proyecto que, según advierte, “le cambió la vida”.

El “secreto” de la asesoría entre pares

Junto con el nacimiento de Parque Suárez Andrea ingresó a Vistage, “Conocí la propuesta a través de un conocido y me encantó, de hecho formo parte del grupo más antiguo cuyos integrantes son hoy mis amigos”.

“A Vistage le debo muchísimo de lo que aquí se pudo hacer. Yo venía de otro sector así que desde el principio resultaron vitales todas esas opiniones, consejos y reflexiones de mis compañeros”, destaca.

También su chair, Alfonso Bonfiglio, revela que en tanto Andrea iba compartiendo sus decisiones con el grupo, este pudo ir ayudándola a crecer. “Es lo que hablamos siempre acerca de la ‘soledad del número uno’. Quien está al frente de una empresa puede parecer muy acompañado, pero en el fondo las decisiones estratégicas las toma solo. Y Vistage está justamente para eso: para abrir la posibilidad de compartir esas cuestiones con otros números uno que nunca compiten entre sí, con lo cual en sus respuestas no hay ningún tipo de interés”.

El intercambio, la discusión de temas críticos, el aporte de nuevas ideas y la escucha activa de las experiencias provenientes de otras industrias fueron con el tiempo volviéndose parte esencial del proceso en el que Parque Suárez fue consolidando la marca y aumentando su rentabilidad. “Vistage en general y Alfonso en particular me sostuvieron en momentos de crisis y colaboraron muchas veces vinculándome con asesores para ir resolviendo distintas problemáticas -remata Andrea-. Por todo eso y mucho más se convirtieron en una pieza clave”.

Vistage ya enroló a 80 empresarios cordobeses y quiere superar los 200

Vistage, organización mundial que propone un sistema de asesoramiento entre propietarios y máximos directivos de empresas, quiere convertir a Córdoba en su segunda plaza de Latinoamérica.

Así lo subrayó Marco Bellotti, gerente general de Vistage Argentina, al participar del primer encuentro con miembros e invitados organizado en el hotel Holiday Inn y del que participaron 130 empresarios locales y miembros de la organización.

Bellotti precisó que son más de 80 los “número uno” (máximos decisores) de medianas y pequeñas empresas cordobesas que integran Vistage, un número que se quiere elevar a más de 200 hacia 2021, en el marco del plan de crecimiento nacional de la compañía.

“Córdoba tiene para nosotros un rol estratégico por su entramado empresario. Queremos que sea la segunda ciudad en cantidad de miembros”, aseguró Bellotti.

Nacida en Estados Unidos en 1957, Vistage se define como una “organización mundial de ‘números uno’, altos ejecutivos y dueños de empresas” que promueve el asesoramiento entre pares y el fortalecimiento del liderazgo. En el país funciona desde 2000, tiene más de 1.400 socios en grupos en Buenos Aires, Córdoba, Rosario, Mendoza, San Juan, Jujuy y Salta.

Los grupos nuclean entre 12 y 14 empresarios, todos máximos decisores en sus compañías. Guiados por un coordinador –ex-CEO o titular de una empresa– , mantienen un encuentro mensual en el que tratan y analizan en conjunto toda clase de temas vinculados a su compañía y labor, en un ambiente de confidencialidad y cruzando asesoría. A la vez, reciben los aportes de expertos .

“Es como tener un directorio privado, un grupo de personas que quiere que vos progreses y te ayuda a tomar mejores decisiones y a ejecutarlas”, dijo Bellotti.

El costo de la membresía está en 15 mil pesos mensuales más IVA.

En la difícil coyuntura económica argentina, ¿qué llevan los empresarios a sus grupos? “Las situaciones son diversas, pero diría que hubo un momento de crisis emocional que ya pasó. En el tercer trimestre del año, la mayoría de los miembros se realineó emocionalmente para recalcular su toma de decisiones. Y ahora está decidiendo y ejecutando”, graficó el gerente de Vistage.

