Agro de Souza S.A. obtuvo el galardón a la “Mejor Performance comercial en venta de tractores en Argentina”.

El reconocimiento se entregó en Orlando, Estados Unidos, en el Dealer Meeting Latinoamérica de CASE IH.

La empresa suarense Agro de Souza S.A. obtuvo el galardón a la “Mejor Performance comercial en venta de tractores en Argentina”. Este reconocimiento se entregó en Orlando, Estados Unidos, en el Dealer Meeting Latinoamérica de CASE IH.

“Desde luego que estamos más que contentos por dicho logro y sobre todo muy agradecidos a nuestros clientes, quienes confiaron en nuestra empresa de servicios y muy especialmente a todo el equipo humano que venimos conformando a lo largo de estos 44 jóvenes años transcurridos”, indicó Cecilio De Souza, socio propietario de la empresa.

“Esto se debe a varios factores que se alinearon el año pasado, obviamente lo de las ventas fue fundamental, pero a esto hay que sumarle que había maquinaria para vender, sobre todos tractores de toda la línea, acompañó el tiempo, la financiación fue muy buena, el productor decidió invertir, en definitiva, fue el combo perfecto para llevar adelante un gran año y a partir de ahí se llegó a este galardón”, agregó De Souza.

“La vara ahora quedó muy alta”, remarcó el empresario consultado, “ahora deberemos esforzarnos todos para continuar y reafirmar el muy buen 2017”, agregó.

“Tenemos un gran equipo y al cliente hay que atenderlo muy bien, no solo con la venta de un tractor, hay que asesorarlo, brindarle un buen producto, pero también contar con buenos mecánicos, con tecnología, darle una rápida respuesta en todo sentido, en definitiva, brindarle todo lo que tengamos a mano para que el cliente se vaya conforme y vuelva a comprar, si esto sucede es porque nuestro servicio es bueno, todo eso es lo que reconoció CASE IH a nivel internacional”.

iProfesional: El optimismo de los CEOs argentinos entra en fase de moderación, según sondeo

Indice de Confianza Vistage: Los titulares de empresas consultados por Vistage en Argentina sostienen que están mejor que el año pasado, pero ya se ven signos de cierto desaliento.

El entusiasmo de los CEO argentinos experimentó un leve “bajón” en el último trimestre del año pasado, luego de permanecer consistentemente en alza desde mediados de 2016.

Así lo demostró la última edición del Índice de Confianza Empresaria Vistage, elaborado trimestralmente por el capítulo local de la organización homónima de titulares de empresas.

Ese índice, que incluyó consultas a 182 líderes empresarios locales, pasó de 133 puntos en el tercer trimestre -un valor récord– a 129 en el último de 2017.

No obstante, la organización sostiene que los resultados continuaron mostrando cierto optimismo para este año.

“Este trimestre registra valores muy parecidos a los del período anterior en cuanto a la evaluación de las principales cuestiones vinculadas a sus negocios, tales como la economía actual, la inversión en activos fijos y la facturación, lo que nos indica que permanece el buen ánimo para el actual proceso de cambio”, expresó Marco Bellotti, Gerente General de Vistage Argentina.

Por caso, el 56% de los empresarios encuestados manifiesta que el escenario económico ha mejorado al compararlo con el mismo período del año anterior.

Este resultado se mantuvo igual en comparación al tercer trimestre de 2017 -siendo el valor más alto hasta ahora obtenido respecto de trimestres anteriores- y creció 41 puntos al compararlo con el mismo trimestre del año pasado.

Sin embargo, son varios los signos de este índice que empiezan a mostrar una corriente algo más pesimista de parte del empresariado.

Por ejemplo, ante la consulta por sus expectativas económicas para el país en los próximos 12 meses, el 71% de los encuestados dijo que espera una mejora en el escenario económico. Pero este indicador bajó 15 puntos respecto a la medición anterior, en la cual 86% anticipaba un mejor resultado.

Puntualmente, los CEO esperan que el 2018 acumule unainflación del 19,5% anual, y que el valor del dólar se ubique en $21 a fin de año.

En ese marco, un 85% estimó que su facturación crecerá este año y solo 2% espera lo contrario.

Asimismo, 80% de los líderes argentinos dijo que espera ver un crecimiento en sus ventas en el mismo período -solo 2 puntos menos que en el tercer trimestre de 2017-, pero los que esperan que su rentabilidad se incremente pasaron de ser el 53% al 48% en esta última medición.

Si se espera menor rentabilidad y son menos los empresarios que anticipan una mejora en la economía del país, ¿por qué entonces Vistage asegura que se mantiene el optimismo?

Según dijeron a este medio desde la organización de CEO, es porque pese a esta leve baja, la confianza de los empresarios locales sigue estando en valores altos en relación a la serie histórica de relevamientos que esta organización realiza desde 2006.

Inversiones
Pese a que el optimismo empresario muestra señales de menor entusiasmo respecto del rumbo de la economía y los negocios, las previsiones de inversión se mantuvieron a fines del año pasado en los mismos niveles de las ediciones anteriores del Índice Vistage.

El 52% dijo que espera aumentar su inversión en activos fijos durante los próximos 12 meses (un punto por encima de la anterior medición), y un 43% estima mantenerla igual.

En cuanto a las contrataciones de personal, el 46% de los consultados espera incrementarlas y un 26% lo hará en el primer trimestre del año.
Además se mantuvo en el mismo valor -46%- el de aquellos empresarios que no esperan cambios en la dotación de su empresa.

Sin embargo, en el tercer trimestre de 2017, era el 51% de los consultados quienes esperaban contratar más personal.

