La Nación: El secreto de la asesoría entre pares

Cuatro historias de éxito forjadas al calor de Vistage, la Organización Mundial que impulsa a los números uno de empresas a apoyarse entre sí en la toma de decisiones:

Whalecom: Paula Molinari y su Chair, Roberto Gorrissen

Paula Molinari es presidente y fundadora de Whalecom, una empresa de consultoría en procesos de cambio organizacional con 20 años de trayectoria. Antes de eso, fue directora de recursos humanos de compañías líderes y hoy consolida su actividad académica mientras brinda conferencias, deslumbra en charlas TED y escribe best sellers sobre la revolución del mercado del trabajo. Paula es, además desde 2004 miembro Vistage, la organización mundial que impulsa a los números uno de empresas -diversas, de diferentes tamaños y que no compiten entre sí- a reunirse una vez al mes para, coordinados por un ex número uno de empresa, asesorarse mutuamente en la toma de decisiones.

Roberto Gorrissen es chair de Paula. Y explica que si bien Whalecom es líder en el mercado latinoamericano, el objetivo de su fundadora fue desde siempre generar un proyecto que la trascendiera.`Hoy, la consultora está profesionalizada, tiene un CEO y un equipo gerencial de primera línea. Paula ya no está en la gestión diaria y se dedica a dar conferencias y a escribir`.

“Ingresé a Vistage hace casi quince años -recuerda Molinari- y todo fue un trabajo de hormiga. Armar equipos, seleccionar los perfiles adecuados, aprender a delegar”. En ese derrotero el grupo se convirtió en”gentil auditor” del desarrollo de la empresa y de su crecimiento personal. Según explica, el tiempo dedicado a Vistage es tiempo dedicado a uno mismo y a la reflexión.”Porque sino el día a día te come -remata-. Y lo que te da Vistage es el tiempo y el espacio para pensaren el futuro”.

Parque Suárez Andrea Werthein y su chair, Alfonoso Bonfiglio

El desafío parecía descomunal: se trataba de encontrarle un destino rentable a un predio de 50 mil metros cuadrados que alguna vez había sido una fábrica textil. El lugar: la localidad bonaerense de José León Suárez. El momento: uno de los peores de la última gran crisis, febrero de 2002. “El terreno era el mismo en el que mi papá había dirigido por años la compañía textil que fabricaba los Casimires Spencer hasta 1994. Después el predio se alquiló auna empresa logística, pero a mediados de 2001 nos avisó que consolidaría sus operaciones en otro lado”, explica Andrea Werthein. Así arrancó la historia de Parque Suárez, el parque industrial que hoy alberga cerca de mil trabajadores y 47 empresas que comparten servicios centrales y espacios comunes en lo que la propia Werthein, su directora, describe como un “country de compañías”.

Casi en paralelo con el nacimiento del proyecto Andrea ingresó a Vistage. “A Vistage le debo muchísimo de lo que aquí se pudo hacer. Yo venía de otro sector, así que desde el principio resultaron vitales todas esas opiniones, consejos y reflexiones de mis compañeros” destaca. También su chair, Alfonso Bonfiglio, revela que en tanto Andrea iba compartiendo sus decisiones con el grupo, este pudo ir ayudándola a crecer.”Es lo que hablamos siempre acerca de la “soledad del número uno”. Vistage está justamente para eso-subraya-para abrir la posibilidad de compartir la toma de decisiones con otros números uno.

Simones Laura Litchmaier, Diego Siekiera y sus chairs, Adolfo Imas y Osvaldo Abeledo

“Empezamos muy chiquitito”, arranca acontar Diego Siekiera, director de Simones, sobre los inicios de esta marca de accesorios inspirados en imágenes caninas. “Estampábamos por sublimación unos productos que desde el principio gustaron mucho”, recuerda. Diego es estampador textil y su mujer y actual socia, Laura Litchmaier, actuaria de profesión. Ambos se lanzaron con Simones en la Feria Puro Diseño y a la par distribuían en tiendas multimarcas, hasta que vieron que en varias de estas últimas sus productos alcanzaban un 80 por ciento de la facturación.

Según cuenta Siekera, “si queríamos hacer marca teníamos que poner nuestros propios locales”. Corría septiembre de 2013 y la mano le tembló cuando para asegurarse un año de contrato con Alto Palermo emitió cheques posdatados por un millón de pesos. Pero la apuesta -finalmente-resultó todo un éxito. Y hoy Simones tiene una docena de locales entre propios y franquiciados, incluidos puntos de venta en Tucumán, Salta, Córdoba y otros más “de temporada” en Pinamar y Cariló.

En paralelo al avance comercial, Simones debió adaptar la organización al nuevo volumen de ventas. “Cuando uno está en medio del éxito tiende a pensar que es dueño de la verdad. Pero tanto Diego como Laura tuvieron la humildad de no cerrarse y absorber el conocimiento de otros”, marca el Chair Osvaldo Abeledo, mientras Siekera reflexiona: “Vistage te ayuda a anticiparte y evaluar los riesgos. Era el soporte que estábamos necesitando”.

Programa Empujar Adrián Saporiti, Javier Chornik y su chair, Carlos Scott

Empujar-el acrónimo de “Empresas Unidas por los Jóvenes Argentinos”- es una organización que busca potenciar las oportunidades de los chicos que cursan el último año del secundario. “Queríamos “hacer algo” que fuera más allá del mero aporte económico, y así surgió esta idea de fomentar la cultura del trabajo, el compromiso, la cooperación y el ascenso social”, cuenta el presidente de Empujar y miembro Vistage, Javier Chornik.

Lo que hace Empujar es capacitar para el mundo del trabajo a chicos de bajos recursos y alto potencial que están cursando quinto año en alguna de las escuelas de la zonas donde funcionan sus nueve sedes, por ahora distribuidas entre la ciudad y la provincia de Buenos Aires.”El programa es intenso, unas tres horas por día, de lunes a viernes, durante seis meses y a contraturno del horario escolar, e incluye tanto clases teóricas como recorridas por las empresas”, marca el vicepresidente Adrián Saporiti.

“La idea de Empujar surgió espontáneamente de miembros Vistage y encontraron en la organización un amplio respaldo, tales así que hoy se constituye, junto con nuestro modelo de trabajo y Sistema B, en uno de los tres pilares sobre los que se asienta nuestro propósito de contribuir a un país mejor”, señala Carlos Scott, chair Vistage que cuenta en su grupo con tres de los directivos y fundadores de Empujar y tres empresas que hoy son sede del programa.”Lo que queremos transmitirles a los estudiantes-concluye Chornik- es que si realmente están dispuestos a esforzarse, entonces ahí cerca va a haber gente que los va a ayudar”

Fuente: La Nación