Fuente: https://www.lavoz.com.ar/negocios/vistage-ya-enrolo-80-empresarios-cordobeses-y-quiere-superar-200

Whalecom, la empresa cuya dueña se animó a “dar el salto”

Paula Molinari es presidenta y fundadora de Whalecom, una empresa de consultoría en procesos de cambio organizacional que detrás de sí tiene 20 años de trayectoria. Antes de eso fue directora de recursos humanos de compañías líderes -por caso CTI, o Techint- y hoy consolida su actividad académica en tanto brinda conferencias, deslumbra en charlas TED y escribe best sellers sobre la revolución del mercado del trabajo.

Paula es además desde 2004 miembro Vistage. ¿Qué es Vistage? Una organización mundial que impulsa a los números uno de empresas -diversas, de diferentes tamaños y que no compiten entre sí- a reunirse una vez al mes para asesorarse mutuamente en la toma de decisiones. Al mismo tiempo son coordinados por un ex número uno de empresa, alguien con una amplísima trayectoria y la experiencia suficiente para desarrollar esas riquísimas conversaciones.

Roberto Gorrissen es chair de Paula. Y explica que si bien Whalecom es hoy líder en el mercado latinoamericano, el objetivo de su fundadora fue desde siempre generar un proyecto que la trascendiera. “Actualmente la consultora está profesionalizada, tiene un CEO y un equipo gerencial de primera línea. Paula ya no está en la gestión diaria y se dedica a dar conferencias y a escribir”.

“‘¿Realmente vas a poder dejar la operación y dedicarte a ser presidenta de la empresa?’, solíamos challengearla en el grupo. Porque sus fortalezas estaban clarísimas: tenían que ver con su expertise en el manejo del recurso humano. Pero sí fuimos capaces de brindarle apoyo en todo lo que es finanzas y administración”, explica Gorrissen. Y agrega: “Para una persona que está tantos años al frente de una compañía, pensar que pueda dejar ese lugar representa en sí mismo un desafío”.

De acuerdo a la propia Molinari algo que el público reconoce de Whalecom es el hecho de que se trate de una consultora que fue capaz de profesionalizarse. “Porque hay muy pocas empresas del rubro que están verdaderamente profesionalizadas -dice-, con un equipo senior consolidado, estable, sólido y acostumbrado a trabajar en conjunto. A nosotros esa posición nos ofrece otras posibilidades. Porque contamos con procesos, delegación, autonomía. Y eso fue lo que me permitió a mí ocupar un lugar de presidenta, pero ya no voy todos los días a la oficina. Ni siquiera a las reuniones con nuevos clientes”.

Tiempo para pensar en el futuro

Y ese es, de hecho, el proceso que Molinari describe en El salto del dueño (Temas, 2012), un libro en el que además de contar su propia experiencia como empresaria, se dedicó a estudiar a fondo que les ocurría a otros líderes a medida que avanzaban en el camino de la profesionalización.

“Ingresé a Vistage hace casi quince años -recuerda- y todo fue un trabajo de hormiga. Armar equipos, seleccionar a los perfiles adecuados, aprender a delegar. Es un camino que tiene dos caras: uno se va corriendo, pero va apareciendo otro que toma los temas. Lo fundamental, y al mismo tiempo el motivo por el que muchos fallan, es que lleva tiempo”.

Cuenta Molinari que antes de entrar a Vistage, si bien sabía mucho de aquello a lo que se dedicaba, era solo una técnica manejando una consultora. “Había identificado la necesidad de convertirme en empresaria, pero para eso tenía que cambiar la mentalidad”, afirma.

En ese derrotero el grupo se convirtió en “gentil auditor” del desarrollo de la empresa y de su crecimiento personal. “Uno plantea sus planes, su visión, sus deseos y luego el grupo, desde su propia diversidad, pregunta, cuestiona, desafía y aconseja. Pude aprender muchísimas cosas, así como también yo fui capaz de brindar a mis compañeros mis conocimientos”. De acuerdo a Paula, el tiempo dedicado a Vistage es tiempo dedicado a uno mismo y a la reflexión sobre cómo se hace lo que se hace. “Porque si no el día a día te come -remata-. Y lo que te da Vistage es justamente el tiempo y el espacio para pensar en el futuro”.