Solo el 8% piensa que su nómina se reducirá este año.

Apertura: Los 5 caminos de crecimiento que las PyMEs pueden “robarle”a las grandes corporaciones

Generalmente pensamos que una PyME tiene poco que copiar a una gran corporación. Que su éxito se fundamenta en cosas que están fuera de su alcance como la capacidad financiera, la inversión en desarrollo , la capacidad de lobby, sus sofisticados recursos humanos, el prestigio de su marca, etc. 

Hasta llegamos a pensar que las grandes leyes que gobiernan las cosas funcionan distinto en esa gigantesca escala en comparación con la de nuestro “pequeño” negocios ERROR.  La gravedad funciona igual para un elefante que para una hormiga. De la misma manera , ciertos principios básicos de los negocios , sobre todo los que tienen que ver con las relaciones con los clientes o consumidores , funcionan igual a toda escala.

Es más, en las últimas décadas las grandes corporaciones se han venido “copiando” de lo  que veían en muchas PyMes exitosas , sin que las últimas se hayan dado cuenta.

Algunos de los casos más notables corresponden a  algunas de las estrategias para incrementar la rentabilidad del negocio en relación con el marketing y los clientes. Principios que aplican a una gran corporación asi como a un kiosko de cigarrillos. En serio. Veamos 5 reglas básicas para crecer y ser más rentables, ordenadas por el nivel de rentabilidad que generan en relación al esfuerzo:

1- La actividad comercial que mejor repago genera es…..,no, esa no. Se trata de intentar venderle más a quienes YA son clientes. La razón es tan obvia que no requiere mucha explicación, simplemente porque ya nos conocen y tuvieron una buena experiencia y las barreras a vencer son mucho menores. Obviamente  esto requiere saber quienes son tus clientes, cosa que una increíble mayoría de las empresas y negocios no sabe, aunque parezca mentira. Sólo es necesario empezar por preguntar y luego guardar los datos en una sencilla base de datos.

2- Fidelizar a los mejores clientes, los más valiosos y rentables. Sin entrar en definiciones sofisticadas, todo negocio tiene una cantidad relativamente pequeña de sus clientes que es responsable de una parte significativa de las ventas y de la rentabilidad (gracias Wilfredo Paretto por haber descubierto esto hace décadas). Habiendo cumplido con identificarlos ahora resta hacer lo necesario para que sientan que la nuestra , es SU mejor opción. Obviamente en cada negocio es distinto, pero para saber que hacer pueden empezar por preguntarles o simplemente prestar atención a este selecto grupo.

3- Recuperar clientes valiosos que se han perdido. Lograr un cliente valioso nuevo a veces requiere que paguemos el costo de ganar entre 10 o 50. Por eso aunque solo logremos que uno de cada 5 clientes valiosos vuelva , el costo siempre será menor.  ¿cómo? A veces sólo hace falta pedir perdón.¿Por qué la mayoría de las empresas no hacen esto? Muy simple: porque al intentar recuperarlo estos clientes lo primero que hacen es decirnos lo que hicimos mal. Y a las empresas , como a las personas, no nos gusta que nos digan cuales son nuestros errores.

4- Sí , si, si,  recién en 4 lugar lo que casi todo el mundo pone en el primero: salir a conseguir nuevos clientes. Pero ojo! antes de poner un pie en la calle una advertencia, no cualquier nuevo cliente. Sólo busquemos a aquellos que tienen alta probabilidad de convertirse en clientes valiosos ( si a esta altura no sabes como es un cliente valioso de tu negocio , nuestra experiencia es que sólo un 5% de las empresas lo saben, vuelve al paso 2 y no reintentes con el 4 hasta que te salga bien).

5- Por último, se trata de hacer todo lo detallado en los puntos anteriores en la mejor relación costo-beneficio. Esto es , aplicando la cordialidad y la simpatía junto con tecnologías como las de bases de datos, plataformas digitales como Google y las páginas web, las redes sociales, el marketing one to one, crm, etc. recursos que hoy en día tienen versiones que si no son gratuitas tienen un costo perfectamente afrontable por una PyMe.

Puedo imaginar a esta altura, si llegó leyendo hasta aquí , su mejor sonrisa sarcástica.

Estas son cosas que cuando uno las ve juntas por primera vez siente que son tan obvias,
tan de “sentido común” que no puede ser que realmente generen un gran impacto.
Bueno, no es así. En todos los años que hace que me dedico al marketing y la
comunicación no ha dejado de asombrarme la cantidad de veces que me encuentro con
empresas, de todo tamaño, que ignoran estos principios básicos que aplica, sin saberlo,
todo “almacenero” exitoso. Y que en muy poco tiempo pueden generar resultados de
dos dígitos. Pero no se lo digan a nadie.

iProfesional: Cada vez más CEO responden llamados de trabajo fuera de horario laboral y duermen con el celular prendido

No se desconectan pero aún así son menos los empresarios que se sienten estresados. Además, están conformes con el tiempo que se toman de vacaciones.

El capítulo argentino de la organización de CEO, Vistage, presentó los resultados de la cuarta edición de su Encuesta de Calidad de Vida de los Líderes Empresarios, que volvió a mostrar una vez más un incremento en el nivel de estrés de este segmento de la población.

El relevamiento, llevado a cabo en noviembre de este año, refleja la percepción de 202 gerentes generales, titulares ydueños de empresas locales.

Y pese a que, según indica Vistage, “los líderes que combinany valorizan armoniosamente los aspectos laborales, familiares y personales resultan ser actualmente los más valorados por el mercado y también por sus colegas”, no parece ser esa la dirección que persiguen las personas que integraron la muestra.

