Cómo evitar multas y clausuras

Maximiliano Wutzke, miembro del Grupo Vistage 96 y presidente de Maxiseguridad Industrial S.A., publicó en los medios una nota sobre cómo evitar multas y clausuras en todo lo que tiene que ver con la protección anti-incendios.

Conocé los puntos claves de cada servicio y la periodicidad con la que debes realizarlos.

Anticiparse a una inspección puede evitar la clausura de tu establecimiento. Detectar una falla a tiempo puede salvarte la vida.

El uso de los elementos contra incendio es eventual, por lo que es fundamental contar con una empresa mantenedora que garantice la operatividad de cada uno de ellos.

Conocé qué servicios son obligatorios y cada cuanto tiempo debes realizarlos:

[1] Mantenimiento de extintores

Periodicidad: Debe realizarse una vez al año.

Detalles del Servicio: Se inspecciona y prueba el funcionamiento del extintor, se lubrican las partes, controlando el poder de extinción. Se presuriza para controlar que no existan micro pérdidas.
Se coloca el seguro, el precinto y se revisa la placa de características, su pintura, limpieza general y etiquetado definitivo.[2] Control periódico de extintores

Periodicidad: Los extintores deben controlarse, como mínimo, cuatro veces al año. En industrias o lugares de alto riego se recomienda realizar el control de manera mensual.

Detalles del ServicioSe verifica la presión, el nivel de carga en los equipos y se inspeccionan visualmente las partes mecánicas externas, como la válvula, el precinto, la manga, etc. Se chequea el estado del puesto de incendio completo, verificando su señalización reglamentaria, que el mismo se encuentre operativo y que la dotación total de extintores del sitio sea la correcta.[3] Vida útil de los extintores

Periodicidad: Polvo – Agua – Espuma (hasta 100 KG): Es de 20 años. CO2 (hasta 10 KG): Es de 30 años

Detalles del ServicioPasado ese periodo de tiempo debe reemplazarse por un equipo nuevo.

[4] Mantenimiento de Instalaciones Fijas contra Incendios

Todos los establecimientos ubicados en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires deben realizar el mantenimiento periódico de las instalaciones contra incendio que posean, de manera mensual o trimestral, según corresponda.
En algunos casos deben llevarse a cabo rutinas de autocontrol semanal.

[4.A] Sistemas de hidrantes

Periodicidad y ServiciosSe deben inspeccionar visualmente las BIE (bocas de incendio equipadas), controlar la presión estática y verificar todas las válvulas interceptoras de la red de manera mensual o trimestral, dependiendo de la magnitud del sistema.
Una vez al año, se realiza el cambio de todos los asientos y la lubricación de las válvulas teatro, se despresuriza y vacía la red, se verifican todas sus piezas y se retiran todas las mangueras de incendio para su prueba hidráulica, entre otros procedimientos.

[4.B] Sistemas de rociadores

Periodicidad y ServiciosSe lleva a cabo mensualmente un examen visual para verificar que estén operativos y libres de daños. Se inspeccionan válvulas, rociadores y cañerías.
De manera anual, se realiza la apertura de válvulas y el mantenimiento del sistema.

[4.C] Sistemas de detectores y alarmas contra incendio

Periodicidad y ServiciosSe realiza una inspección mensual del estado general de cañerías y componentes de la instalación, se limpian y prueban la totalidad de los elementos que componen el sistema.

[4.D] Otros sistemas de detección o extinción de incendios

Periodicidad y ServiciosSe deberán realizar las mismas rutinas de mantenimiento, con visitas mensuales o trimestrales.
En algunos casos será necesario llevar a cabo un control semanal.

[5] Sistemas de Autoprotección

PeriodicidadEn los inmuebles con afluencia de público se debe mantener el plan de evacuación siempre vigente, efectuando su presentación o renovación anual en Defensa Civil y realizando periódicamente los dos simulacros anuales exigidos por la normativa.
En lugares de mayor riesgo como establecimientos geriátricos, deberán realizarse tres prácticas anuales en un lapso de tiempo no mayor a los tres meses.

Detalles del Servicio: Se emite una declaración jurada, verificada por la autoridad de aplicación, en donde constan los riesgos presentes en el ambiente, la actividad que desarrolla, la población que involucra, los medios técnicos de protección con los que cuenta y la designación de roles para poner en marcha una evacuación.
La misma debe ser exhibida en el establecimiento junto con los planes de evacuación y los certificados de realización de simulacros.