Fuente: https://www.lanacion.com.ar/2191677-whalecom-empresa-cuya-duena-se-animo-dar

12 cocineros argentinos en un calendario 2019 “ardiente”

Convocados por Sueño Verde, una docena de chefs representa a cada uno de los meses del 2019… “para comerte mejor”
Hace diez años que Sueño Verde publica sus calendarios, generalmente con verduras y hojas verdes como protagonistas, pero seguramente el de 2019 –denominado #lalistahot– será uno de los que más se hablará.
Ahora son los cocineros, responsables de transformar esos nobles productos en riquísimos platos, las estrellas del producto, y además ellos se animaron a sacarse el delantal… literalmente.
EL HOT TEAM. Los 12 chefs fueron elegidos luego de una extensa y meticulosa votación organizada por la periodista y sommelier Sorrel Moseley-Williams, de la que participaron decenas de foodies. “Esto empezó en 2016 como una idea mía sobre los cocineros más lindos en la Argentina –cuenta a Para Ti Sorrel Moseley-Williams, directora creativa del proyecto- Solicité opinión de periodistas gastronómicos, cocineros, cocineras, sommeliers, gente del rubro, solicitando su opinión. Llegué a tener 123 nombres, lo bajé a 20 y después se volvió a votar… Tardé un año y llegué a publicar esta lista en mi sitio (http://www.sorrelmw.com/) a fines de 2017. Ahí me di cuenta de lo que la idea daba que hablar entre los cocineros”.

Esta selección de “gastronómicos ardientes” fueron fotografiados por Eduardo Torres, con la producción de la directora de arte Pato Katz. Y ellos posan en su propio jardín de las delicias, entre panes de masa madre, remolacha y zanahoria azul; frente a fogosos baby leaf y mini vegetales; con romero y ciboulette y repollos, además de flores comestibles, cada producto en su mes de esplendor que le corresponde.

“Están todos revolucionados con algunas fotos, como la de Martitegui con el ajo. ¡Me parece que nunca se habló tanto de ajo en la vida! También la de la remolacha baby de Pedro Barguero (Chila). Lo importante es que estamos hablando no sólo de cocineros bonitos sino también de productos argentinos hermosos”, concluye Sorrel Moseley-Williams.

Fuente: https://www.infobae.com/parati/news/2018/12/04/12-cocineros-argentinos-en-un-calendario-2019-ardiente/

Vistage Argentina desembarca en Córdoba Capital

Vistage Argentina, la organización mundial de Números Uno, realizó su primera actividad en la provincia de Córdoba, con el objetivo de promover el asesoramiento entre pares, desarrollar su liderazgo e intercambiar experiencias que los ayuden a crecer.

Buenos Aires, 4 de diciembre de 2018. Vistage Argentina realizó en el hotel Holiday Inn un encuentro en el que participaron más de 120 referentes locales de diversas industrias. Contó con la presencia de Marco Bellotti, Gerente General; los Chairs locales, Marta Amuchástegui, Germán Castellano, Jorge Estenssoro, Alejandro Martínez, Claudio Fleiderman y David Rubin; y también se sumaron al evento Chairs del resto del país.

El objetivo principal fue que los empresarios locales puedan tener un espacio donde reunirse con otros pares, tratar sus desafíos y temas en común y lograr así, el éxito de su gestión. Con una rica agenda que incluyó distintas actividades y talleres, Vistage Argentina espera sumar nuevos miembros en Córdoba.

Marco Bellotti, Gerente General de Vistage Argentina, comentó que: “estamos muy orgullosos de poder dar un paso más hacia el desafío que nos propusimos para el 2021: que Córdoba sea la segunda ciudad más importante de Latinoamérica para nuestra comunidad. Queremos agradecerles a los empresarios locales por el apoyo recibido y esperamos poder crecer juntos durante el 2019”.

Vistage es la organización mundial de Números Uno, altos ejecutivos y dueños de empresas que nació en EE.UU. en 1957. Con oficinas en 20 países, es una comunidad global de más de 22.000 Miembros. En Argentina, Vistage funciona desde el año 2000 y cuenta actualmente con más de 1.300 miembros entre altos ejecutivos, CEOs y dueños de empresas, con grupos en Capital y GBA, Córdoba, Rosario, Mendoza, San Juan, Jujuy y Salta. Más información en argentina.vistage.com

Contacto de prensa Vistage Argentina:

Fernanda Citraro / 0114043-7525/ fcitraro@vistage.com.ar

Carolina María Linares / 15-6725-5700 / carolina.maria.linares@gmail.com