“A través de la reflexión, pueden mejorar o cambiar algunos hábitos si fuera necesario”, expresó Marco Bellotti, GerenteGeneral de Vistage Argentina, acerca de los motivos por los que se lleva a cabo la encuesta.

Este año el 61% de los consultados dijo estar conforme con lacantidad de horas dedicadas al trabajo, varios puntos por encima del 52% de los que opinaron en esta línea el año pasado.

Un 29% expresó sentirse regular y sólo un 10% se siente mal con el tiempo dedicado al ámbito laboral.

El 42% de ellos trabaja entre 40 y 49 horas por semana -es decir entre ocho y nueve horas diarias- mientras que un 24% dijo ubicarse en el rango de 50 a 59. Un 9% dedica al trabajo más de 60 horas semanales.

Solo el 26% dedica menos de 39 horas a actividades laborales. Y a esto hay que sumarle el traslado al lugar de trabajo, lo cual para el 51% es menos de una hora, pero un 35% invierte entre una y dos horas diarias en ello.

Por otro lado, la encuesta mide la percepción que el líder empresario tiene respecto de su propio nivel de estrés. En este caso, el 24% se siente muy estresado. Este valor disminuyó 7 puntos en relación a 2016.

Igualmente, el 60% continúa sintiéndose medianamente estresado y el 16% dice sentirse poco estresado.

Más de la mitad (52%) afirmó sentirse conforme con la cantidad de tiempo que pasa con su familia, mientras que el 37% indicó “regular” en este punto.

El 11% restante dijo estar directamente mal por el tiempo que dedica a sus seres queridos. Pero este último valor bajó ocho puntos en comparación a 2017, indicaron desde Vistage.

La organización consultó además por el tiempo que los CEOdedican a temas exclusivamente personales, y la mayoría (38%) dijo estar conforme en este aspecto, un 35% dijo no sentirse ni bien ni mal, y un 27% de hecho preferiría tener más tiempo para ello.

El 61% indicó además estar de acuerdo con la cantidad de días de vacaciones gozados en los últimos doce meses, pero el reporte no indica cuántos días se toman efectivamente los encuestados.

El informe si abunda en la cantidad de horas de descanso de los líderes empresarios. La mayoría (43%) dijo dormir siete horas diarias en promedio, y un 34% acumula seis horas de sueño. Solo el 1% duerme más y un 6% descansa menos de cinco horas al día.

Otro dato importante es que el 61% dijo dormir siempre con elcelular prendido, un par de puntos más que lo relevado en la encuesta el año pasado.

Un 14% a veces descansa sin apagar su móvil, y el resto si lo desconecta.

La cantidad de empresarios que adoptan esta costumbre que puede ser perjudicial para su salud viene en aumento, como se refleja en cada edición de la Encuesta de Calidad de Vida de Vistage. En 2017 quienes desarrollaron ese hábito como constante fueron el 58% de los consultados, y solo el 11% a veces dormía con el teléfono encendido.

El 46% además dijo siempre responder mensajes por temas laborales fuera del horario de trabajo, y un 47% lo hace a veces, dependiendo de la ocasión.

Solo un 6% de los consultados fue tajante respecto de este tema, y no se ocupa de temas laborales fuera de hora.

Link de la nota: http://www.iprofesional.com/notas/261823-celular-ceo-ejecutivo-gerente-bienestar-calidad-de-vida-vistage-work-life-balance-Cada-vez-mas-CEO-responden-llamados-de-trabajo-fuera-de-horario-laboral-y-duermen-con-el-celular-prendido

Cronista: Los altos ejecutivos de compañías bajaron su nivel de estrés durante “el gobierno de los CEOs”

SEGÚN UNA ENCUESTA, LOS EMPRESARIOS SE SIENTEN MÁS SATISFECHOS Y TRANQUILOS QUE EN 2015 Y 2016
Ganaron calidad de vida aunque la mayoría trabaja entre 40 y 50 horas semanales. El 24% dice estar muy estresado, contra el 31% de un año atrás y el 34% de hace dos años.

Un lugar destacado en el gobierno no es lo único que ganaron los CEOs en los últimos dos años. Los beneficios concretos en la calidad de vida de los altos ejecutivos y empresarios se vio también reflejado en bienestar personal. Al menos esto es lo que indica una encuesta del grupo Vistage entre 200 directivos y dueños de empresas, que destaca que la `satisfacción con el trabajo` creció entre los ejecutivos, mientras se redujo el número de quienes dijeron sentirse `muy estresados`: un 24%, contra el 31% de un año atrás y el 34% de 2015.

De acuerdo a este sondeo, el 61% de los encuestados manifestaron estar satisfechos con la cantidad de horas dedicadas al trabajo en 2017. En tanto, un 29% expresó sentirse regular y sólo un 10% dijo sentirse mal con el tiempo dedicado cuestiones laborales el año pasado.

De la consulta solare cuánto disfruta actualmente el trabajo, un 59% afirmó disfrutarlo mucho (esta proporción era del 53% hace dos años), un 35% dijo disfrutarlo medianamente y sólo un 6% lo disfruta poco.

Este menor grado de estrés y mayor satisfacción laboral podría correlacionarse con el mayor optimismo respecto a la situación económica, que se evidencia en el récord que alcanzó el índice de confianza elaborado por la misma organización a fines del año pasado (ver recuadro).

El trabajo de Vistage también midió la satisfacción de los ejecutivos con su vida familiar y personal. Cabe aclarar que el 80% de los encuestados fueron hombres, más del 60% tiene entre entre 40 y 59 años, y el 94% está en pareja y tiene hijos.

De sus respuestas surge que el 52% de los líderes empresarios se siente bien con la cantidad de tiempo que pasa con su familia, mientras que el 37% se siente regular, y el 11% restante se siente en deuda de tiempo con sus afectos. Este último valor bajó ocho puntos comparado con 2016.

`Hoy, los desafíos de un líder no solo pasan por alcanzar los objetivos y resultados sino también por alcanzar una buena calidad de vida`, sostuvo Marcelo Bellotti, gerente general de la organización Vistage que nuclea a más de 21.000 directivos y dueños de empresas en 20 países, 1.100 de ellos en la Argentina.

En este sentido, `la encuesta anual de calidad de vida busca reflejar el grado de satisfacción de los CEOs con su trabajo, el límite a la invasión de la tecnología en su vida personal y familiar, y cuáles son sus estrategias para reducir el estrés y realizar sus planes personales.

Al ser consultados cuántas horas semanales trabajan en promedio, el 42% dijo hacerlo entre 40 y 49 horas; un 24% lo hace entre 50 y 59 horas y un 22% dijo trabajar menos de 39 horas semanales. Estas proporciones no variaron significativamente en los últimos dos años.

En cuanto a las horas de descanso diarias, sólo un 15 % duerme las recomendadas 8 horas; un 43% duerme 7 horas en promedio, un 34% duerme 6 ho rasdiarias y el 6% duerme 5 horas o menos. No obstante, un 61% dijo dormir siempre con el celular prendido (un número que era del 49% dos años atrás).

Además, un 46% señaló que siempre responde mensajes laborales fuera de horario, y un 47% respondió que lo hace a veces. Las dificultades para `desenchufarse` de sus obligaciones corporativas se manifiestan en que, según un informe de la consultora Grand Thornton, sólo 12% de los ejecutivos se desconecta del trabajo en vacaciones. Récord de optimismo corporativo Según el `Indice de Confianza Empresaria` que la organización Vistage elabora desde 2006, el último trimestre de 2017 alcanzó un `récord histórico` de 133 puntos. Basado en una encuesta de 21 preguntas a más de 200 ejecutivos y dueños de empresas, este índice reflejó que `el 86% de los empresarios espera una mejora en el escenario económico para este año y un 56% evalúa que la situación económica mejoró respecto de un año atrás. En tanto, el 53% de los encuestados considera que su rentabilidad crecerá en 2018`. Sin embargo, al hablar de inversiones y empleos los empresarios se mostraron algo más modestos: el 51% dijo que aumentará su inversión en activos fijos y un 46% estimó que se mantendrá igual. Una proporción similar, 51%, estimó que contratará más personal, y un 45% espera mantener su plantilla durante los próximos 12 meses. El 46% de los CEOs I responde mensajes laborales fuera de horario, y un 47% lo hace a veces

El 59% de los ejecutivos encuestados afirmó disfrutar mucho su trabajo.

La Nación: Los CEO disfrutan de sus tareas, pero el estrés y la familia son cuentas pendientes

La existencia de Diego Licenblat tenía todos los ingredientes de una vida feliz: conducía una exitosa empresa dedicada a los efectos especiales con más de 20 años de trayectoria, era un referente de su rubro en la región -incluso, compartió cartel con Quentin Tarantino- y tenía una familia que lo apoyaba a sol y sombra. Pero algo no andaba bien.

Su compañía prosperaba, sí, pero cada pequeño triunfo parecía cobrarse un poco de su salud. Con apenas 42 años, los malos hábitos alimenticios que había adquirido a causa de su excesiva devoción por el trabajo lo transformaron en un obeso mórbido con una diabetes que lo obligaba a inyectarse insulina y tomar nueve pastillas por día. Su doctor le dijo que, a ese ritmo, estaría muerto en cuatro meses. Su historia no es una excepción.

Una encuesta sobre clima laboral realizada por Vistage, una organización que reúne a CEO y ejecutivos de pequeñas y medianas empresas de todo el país, detectó que un 61% de las 202 personas relevadas estaban satisfechas con la cantidad de horas que le dedican a su trabajo, mientras que un 29% dijo sentirse regular y un 10%, mal.

Además, el 94% manifestó que disfruta mucho o algo de su trabajo, mientras que un 97% afirmó sentirse productivo. Sin embargo, los resultados se tuercen a la hora de discutir el nivel de estrés: el 84% dice experimentarlo en el día a día .

“Creo que el nivel de estrés tiene que ver con el desbalance de la vida personal y profesional”, dijo a LA NACION Carlos Scott, chairman de Vistage. “Si bien pueden estar una cantidad razonable de horas en el trabajo, arrastran problemas que viven a diario y les hacen perder calidad en el tiempo que pasan con sus familias”, agregó.

“La realidad es que las situaciones de estrés surgen de todos lados: desafíos inesperados con un cliente, situaciones con empleados, pagos que se atrasan y te complican el cashflow“, cuenta Alberto Patrón, CEO de Condor Technologies. “En un principio me peleaba con ellos y me preguntaba ¿por qué me pasa esto a mí?”

Con él coincidió la endocrinóloga Laura Maffei, dueña de Maffei Centro Médico, para quien “no tener estrés no existe”. “Hay muchos escenarios en que se puede activar, como cuando no me pagó alguien y tengo pendiente abonar los sueldos de los empleados”, ejemplifica.

Conectados

El estudio detalla hasta qué punto muchas de las personas en posiciones gerenciales tienen dificultades para desconectarse del trabajo luego de abandonar la oficina. En ese sentido, reveló que el 93% de los encuestados responde siempre o a veces las consultas por temas laborales una vez que terminó la jornada de trabajo, y que el 61% duerme todo el tiempo con el celular prendido.

Para muchos, desconectarse no resulta nada sencillo. “Depende bastante de la situación”, comentó Patrón. “Hay situaciones complejas y críticas que uno inevitablemente lleva a la casa y entonces, apenas cruzo el umbral de la puerta, mi mujer me pregunta qué me pasó”, describió.

Maffei afirmó que para ella es una tarea compleja, pero no imposible. Y advirtió: “Uno tiene que tomar la decisión de no abrir la computadora, dejar el celular en la mesa de luz, tener espacios, como los momentos de las comidas, en los que no se responden llamados. No siempre es sencillo, especialmente cuando uno está estresado, porque eso activa un pensamiento reverberante y uno tiene que hacer un esfuerzo para decir basta y pensar en otra cosa”.

El desafío de delegar

“Insistimos en que una manera de solucionar este desbalance en la vida laboral y personal es profesionalizando las empresas. Esto implica sacarse de encima una serie de decisiones operativas que deberían estar delegadas en gente que pueda ser capaz de resolver estas situaciones”, añadió Scott. Pero la mayoría de los entrevistados admite que es más fácil decirlo que hacerlo.

“Todo el mundo habla de la importancia de delegar tareas, pero en una pyme no siempre tenés esa posibilidad”, dijo Maffei. “Implica una pérdida de control y eso estresa, darle lugar a otra persona es un proceso y hay que trabajar mucho sobre eso.”

En el caso de Licenblat, quien recuperó su peso ideal luego de un extenso tratamiento, delegar fue parte de su proceso de sanación, aunque sostuvo que es un compromiso arduo: “Fue y sigue siendo muy difícil porque obviamente a uno le gustaría que se hagan las cosas como uno quiere y eso no siempre es posible. Además, muchas veces los clientes o proveedores quieren tratar directamente con el dueño o responsable de la empresa”, señaló.

“Es un aprendizaje -afirmó Patrón-. Fui entendiendo que hay maneras distintas a las mías de hacer las cosas y que pueden ser igual o más efectivas. Por eso busco que haya gente en la empresa que haga las cosas mejor que yo”.

Tiempo propio (y compartido)

Entre las recomendaciones para recomponer el balance de los mundos laboral y personal, Vistage alienta que los líderes empresariales dispongan de tiempo a solas o de recreación. Según el reporte, el 43% prefiere dedicarlo a hacer deportes como fútbol, tenis, golf o pesca y solo un 31% lo destina a familias y amigos. Actividades recreativas como leer, meditar y descansar, mirar películas o series y escuchar música, entre otras, interesan al 15% del total.

“Hoy en mi agenda, así como marco diferentes reuniones que tengo, cuatro veces por semana arreglo un encuentro conmigo. Ese espacio tiene el mismo peso que una reunión impostergable”, afirmó Licenblat. En este marco, dijo que tiene muchísimas actividades que lo “liberan”, como las esculturas que realiza (llegó a exponer en ArteBA), la guitarra y un nuevo pasatiempo: salir a andar en motocicleta.

El 95% de los encuestados también dijo disfrutar mucho o algo del tiempo que comparte con los miembros de su familia, mientras que el 48% manifestó sentirse regular o mal con la cantidad de horas que efectivamente pasa con ellos.

“La música para mí es mágica y luego está el resto de los hobbies, la fotografía, el cine y, por supuesto, viajar”, relató Patrón. “La familia también es un gran apoyo. Tengo nenas chicas y la inocencia, el cariño y el recibimiento al grito de ?¡papá!’ logra, en general, exorcizar la mayor parte de las preocupaciones que traigo del trabajo”, sostuvo.

El escritor Alain de Botton dijo que “no existe una cosa como el equilibrio entre el trabajo y la vida. Todo por lo que vale la pena luchar te desequilibra”.

La frase resuena especialmente para todos esos emprendedores que, a diario, buscan el balance capaz de brindarles la armonía que tanto necesitan.

84% ESTRÉS

De acuerdo con el reporte, una gran parte de los encuestados padecen estrés por temas laborales. El 24% dijo sentirse muy estresado y otro 60% aseguró sentirse medianamente estresado.

Link de la nota: http://www.lanacion.com.ar/2100273-los-ceo-disfrutan-de-sus-tareas-pero-el-estres-y-la-familia-son-cuentas-pendientes

Apertura: Lo echaron y con la indemnización creó su propia compañía que hoy factura $ 120 millones

De operario en una fábrica a dueño de su propia compañía, Gustavo de Freitas cree en las segundas oportunidades y tiene una planta en la que el 80 por ciento del personal proviene de contextos vulnerables.

Dejó la secundaria a los 16 años y comenzó a trabajar como operario metalúrgico en una fábrica que hacía exhibidores. Lo despidieron en 2001 y con los $ 10.000 que recibió como indemnización decidió convertirse en dueño de su propia empresa. Junto a dos empleados lanzó Grupo Advance, una compañía fabricante de estructuras de P.O.P. para el mundo retail. Pasaron 14 años y hoy lidera un equipo con 140 colaboradores en una planta de 15.000 metros cuadrados y cerró el 2017 con $ 120 millones de facturación.

Admite que su perfil comercial salió “a la fuerza” y asegura que sus logros son resultado de la perseverancia pero, sobre todo, de tener en claro sus puntos fuertes y débiles. “Yo entendí mis limitaciones y lo que no sabía lo preguntaba. Me ponía el traje y salía a vender. Volvía a la fábrica y tenía que seguir trabajando. La grasa del alambre es seca y no sale bien de las manos, entonces sabía que tenía que ir a ver los clientes con las manos abajo de la mesa. Siempre la tuve que remar”, recuerda el fundador.

Más allá del crecimiento de su negocio, la empresa se destacó en el concurso por sus políticas de capital humano. Durante la final de Protagonistas de una Nueva Economía, a De Freitas le quedaron cortos los siete minutos de exposición para hablar de todo el trabajo que desarrolla con su personal. “Como vengo de abajo, eso está en el ADN de la empresa. Uno está cerca de la gente porque entiende las dificultades. Tenemos gente que no terminó el secundario y hoy maneja a 20 empleados. Se trata de dar oportunidades”, se sincera.

El año pasado, la empresa puso como objetivo medir e institucionalizar su trabajo social y ambiental que, en realidad, está presente desde la génesis de la compañía. Su premisa de contratación abierta es la que impera desde el comienzo. “Surgió porque solo entendemos las cosas así. Y eso la gente lo devuelve. Porque se hace fiel a la empresa, porque el ambiente de trabajo es diferente y eso genera más productividad. Ahí te hablo como empresario. Genera más compromiso”, explica el CEO de la firma en la cual el 80 por ciento de su personal proviene de contextos vulnerables.

Este grupo está compuesto por personas provenientes de distintas iniciativas que articulan con la Municipalidad de San Martín. A través de un acuerdo firmado con su Secretaría de Derechos Humanos, participan del programa Puente, que busca insertar a expresidiarios al sistema laboral. Gracias a esto, hoy el 4 por ciento de la nómina está compuesta por expresos y para fin de 2017 esperaba que ese número llegara al 8 por ciento. También se suman al programa Empleo, en el que el municipio les acerca personas de bajos recursos –el 25 por ciento de sus empleados proviene de villas de emergencia– para darles una oportunidad de empleo formal. “Muchos vienen de trabajos en negro y ahora cambian totalmente los beneficios. Un trabajo en blanco hace que tengan una obra social, una jubilación, una ART. Eso sumado a que muchas veces no los toman cuando ven en dónde viven”, asegura el fundador de la empresa encargada de darle al 33 por ciento de sus empleados su primer trabajo formal. Por último, colaboran con la municipalidad y son sede de entrenamiento de personas discapacitadas. Sobre esto, asumieron el compromiso de contratar a una persona discapacitada al año.

Desde la empresa también se preocupan por hacer un seguimiento de estos grupos para que logren desarrollarse dentro de la compañía. Además, miden los niveles de escolaridad de los ingresantes –el 50 por ciento de los empleados llega con el colegio incompleto– y a quienes no terminaron el nivel primario se les ofrecen capacitaciones en oficios para poder ser recategorizados luego. Por su parte, quienes tienen incompleto el secundario pueden acceder a formación técnica como lectura de planos, todo siempre a cargo de jefes o encargados internos que lo hacen de forma voluntaria.

Durante 2017 decidieron trabajar, además, con problemáticas de violencia doméstica. Una vez al mes paran la planta durante dos horas para que todo el personal pueda asistir a charlas y talleres sobre el tema. “Se generó un lindo ambiente en el que los chicos se pudieron abrir y contar sus experiencias. De los 140 empleados, 15 dijeron estar dispuestos a recibir ayuda”, asegura De Freitas. Asimismo, la municipalidad de San Martín, a través de su Secretaría de Violencia, les provee un espacio a esas personas para que puedan tratarse. “Entendí que poder vincular lo público con lo privado hace que esto sea más fácil y nos permite tener una medición”, explica el fundador. Desde su costado de negocios agrega que los beneficios también impactan en la productividad: “Si la persona está bien, todo fluye mejor. Cuando institucionalizamos los beneficios vimos que bajó el ausentismo, porque la gente cuida más su trabajo. Estábamos entre 15 y 18 por ciento y lo llevamos a 6 por ciento”.

De Freitas camina la fábrica e intenta estar cerca de su gente. Uno de los programas del que habla con más entusiasmo es el que brinda ayuda financiera a los empleados. Bajo esta iniciativa, la empresa se hace cargo de cubrir gastos de tratamientos de salud que requieran cualquier persona o familiar directo dentro de la planta. En caso de enfermedades graves, la empresa asume el costo sin que el beneficiario deba devolverlo. Otra de las verticales está dedicada a apoyar proyectos de educación. “Si el hijo de alguien necesita clases particulares o algún empleado quiere estudiar inglés, por ejemplo, nosotros damos un préstamo que lo cobramos a una cuota mínima y sin interés”, explica.

Cuando se trata de mirar hacia afuera, la compañía elige colaborar con la Asociación Empujar. Se trata de un programa en el que chicos con barreras laborales que estén cursando el último año del colegio son capacitados para entrar en un grupo de trabajo. De Freitas es mentor de uno de los chicos, además de aportar económicamente, y ofrece pasantías para los estudiantes dentro de la planta. “Ven que no hay tanta distancia entre empleador y empleado”, asegura.

“Hay que reconocer para luego hacer. Ver qué tanta responsabilidad tenemos. Hasta ahora, los políticos nos demostraron que no pudieron, entonces me parece que hay que tomar las riendas y hacerlo uno. Los empresarios tienen grandes responsabilidades sobre esto. Si yo lo puedo hacer, ¿por qué otros no?”, se pregunta el fundador que, inquieto por naturaleza, está seguro de que la realidad social del país no va a cambiar si los empresarios no toman cartas en el asunto.

Luz verde

La política ambiental de Grupo Advance comienza desde el diseño. Su manual indica que los exhibidores que se fabriquen deben partir de materiales durables. “Creemos que el diseño es el primer paso estratégico hacia lo sustentable. Desde ahí contemplamos necesidades funcionales de usabilidad y comunicación para el cliente, pero siempre teniendo en cuenta las necesidades ambientales dentro de toda la etapa del desarrollo del producto: su producción, logística, implementación, vida útil y reciclado”, aseguraron durante su presentación. Es así como la empresa se esfuerza por aprovechar al máximo la vida útil de cada exhibidor realizado –por ejemplo, creando piezas intercambiables– con el fin de evitar el “usar y tirar” al que muchos deben recurrir con cada nuevo producto.

Se optimiza, también, la materia prima y, en caso de generar desperdicios, estos se reciclan o algunos materiales, como la madera, se donan, por ejemplo, al Penal 46 donde los presos trabajan en juegotecas y regalan los juguetes realizados a organizaciones sociales.

Los proyectos cada vez son más ambiciosos, al igual que las expectativas del fundador. Pero, para De Freitas, esas posibilidades van más allá de la rentabilidad: “El empresario PyME no sabe hacer otra cosa que trabajar. Pero ya no sé si tiene sentido crecer económicamente. Tiene sentido crecer en el impacto”

Link de la nota: http://www.apertura.com/negocios/Lo-echaron-y-con-la-indemnizacion-creo-su-propia-compania-que-hoy-factura–120-millones-20180110-0005.html

Clarin: Un hotel argentino, entre los mejores del mundo

Un año más la prestigiosa publicación de viajes Travel + Leisure dio a conocer el World’s Best Awards, el listado de los 100 mejores hoteles del mundo, de acuerdo a la valoración que han hecho sus lectores de aspectos como las instalaciones, la ubicación, el servicio o la comida.

Entre los ganadores se incluyen refugios de safaris exclusivos, establecimientos urbanos, resorts de playa y alojamientos ubicados entre bosques en plena montaña.

En la edición de 2017, el premio al mejor hotel fue para el Nihi, un complejo ecológico paradisíaco de la isla indonesia de Sumba. Sin embargo, no nos quedamos solo con este: aquí van los 15 mejores.

Cavas Wine Lodge, en Mendoza, ocupa el octavo lugar del ranking.

8- Cavas Wine Lodge, Mendoza, Argentina.

Lujoso y a su vez moderno, este hotel es uno de los más elegantes del país. Construido entre viñedos y rodeado de montañas cubiertas de nieve, el Cavas Wine Lodge cuenta, entre otros atractivos, con un spa morisco con terapias inspiradas en el vino.

Las bodegas cercanas producen excelentes productos que pueden ser degustadas en el establecimiento.

Mirá la nota completa desde acá

Cronista.com: Cómo mantener un ojo en la oficina (desde la playa)

A los dueños de empresas les resulta difícil desligarse completamente del negocio. Cuáles son las recetas de los número uno para tomarse un respiro sin poner en riesgo el funcionamiento de la compañía. La opinión de los especialistas.

Se viene una de las épocas más esperadas del año: las vacaciones. Pero cuando llegan se entremezcla la sensación de disfrute con la incertidumbre de qué pasará en la oficina mientras nos tomamos esas semanitas para descansar. Es difícil desligarse del todo cuando se es dueño de empresa, entonces surge la duda: ¿Cómo controlar que todo vaya bien en la empresa mientras pisamos la arena y miramos el mar?

Para Alejo Cantón, presidente de Vistage Argentina, los dueños de pymes suelen tener un enorme desafío con sus vacaciones porque les cuesta confiar en que las cosas se harán en tiempo y forma sin ellos. “Esta desconfianza tiene un poco de realismo y más de ilusión”, sostiene. Tiene realismo, ya que estas empresas tienen menos recursos para asegurar una primera línea gerencial que sea, a la vez, competente y confiable. Por otro lado, tiene un condimento de ilusión porque el dueño se autopercibe como alguien muy por encima de los demás. “Siente que si se desenchufa en las vacaciones pone en riesgo la empresa”, explica.

Afortunadamente para estos líderes, el crecimiento de las redes sociales y las formas interactivas de comunicación y comercialización electrónica, permiten que, si consideran conveniente y necesario controlar las funciones delegadas, puedan hacerlo, asegura Miguel Terlizzi, director General de Hucap. “Medios de comunicación sobran. Está el WhatsApp, el e-mail, la mensajería IP instantánea, la videoconferencia, entre otros”, ejemplifica.

Leonardo Iglesias, business manager de Omega Car Rental, la primera rentadora de autos boutique del país, cuenta desde su experiencia: “Cuando me voy de vacaciones no me desconecto de la empresa. Necesito saber que está todo bien en la oficina para poder disfrutar de mi descanso con tranquilidad”. Para mantener la comunicación con sus colaboradores, el manager utiliza, principalmente, la aplicación móvil WhatsApp, aunque también aprovecha el correo electrónico. “Y, si hay necesidad, llamo por teléfono”, agrega.

“Las tecnologías vinculadas con la movilidad empresarial pueden ser muy útiles en este contexto en el cual el empresario necesita tener la tranquilidad de saber que puede tomarse un descanso, pero, a su vez, tener los elementos para conectarse si así lo necesita”, afirma Christian Acosta, gerente de Ventas de Citrix para el Cono Sur.

“En estos casos, la implementación de soluciones de virtualización y de administración de dispositivos móviles (MDM) y de aplicaciones móviles (MAM), como así también aquellas que permitan el trabajo en la nube o el intercambio seguro de archivos, son ideales”, enfatiza. Así, ya sea desde la playa o la montaña, siempre que se tenga conexión a Internet, los dueños de pymes podrán interactuar y hasta trabajar de forma colaborativa con quienes estén en la oficina sin complicaciones y sin que la seguridad de los datos se vea afectada.

El gerente comparte algunos tips que todo emprendedor que quiera vacacionar tranquilo sin perder contacto con la oficina debe tener en cuenta. En primer lugar, contar con un acceso remoto seguro que permita ingresar a todas las carpetas y archivos, como si estuviera en su propio escritorio. Por otro lado, sugiere controlar que este acceso se adapte a los distintos dispositivos y sistemas operativos, para que, en caso de que el dueño de pyme necesite revisar un documento desde el celular pueda hacerlo y, además, no tenga inconvenientes respecto a compatibilidades con las versiones de quienes lo hayan creado.

Otro punto a considerar es garantizar la seguridad de la información si el dispositivo utilizado se pierde, es robado o se daña. “La virtualidad es una de las mejores soluciones, ya que permite centralizar los datos y protegerlos con distintos niveles de autenticación”, dice Acosta. No hay peligro dado que los datos no se encuentran alojados en el equipo.

El uso de aplicaciones que faciliten el trabajo también puede optimizar la experiencia del empresario pyme. Julián Gurfinkiel, fundador de Turismocity, explica que con sus socios usan la aplicación Asana para llevar un control sobre las tareas y proyectos del equipo durante las vacaciones.

“La herramienta permite una organización por espacio de trabajo, proyecto y tareas. Dentro de ésta se pueden incluir notas, comentarios y etiquetas”, detalla. Además, para estar conectado por si alguien en la oficina tiene alguna consulta, el emprendedor utiliza WhatsApp. “La uso con cada empleado para mantener una comunicación rápida y directa. Es posible gracias a que el equipo es pequeño y hay comunicación fluida”, profundiza.

Gurfinkiel está satisfecho con una reciente experiencia, ya que en noviembre viajó a una conferencia de turismo en Miami junto a sus dos socios y su oficina funcionó como lo hace habitualmente. “Gracias a la confianza que tenemos con nuestro equipo, los buenos resultados y las nuevas tecnologías que nos permitieron estar online a todo momento, el desempeño fue similar a una semana normal”, describe.

Otros recaudos

Más allá del uso de la tecnología, los líderes toman otros recaudos para asegurarse de que en Buenos Aires todo siga su curso habitual. Gurfinkiel, por ejemplo, asegura que los directores tratan de turnarse cuando se toman vacaciones de verano para no coincidir los tres al mismo tiempo. Esta forma permite al socio saber que quedan personas autorizadas a tomar decisiones.

Entre estas medidas, que escapan a lo tecnológico, Cantón adhiere, como una solución práctica, dejar instrucciones claras a los reportes directos con objetivos y tareas específicas y medibles para que no haya lugar a dudas y pedirles que envíen por correo electrónico un informe diario del progreso de sus tareas, siempre a la misma hora. A su vez, es importante que también estén disponibles para atender el teléfono durante una hora después de haber enviado el mail.

“Así, el dueño puede reservarse una hora diaria para controlar la gestión y contar con el resto del día para descansar”, afirma. Iglesias también comenta sobre la importancia de tener a alguien de entera confianza para que lidere en la oficina y contar con empleados bien formados que permitan descansar sin encontrar un caos al retornar. “Mientras vacaciono mantengo una buena vía de comunicación con las principales personas que están a cargo. Estar accesible a tu personal y socios, aunque estés de vacaciones, no es un factor de estrés, todo lo contrario, te da la certeza de que, en tu ausencia, las cosas siguen bien y sin mayores problemas”, indica.

En el caso de Anchus, la empresa de ropa y accesorios para bebés y niños, los dueños son marido y mujer. Trabajar juntos y llevar adelante una familia hace que necesiten sus momentos de desconexión y descanso. Sin embargo, ellos saben que, como titulares de la marca, hay decisiones y responsabilidades que dependen solamente de ellos, por ende no pueden estar totalmente desconectados de la empresa. “Intentamos vacacionar en lugares donde podamos conectarnos a Internet y tener a mano dispositivos que agilicen la tarea sin tener que estar presente, y, al menos una vez por día, revisar mails y atender algún llamado urgente”, dice Andrea Alsina, fundadora de Anchus.

Según Terlizzi, la clave para poder tener un descanso lo más placentero posible radica en el proceso de delegación. “Pero esto no significa delegar lo que nunca se derivó para irnos de vacaciones sin tener que preocuparnos, sino que se trata del arte de delegar propiamente dicho con seguimiento, retroalimentación y feedback“, explica.

El director General establece que un proceso efectivo de delegación consiste en brindarles responsabilidad y autoridad a los colaboradores para la realización de tareas y/o alcance de objetivos, realizando un seguimiento de los mismos y con constante retroalimentación durante este proceso.

“La delegación es una herramienta fundamental para desarrollar y fomentar colaboradores más productivos, motivados, comprometidos con la organización. El poder llevar a cabo este proceso se conjuga con la utilización de la convergencia para controlar aquello que no pueda ser delegado durante el descanso”, concluye Terlizzi.

Link de la nota: https://www.cronista.com/contenidos/2016/01/07/noticia_0010.html